Noticia de agencia

Noticia servida automáticamente por la Agencia EFE

Esta información es un teletipo de la Agencia EFE y se publica en nuestra web de manera automática como parte del servicio que nos ofrece esta agencia de noticias. No ha sido editado ni titulado por un periodista de eldiario.es.

Los liberales y los progresistas arrasan en las elecciones en Países Bajos

Los liberales y los progresistas arrasan en las elecciones en Países Bajos
La Haya —

0

La Haya, 17 mar (EFE).- El partido liberal de Mark Rutte ganó este miércoles las elecciones generales en Países Bajos, en las que obtiene unos 36 escaños, según los sondeos a pie de urna, y le siguen los progresista D66, liderados por la diplomática y ferviente proeuropea Sigrid Kaag, que marcó un récord histórico de 27 escaños, desplazando a la ultraderecha.

“Compatriotas, estoy muy orgulloso”, subrayó Rutte en su primera reacción, y alertó de que “la agenda que tenemos por delante es muy grande, hay que seguir dirigiendo Países Bajos durante la crisis del coronavirus en las próximas semanas y meses”, lo que exige apoyo a las pymes, y la gestión de los problemas del mercado inmobiliario y el cambio climático, dijo.

Rutte cumplió las expectativas adelantadas por las diferentes encuestas de las últimas semanas y logró su cuarta victoria consecutiva en las urnas, después de llegar al poder en 2010 y dirigir tres legislaturas con diferentes partidos políticos, incluida la coalición saliente formada por los liberales, D66, los democristianos CDA y Unión Cristiana.

Con tres escaños más que en la actualidad, el VVD es el mayor partido del Parlamento, aunque Rutte aprovechó su intervención para “felicitar a Sigrid Kaag por la enorme victoria de D66”, que deja a los progresistas en segundo lugar, una posición ocupada hasta ahora por el ultraderechista Geert Wilders (PVV), líder de la oposición en Países Bajos.

Kaag, de 59 años, se especializó en estudios de Oriente Medio y pasó gran parte de su carrera en el exterior, sobre todo como funcionaria de Naciones Unidas, ocupando cargos internacionales en Jerusalén, Ginebra, Jordania, Nueva York y el Líbano, entre otros, hasta que en 2017 fue nombrada ministra de Comercio Exterior y Cooperación al Desarrollo en el tercer gabinete de Rutte.

Kaag, que se posiciona como probable socia de Rutte en la futura coalición, consideró su victoria una señal de que los neerlandeses “no son extremistas, sino moderados”, y dijo estar preparada para llevar “el optimismo y la visión de D66” a las negociaciones del gobierno que dirigirá Países Bajos en los próximos cuatro años.

Prometió “abordar el desastre climático” de una “manera más progresista, más justa y más verde”, y mostró su disposición a invertir en educación y en “buenas viviendas para todos”, recordando que se toma “muy en serio la confianza depositada” por los votantes en D66.

Wilders aseguró estar satisfecho con sus 17 escaños, tres menos de los que tenía hasta ahora, aunque reconoció que “esperaba más, pero estos siguen siendo un gran resultado”, y asumió que no formará parte del próximo gobierno.

“Creo que no hay lugar para nosotros en la coalición. Pero también mostraremos la fuerte voz del PVV desde la oposición. Tengo mucha energía para eso y estoy deseando que llegue el momento", añadió.

El cuarto lugar en el Congreso ha sido para los demócratas cristianos (CDA), que tuvieron al ministro de Finanzas, Wopke Hoekstra, a la cabeza de su lista, y los sondeos les dan 14 escaños, una pérdida de cinco diputados con respecto a la acualidad, lo que “por supuesto es un resultado decepcionante”, reconoció.

El golpe electoral se lo han llevado varios partidos de la izquierda. Los verdes GroenLinks y el Partido Socialista (PS) perdieron seis escaños, quedándose con ocho diputados cada uno, lo que supone un golpe sobre todo para el partido ecologista, que había sido muy popular en las encuestas en los últimos años, desde las generales de 2017.

Por su parte, Unión Cristiana, el cuarto socio de la coalición saliente, perdió un escaño en el Parlamento, aunque su líder, Gert-Jan Segers, subrayó que no “se arrepiente” de su participación en la tercera legislatura de Rutte y aseguró que mira “hacia atrás con gratitud por todo” lo que han podido hacer desde el gobierno.

El partido de ultraderecha Foro para la Democracia (FvD), de Thierry Baudet, lograría hasta ocho escaños en La Haya, si se confirman los sondeos, lo que supone cinco diputados más en la Cámara para este partido, que protagonizó serias tensiones con parte de sus miembros, lo que provocó una escisión, JA21, que entró hoy con tres escaños en el Parlamento.

El partido proeuropeo Volt también se apuntó una importante victoria electoral, puesto que entra por primera vez en un parlamento nacional en la Unión Europea, donde el grupo tiene diferentes partidos dispuestos a buscar representación parlamentaria en el resto de los Veintisiete.

Su líder, Laurens Dassen, aseguró estar “extremadamente orgulloso” de que su partido haya recibido tantos votos, que le dan tres escaños en la Cámara, y celebró haber logrado esta victoria con un “programa progresista hipereuropeo” con el que pretenden “demostrar que la UE va a funcionar no solo para las grandes empresas, sino para todos los europeos”.

Hay otros dos nuevos partidos que entran en el Parlamento: el antirracista Bij1, con un programa que busca representar a las minorías, y BBB, formado por granjeros neerlandeses.

El conteo de votos empezó esta noche y los datos se irán conociendo a medida que avancen las horas, pero algunos colegios pueden parar en un momento dado y continuar este jueves.

En cualquier caso, el resultado no será oficial en un 100 % ya que puede ser necesario hacer algunos ajustes con escaños residuales, por lo que el Consejo Electoral prevé confirmar los resultados el 26 de marzo.

Imane Rachidi

Etiquetas
Publicado el
18 de marzo de 2021 - 02:16 h

Descubre nuestras apps

stats