"La ley mordaza es una venganza contra los movimientos sociales surgidos tras el 15M"

Concentración en Sol contra la represión policial.

El Partido Popular ha aprobado este jueves en solitario la nueva Ley de Seguridad Ciudadana, que los movimientos sociales han renombrado como "ley mordaza" por los "recortes en derechos y libertades" que implica. Una norma que nace con el compromiso claro de toda la oposición a derogarla si en las próximas elecciones generales se produce un cambio de Gobierno.

El Congreso aprueba la Ley de Seguridad Ciudadana, que la oposición promete derogar

El Congreso aprueba la ley de seguridad ciudadana que la oposición promete derogar

La Plataforma en Defensa de la Libertad de Información (PDLI) y la organización civil Avaaz han mantenido una posición de lucha contra esta ley desde que el Gobierno anunció su intención de aprobarla. "La ley mordaza es una venganza contra los movimientos sociales surgidos tras el 15M", apunta Patricia Martín, portavoz de Avaaz.

"Se trata del peor recorte de derechos y libertades desde el franquismo", señala la portavoz de la PDLI, Virginia Pérez Alonso. "Es una vuelta de tuerca de la ley Corcuera", que, junto a la aprobación también este miércoles de las dos nuevas reformas del Código Penal, "criminaliza el derecho a informar y ser informado".

Según explican desde PDLI, "la lista Falciani o el caso Snowden podrían ser considerados terrorismo" tras las tres medidas aprobadas hoy. Una consideración que, en opinión de Pérez Alonso, "puede llegar a afectar a los periodistas en el desarrollo de su trabajo".

"Algo estamos haciendo bien cuando un Gobierno como el del PP tiene que legislar con la voluntad de silenciar la protesta ciudadana", añade Martín en declaraciones a eldiario.es. Pérez Alonso cree que esta reforma "puede provocar un cierto reparo por parte de los ciudadanos para movilizarse y expresarse en libertad", pero no cree que vaya "a frenar las protestas y las movilizaciones".

"No se pueden poner puertas al campo", añade para explicar acto seguido que se ha iniciado "un proceso en el que la ciudadanía ha entendido que la participación política no es solo votar cada cuatro años, y esto no se puede parar por mucho que quiera un Gobierno".

Martín apunta a la ONU como uno de los organismos que ya ha expresado su rechazo a estas leyes, "llamadas a reprimir derechos fundamentales". "Son caballos de Troya en el corazón de la democracia", precisa la portavoz de Avaaz.

Etiquetas
Publicado el
26 de marzo de 2015 - 21:11 h

Descubre nuestras apps

stats