Iglesias avisa a Sánchez de que no aceptará recortes en las pensiones: "Para que se cumplan los acuerdos soy muy cabezón"

El vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, durante una sesión de control al Ejecutivo, en Madrid (España), a 16 de diciembre de 2020. Esta sesión de control al Gobierno se celebra tras siete horas de debate sobre el estado de alarma.

El vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, ha marcado distancias con la parte socialista del Gobierno en algunos asuntos clave para el arranque del próximo año, como la reforma de las pensiones o el Salario Mínimo Interprofesional. En una entrevista en el programa Las Cosas Claras de TVE, Iglesias ha avisado a Pedro Sánchez de que no aceptará una reforma del sistema de pensiones que implique "cualquier recorte". "La línea roja es el acuerdo de gobierno y es muy claro: dice que estamos obligados a mantener y a mejorar la capacidad adquisitiva de las pensiones y eso es incompatible con cualquier recorte. Me acusarán de ser muy cabezón, pues para que se cumplan los acuerdos firmados soy muy cabezón", ha dicho en referencia a la charla que mantuvo con la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, en los pasillos del Congreso en la que se escuchó a la portavoz decirle que no fuera cabezón sobre una de las discrepancias que en ese momento el socio minoritario de la coalición tenía con el PSOE.

Unidas Podemos ha dejado claro que no le gusta el planteamiento de reforma del sistema de pensiones en el que está trabajando el Ministerio de Seguridad Social y que apuesta por ampliar el periodo de cómputo de las pensiones a los 35 años desde los 25 actuales. Tampoco convence en las filas socialistas dado que se aleja de lo estipulado en el Pacto de Toledo. No obstante, desde el PSOE insisten en que los ministerios trabajan con numerosos borradores antes de que la propuesta definitiva reciba luz verde. "Esto es un recorte en las pensiones públicas", había avisado previamente la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, en una entrevista en la Cadena Ser. Iglesias ha recuperado ese argumento y ha asegurado que no aceptará la propuesta en esos términos. Así, ha abogado por incrementar los ingresos vía impuestos -ha recordado que España está siete puntos por debajo de la media europea en nivel de tributación- para garantizar el sostenimiento de las pensiones de quienes ahora están trabajando.

Tanto Díaz como Iglesias han mostrado, además, su disconformidad con la decisión de congelar el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) en el arranque del año. El Gobierno lo ha mantenido en 950 euros mensuales a expensas de lograr un acuerdo en el marco del diálogo social. Los socialistas consideran que a mediados de 2021 se podrá reevaluar el SMI cuando la certidumbre para las empresas sea mayor. La ministra de Trabajo ha lamentado que no se hayan subido ni "30 céntimos al día" los sueldos más bajos, que sería la cifra de incremento si se hubiera aceptado su propuesta de elevarlo un 0,9%, como las pensiones y el sueldo de los funcionarios. El vicepresidente segundo también ha cuestionado que no se haya subido en esa línea después de que el Gobierno haya hecho un "esfuerzo" en ayudar con dinero público a las empresas. "Hay que reivindicar lo hecho, gracias también al esfuerzo de los empresarios, y recordar la trágica situación que está atravesando el tejido empresarial", justificó Sánchez este martes.

Iglesias también se ha desmarcado de la apuesta de Sánchez por renovar la monarquía. El presidente espera cambios de Felipe VI en materia de "transparencia" y "ejemplaridad". "Respeto que los monárquicos quieran reforzar a la Corona", ha dicho el líder de Unidas Podemos, que ha insistido en la existencia de un debate sobre la utilidad de la monarquía. "Las dos fuerzas políticas tenemos opiniones diferentes", ha dicho sobre las discrepancias entre PSOE y Unidas Podemos sobre el modelo del Estado. "Hemos hecho muchas iniciativas a nivel parlamentario para que se puedan investigar actividades presuntamente ilícitas de la familia real. Hay un debate sobre si tiene sentido que los presuntos delitos del anterior jefe de Estado y miembros de la familia real puedan ser impunes", ha rematado.

En un momento distendido de la entrevista en la que estaban hablando de series -Iglesias ha dicho que le regalaría al rey la de Álex de la Iglesia '30 monedas', cuyo título hace referencia a la cantidad de monedas por la que Judas Iscariote traicionó a Jesucristo-, Jesús Cintora le ha preguntado qué políticos representarían a "El Bueno, el feo y el malo". Ha mencionado como el bueno al doctor Fernando Simón, se ha situado a sí mismo como el feo, y ha dudado unos instantes antes de señalar a "Emiliano" [García-Page], como el malo. El presidente castellanomanchego es uno de los barones más críticos con la actual coalición y con Unidas Podemos, tal y como ha argumentado Iglesias.

En lo que sí se ha acompasado el discurso con Sánchez es en referencia a los indultos para los presos independentistas. "Hay que ir hacia el diálogo, hacia la normalización y hacia una convivencia que se fundamenta en la libre discusión de ideas, y ahí los dispositivos jurídicos establecidos están para ayudar y el Gobierno los tiene y los debe usar", ha afirmado. Aunque no fue tan rotundo, Sánchez también prepara el terreno para el momento en el que haya que abordar el perdón gubernamental. "Este Gobierno no ha escondido sus intenciones, apuesta por el reencuentro y la reconciliación", dijo el presidente: "Es importante superar episodios aciagos que nos sonrojan al conjunto del país. Cuando hablamos de Catalunya nadie está libre de culpa. Todos hemos cometido errores. Lo que tenemos que hacer es aprender de esos errores, mirar hacia adelante y ser capaces de encontrar un espacio en el que nos podamos reencontrar".

En todo caso los indultos no llegarán al Consejo de Ministros hasta que pasen las elecciones catalanas del 14 de febrero, pese a que Iglesias apostó por que su resolución se produjera "cuanto antes". Sobre la candidatura del ministro de Sanidad, Salvador Illa, para la Generalitat, ha mostrado su respeto ha asegurado que corresponde al propio ministro y a su partido a explicar esta decisión de abandonar el Ministerio. "Máximo respeto a las decisiones del PSC y sobre quién tiene que ser su candidato. Aprecio a Illa y le deseo lo mejor en términos personales, aunque la mejor candidata es Jessica Albiach, la candidata de los comunes y partir de ahora habrá una campaña electoral y cada uno defenderá a su partido", ha subrayado. Sánchez ha telefoneado a Iglesias al difundirse la decisión y han convenido que los cambios en el Gobierno se limitarán a los necesarios para suplir la vacante que deja Illa y que no afectarán a los departamentos de Unidas Podemos.

Etiquetas
Publicado el
30 de diciembre de 2020 - 14:16 h

Descubre nuestras apps

stats