La presidenta del tribunal interno de Podemos busca apoyos ante el expediente sancionador de la dirección

Pablo Echenique, en una imagen de archivo.

El choque de legitimidades que enfrenta a miembros de la Comisión de Garantías de Podemos entre sí y con el Consejo de Coordinación, la ejecutiva del partido, vivirá este jueves un nuevo capítulo. La presidenta del tribunal interno de Podemos, Olga Jiménez, ha convocado a una reunión en Madrid a los representantes de las comisiones autonómicas para recabar su apoyo frente al expediente sancionador abierto contra ella por la dirección del partido y que podría acabar con su expulsión de Podemos.

Los nuevos estatutos de Podemos enfrentan a la dirección estatal con los tribunales internos del partido

Los nuevos estatutos de Podemos enfrentan a la dirección estatal con los tribunales internos del partido

La reunión, convocada la semana pasada, se ha dirigido a cada una de las 17 comisiones autonómicas, que elegirá internamente si acude o no y a quién envían como representante. El éxito o no de la convocatoria es un misterio. Además de las fechas en las que se ha producido el enfrentamiento, agosto, los distintos procesos internos abiertos en algunas regiones, como Aragón o Baleares, hace que no todas estén activas.

Jiménez pretende exponer a los asistentes los motivos que le llevaron a promover el que todos destacan como detonante del choque entre el poder ejecutivo y el poder judicial de Podemos: el Dictamen 3/2017. Una resolución de la Comisión de Garantías estatal aprobado a finales del pasado mes de julio y que echa por tierra buena parte de los nuevos estatutos de Podemos redactados por el equipo de la Secretaría de Organización que dirige Pablo Echenique.

El documento, cuyo contenido íntegro publicó eldiario.es, motivó que otros miembros de la Comisión de Garantías considerasen que Jiménez se había excedido de sus funciones, por lo que promovieron un expediente sancionador. El Consejo de Coordinación, que no se ha reunido presencialmente en todo el mes de agosto, aprobó por vía telemática tramitar dicho expediente y devolverlo a Garantías para su tramitación.

Esta decisión supone en teoría la suspensión de militancia de Jiménez, lo que conllevaría que ya no es presidenta de Garantías. Su lugar lo ocuparía entonces Argiro Giraldo. Sin embargo, Jiménez alega que los estatutos en los que se se basa su sanción están refutados por el Dictamen número 3. Por eso ahora mismo dos personas se disputan la Presidencia del tribunal interno de Podemos.

La reunión de este jueves servirá así para determinar los apoyos de Jiménez entre el resto de comisiones de garantías, después de que cinco de ellas hayan aprobado resoluciones en las que explícitamente respaldan tanto a la que consideran presidenta de la comisión estatal como el ya famoso Dictamen 3/2017.

Etiquetas
Publicado el
30 de agosto de 2017 - 19:22 h

Descubre nuestras apps

stats