La portada de mañana
Acceder
La inmunidad salva a Juan Carlos I de fraude fiscal, blanqueo y amenazas
Las montañas submarinas son parte de los océanos que necesitan protección
"Este artículo no lo puede escribir una Inteligencia Artificial", por Isaac Rosa

El Gobierno marca distancias con la rebaja fiscal de la Comunitat Valenciana

La ministra Portavoz, Isabel Rodríguez

Irene Castro


1

Ha sido una rueda de prensa complicada para la portavoz del Consejo de Ministros, Isabel Rodríguez. El Gobierno lleva varias semanas atizando al PP por los anuncios de rebajas fiscales, muy focalizadas en ese caso en el impuesto de Patrimonio. Pero el discurso del PSOE se ha quebrado con el anuncio del president de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, de reducir el IRPF en los tramos más bajos. La conclusión es que Moncloa se distancia de la decisión del barón socialista. “Cada vez que hablamos de rebajar está el debate de qué recortar y este Gobierno no quiere recortar derechos y prestaciones a las personas que más lo necesitan en este momento de dificultad”, ha expresado Rodríguez en la respuesta más clara sobre el asunto.

El PSOE responde a Feijóo: “El 55% del IVA nutre a las comunidades. ¿Quiere decir que se están forrando?”

El PSOE responde a Feijóo: “El 55% del IVA nutre a las comunidades. ¿Quiere decir que se están forrando?”

“La posición del Gobierno es bien conocida. La política fiscal no se puede diseñar en abstracto. Cada vez que tomamos una decisión en materia fiscal y se reducen ingresos tenemos que plantearnos dónde se reducen y a quién afecta esa reducción. Nuestro compromiso es claro y rotundo: este Gobierno va a practicar una política fiscal que redunde en mayor justicia social”, ha señalado Rodríguez.

“Ese es el planteamiento del Gobierno, que respeta a las comunidades, pero todos debemos hacer un discurso responsable porque cuando hablamos de política fiscal y de reducir la política fiscal estamos hablando de reducir ingresos, recursos que después vamos a necesitar en forma de maestros, de sanitarios, de ayudas a las personas desfavorecidas, de prestaciones importantes, como dependencia”, ha agregado.

Aunque en Moncloa reconocen que el planteamiento de Puig es “diferente” al del PP, dado que el president se ha esmerado en explicar que su propuesta trata de “beneficiar a las familias con menos ingresos” y de “mejorar la redistribución de la riqueza y la progresividad” mientras que las comunidades gobernadas por los conservadores están eliminando un impuesto que afecta exclusivamente a quienes más tienen, la decisión rompe el discurso pedagógico que estaba haciendo el Gobierno sobre la fiscalidad, basado en que pagar impuestos redunda en el estado de bienestar.

“Este es un Gobierno que hace una apuesta por un país donde hay justicia social por donde se pueda avanzar y modernizar. La política fiscal no tiene otro fin que la justificación social”, ha destacado Rodríguez, que ha asegurado que la propuesta fiscal que el Gobierno presentará en los próximos días (previsiblemente el jueves) perseguirá que “aquellos que más tienen, más contribuyan”. Lo que no ha querido contestar la portavoz es si en el planteamiento del Ejecutivo habrá rebajas en el IRPF en los tramos más bajos.

En una rueda de prensa en Ferraz el lunes, la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, confirmó que la pretensión es hacer una subida selectiva de impuestos coincidiendo con la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado. Ni Montero ni Rodríguez han querido dar detalles de ese paquete, que aún se negocia dentro de la coalición, pero la titular de Hacienda dio a entender que habría nuevas figuras, como el impuesto a las grandes fortunas, pero también retoques a impuestos ya existentes. Unidas Podemos está presionando para que haya un incremento en los tramos más altos del IRPF así como un gravamen del 15% en sociedades.

En el Ejecutivo restan importancia a las discrepancias que han aflorado en la coalición en la recta final de la negociación presupuestaria para la que también han comenzado los contactos con otros partidos. ERC, que es clave para que las cuentas públicas salgan adelante, ha recordado su exigencia de avanzar en lo que los republicanos consideran la 'agenda anti-represión' en Catalunya y que pasa por reformas legales para desjudicializar el conflicto político.

El Gobierno se comprometió a impulsar cambios legislativos en esa dirección en la reunión de la mesa de diálogo que tuvo lugar en julio y Rodríguez ha asegurado que mantienen esa intención. “Creemos que España podría homologar la definición de este tipo penal a países de nuestro entorno [ha respondido sobre el delito de sedición]. Hay que conformar mayorías. Se trata de una ley importante. Si lo gramos una mayoría suficiente, se puede explorar esa modificación. 

“Espero que se le caiga la cara de vergüenza al PP por el Poder Judicial”

Más desenvuelta se ha mostrado Rodríguez en el ataque al PP por el bloqueo del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) en la semana en la que el comisario europeo de Justicia, Didier Reynders, visita España para reunirse con el Gobierno y el principal partido de la oposición para abordar el asunto. La situación para el Ejecutivo es insostenible y así se lo trasladarán los ministros de Justicia y Presidencia, Pilar Llop y Félix Bolaños, respectivamente, en sendas reuniones previstas. 

“Lo relevante de esta visita es que se produce porque hay una anomalía en España”, ha expresado la portavoz, Isabel Rodríguez, que ha señalado que el “único causante es el PP”. “Espero que se les caiga la cara de vergüenza cuando tengan que dar esa explicación, aquí en España, al comisario Reynders”, ha agregado Rodríguez sobre la reunión que mantendrá con el responsable del área en el PP, Esteban González Pons.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats