El portavoz de la gestora acusa a Pedro Sánchez de intentar "repartir carnets de posicionamientos ideológicos"

Eduardo Madina, Mario Jiménez y Javier Fernández durante la ponencia política que el PSOE ha celebrado en Madrid este sábado.

No había 'sanchistas' en el foro de la ponencia política que el PSOE ha celebrado este sábado en Madrid, pero Pedro Sánchez ha sido el foco de bastantes acusaciones por parte de los encargados de defender la labor del partido de cara al congreso de junio. Ha comenzado Javier Fernández al criticar de forma velada el modelo de partido que ahora defiende el exsecretario general y ha terminado el portavoz de la gestora, Mario Jiménez, en la clausura al acusar, también de forma velada, a Sánchez de estar "intentando repartir carnets de posicionamientos ideológicos". 

El presidente de la gestora, contra Pedro Sánchez: "El PSOE no debe ser una plataforma al servicio de un líder"

El presidente de la gestora, contra Pedro Sánchez: "El PSOE no debe ser una plataforma al servicio de un líder"

"Hablar de ideas en un momento en el que algunos están intentando repartir carnets de posicionamientos ideológicos puede ser complicado pero no me resisto", ha expresado Jiménez en defensa del trabajo que ha desarrollado el PSOE para el documento marco que se someterá a la discusión de los militantes. "No me gusta que pase en mi partido, pero está pasando", ha lamentado Jiménez.

En el sector 'oficialista' del PSOE genera mucho enfado que el exsecretrio general se reivindique como la izquierda del partido y que se erija en el candidato de los militantes frente al 'establishment' que, a su juicio, representan los barones y cuadros medios.

Jiménez también ha criticado a otros partidos que intentan "juzgar los procesos internos del PSOE" y se ha referido a Podemos: "Que lo hagan algunos que han dado el espectáculo reciente llama la atención", ha dicho Jiménez en la clausura del foro que ha reunido a unos 300 socialistas en el pabellón de la Fudación ONCE. 

En la presentación del acto, el presidente de la gestora, Javier Fernández, también ha cuestionado el modelo de partido que plantea Sánchez, aunque no lo ha citado expresamente: "Democratizar el partido no es convertirlo en una asamblea permanente, ni avanzar hacia una organización más débil y un liderazgo fuerte". También ha advertido de que el PSOE no puede convertirse en "una plataforma electoral al servicio de un líder que reclame autonomía o que exija confianza".

Todas esas críticas se han producido apenas 24 horas antes de que Susana Díaz presente oficialmente su candidatura. En el foro político también ha sido una de las protagonistas ausentes de la jornada al filtrarse que la 'guerrista' Matilde Fernández será una de sus teloneras este domingo, junto a Eduardo Madina, el alcalde de Cornellá, Antonio Balmón -un símbolo importante por su destacada posición en el PSC, el partido hermano del PSOE en el que se da por supuesto que la presidenta andaluza lo tendrá complicado- y Estela Goikoetxea, dirigente cántabra y miembro de Juventudes Socialistas que abrirá el acto. 

Madina: "Yo sí trabajo junto a mi partido"

Tanto Jiménez como Eduardo Madina, encargado de coordinar la ponencia política, han apostado por un PSOE ganador -uno de los argumentos que esgrimen los partidarios de Díaz para hacerse con las riendas del partido-: "Tenemos que ser un partido unido para ganar elecciones", ha expresado el portavoz de la gestora, que ha asegurado que no pueden limitarse a aspirar "a liderar la izquierda". Esa fue una de las principales críticas a Sánchez tras las elecciones generales, cuando celebró los resultados, pese a ser los peores de la historia, por haber evitado el sorpasso de Podemos. "Este partido hace historia ganando las elecciones y cambiando las cosas", ha expresado Madina en alusión a la frase "hemos hecho historia" de Sánchez tras los comicios del 20D

Madina ha reivindicado el pasado del PSOE y de los gobiernos de Felipe González y José Luis Rodríguez Zapatero: "¿Hay algún problema en reivindicar el orgullo de que este partido haya gobernado? ¿Hay algún problema con 22 años de gobierno? Creo que no lo hay", ha dicho el dirigente vasco entre aplausos.

Sobre el proyecto que este sábado ha pasado a su fase final del trabajo de la gestora (los asistentes han hecho aportaciones al documento planteado por los redactores, que esta semana las añadirán para el texto final que se aprobará en el Comité Federal para someterse a las enmiendas de los militantes en el proceso congresual), Madina ha querido ponerlo en valor:  "A veces mojarse cuando llueve mucho no es lo más fácil pero es lo más valiente. Yo sí trabajo junto a mi partido, que no está muy de moda pero es lo que habéis decidido cientos de compañeros en la elaboración de este documento", ha expresado en una nueva alusión al 'sanchismo', que cuestiona la labor que ha elaborado la gestora. 

"No vamos a caer en la tentación de buscar los trending topic de la semana para apostar por aquello que suena, por aquello sobre lo que más se escribe, que más pita. Vamos a dar respuesta a los principales focos de problemática de la sociedad", ha defendido Madina, que advierte de que el PSOE "no está en la tienda de oportunidades y ocurrencias": "Si se nos espera jugando con aspectos fundamentales como el modelo territorial que no nos esperen", ha puesto a modo de ejemplo.

El foro se ha articulado en torno a la discusión de tres comisiones a puerta cerrada para debatir sobre las propuestas del equipo redactor de la ponencia. Entre los principales aspectos de ese documento, que se someterá a las enmiendas de la militancia, están la reforma constitucional que sirva "para los próximos 30 años" y la "reparación" de los aspectos del autogobierno catalán "dañados" por la sentencia del Estatut.

En el ámbito social, el PSOE tiene divisiones sobre asuntos como la eutanasia o la gestación subrogada. Lo ha reconocido el propio portavoz de la gestora, que ha asegurado que existe debate hasta en la nominación -como vientres de alquiler o maternidad subrogada-. En las comisiones un miembro de Juventudes Socialistas ha pedido que no se cierre el debate en la ponencia. El asunto tiene un frontal rechazo por parte de las mujeres que engloban los sectores feministas del partido, como Ángeles Álvarez. Amelia Válcárcel, encargada de coordinar esa parte de la ponencia, se opone radicalmente a la maternidad subrogada, pero apuesta por que el PSOE abra ese debate en el proceso de enmiendas "con razones y sin acritud". 

Etiquetas
Publicado el
25 de marzo de 2017 - 19:21 h

Descubre nuestras apps