La portada de mañana
Acceder
El ingreso mínimo solo llega a un tercio de los hogares previstos un año después
Ferraz redobla la presión sobre Susana Díaz para que dimita ya
Opinión - Meterse en un jardín, por Esther Palomera

EXCLUSIVA

El Gobierno ocultó al Congreso y a la ONU la exportación de más de un centenar de morteros a Arabia Saudí en 2018

La secretaria de Estado de Comercio, Xiana Méndez, fue la encargada de presentar los datos de 2018 en el Congreso.

El Gobierno no incluyó en sus informes oficiales de 2018 buena parte de los morteros que la consultora Everis y una filial exportaron ese año a Arabia Saudí y que ha destapado una investigación de elDiario.es. El Ejecutivo solo informó al Congreso, a la ONU y al Tratado sobre el Comercio de Armas de menos de una décima parte de las armas que esta consultora –presidida por el exministro de Defensa de Aznar Eduardo Serra– mandó ese año al régimen de Riad en virtud de dos contratos de casi 89 millones de euros. 

Empresas españolas entrenaron a militares de Arabia Saudí en dependencias del Ejército en Zaragoza

Empresas españolas entrenaron a militares de Arabia Saudí en dependencias del Ejército en Zaragoza

La Secretaría de Estado de Comercio trasladó en su informe oficial que en 2018 se exportaron a Arabia Saudí solo 21 sistemas de mortero (la tecnología que permite usarlos y colocarlos en vehículos) y un mortero. En realidad ese año se exportaron muchísimas más armas a Riad: fueron al menos 151 morteros de distintos calibres y 100 sistemas de mortero.

El número se ha obtenido cruzando los datos de Comercio Exterior de Aduanas con la información de los contratos de Everis y de los buques de carga saudíes obtenidos por este periódico.

Los resultados de esta investigación ponen de manifiesto que los morteros españoles que se están utilizando en la guerra de Yemen se exportan sin control alguno o bien se están ocultando en los informes que se remiten tanto al Congreso como a relevantes instituciones internacionales. Buena parte de estas armas que se han enviado a Arabia Saudí no figuran a día de hoy en ninguna estadística oficial.

Preguntados por estos errores en los datos que trasladó al Congreso la secretaria de Estado de Comercio, Xiana Méndez, desde su departamento respondieron que "no hay constancia de ninguna exportación de morteros en 2018". Tras repreguntar y enseñar la documentación que demuestra lo contrario, la misma fuente oficial replicó que "no tienen nada más que añadir".

Un solo documento basta para demostrar que el Ejecutivo no controló los morteros exportados. El 20 de febrero de 2018, un buque de la naviera saudí Bahri atracó en el puerto de Motril para recoger armamento de Everis y su filial NTGS. Solo ese día se cargaron en el barco más morteros hacia Arabia Saudí que los reportados oficialmente por el Gobierno en todo 2018 y 2019: subieron al buque seis sistemas de mortero y 26 morteros: 24 de 120 mm, uno de 81 mm y otro de 60 mm, según los manifiestos de carga.

Apenas dos meses después, el 17 de abril de 2018, llegó otro buque saudí al puerto de Motril y cargó de nuevo decenas de morteros más, según los datos de Aduanas. La siguiente visita sería el 26 de junio de ese año y también se cargaron decenas de morteros, munición y repuestos.

Los plazos de entrega del contrato, establecidos a mediados de 2017 con el ministro del Interior de Arabia Saudí, también contradicen la versión del Gobierno: el material debía entregarse en un máximo de 300 días desde la expedición de una letra de crédito por parte del Ejecutivo saudí.

La cantidad pactada de morteros en los contratos de esta consultora y su filial –250 morteros y 100 sistemas de mortero– también es mucho más alta que la que figura en las estadísticas del Gobierno. Los números de Aduanas, en cambio, sí coinciden con los del contrato.

El negocio para vender estos morteros fue aprobado por el Gobierno de Mariano Rajoy, con quien el presidente de Everis había compartido Consejo de Ministros durante cuatro años. El permiso se concedió desoyendo múltiples resoluciones del Parlamento Europeo en las que se pedía a los Estados miembro que cumplieran con la normativa comunitaria y se abstuvieran de vender más armas a Arabia Saudí.

Durante su comparecencia en la Comisión de Defensa del Congreso, la actual secretaria de Estado de Comercio aseguró que la guerra en Yemen era una "preocupación esencial" para el Ejecutivo de Pedro Sánchez. Durante los últimos años, sin embargo, se ha seguido enviando material militar a Riad, los buques cargueros de ese país siguen visitando el puerto de Motril para cargar munición e incluso soldados saudíes que participan en esa guerra vinieron en 2018 y 2019 a recibir entrenamiento en dependencias del Ejército en Zaragoza.

Everis no ha respondido a las preguntas de este periódico, tampoco el Ministerio de Defensa. El Ministerio de Exteriores, encargado de reportar los datos de exportaciones al Tratado sobre el Comercio de Armas y a la ONU, ha respondido que la información que trasladaron a estos organismos provenía de la Secretaría de Estado de Comercio.

Sara del Río y Conrado García (Greenpeace) han participado en esta investigación, iniciada en el marco del proyecto #EUArms de Lighthouse Reports.

Publicado el
13 de mayo de 2021 - 22:12 h

Descubre nuestras apps

stats