Noticia de agencia

Noticia servida automáticamente por la Agencia EFE

Esta información es un teletipo de la Agencia EFE y se publica en nuestra web de manera automática como parte del servicio que nos ofrece esta agencia de noticias. No ha sido editado ni titulado por un periodista de eldiario.es.

El ISIS publica un vídeo con la supuesta decapitación del rehén británico

Captura del vídeo difundido por el ISIS

EFE

Beirut —

El grupo radical Estado Islámico (EI) publicó hoy un vídeo con la supuesta decapitación del británico Alan Henning, secuestrado en diciembre pasado en Siria y el cuarto rehén occidental asesinado por los yihadistas en este país.

La grabación, cuya autenticidad no pudo ser verificada y de un minuto y once segundos de duración, fue publicada en páginas web empleadas por los islamistas y se titula “Otro mensaje para América y sus aliados”.

En el vídeo, Henning dice: “Por la decisión de nuestro Parlamento de atacar al Estado Islámico, yo como miembro del público británico, pagaré ahora el precio por esta decisión”.

Acto seguido, su verdugo, enmascarado y vestido de negro, afirma en inglés que “la sangre de David Haines (el anterior rehén británico ejecutado) está en las manos de (primer ministro británico) David Cameron, y ahora Henning será sacrificado y su sangre estará en las manos del Parlamento británico”.

Al igual que en las ejecuciones anteriores, la víctima es decapitada en un lugar desértico al aire libre y parece que el verdugo es el mismo.

Al final del vídeo, el EI presenta a un nuevo rehén, el estadounidense Peter Edward Kassing, en un escenario similar.

El yihadista enmascarado agarra a Kassing del cuello y dirige unas palabras al presidente estadounidense, Barack Obama.

“Has comenzado un bombardeo aéreo en Sham (Siria), que sigue golpeando a nuestra gente. Así que es un derecho que continuemos golpeando los cuellos de vuestra gente”, amenaza el yihadista.

Henning era un taxista británico, de 47 años, que trabajó en Siria como voluntario de una organización humanitaria.

Su decapitación es la cuarta de un rehén occidental por el EI desde agosto pasado.

Antes de él, fueron asesinados los periodistas estadounidenses, James Foley y Steven Sotloff, y el cooperante británico David Haines.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats