Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
El ataque limitado de Israel a Irán rebaja el temor a una guerra total en Oriente Medio
El voto en Euskadi, municipio a municipio, desde 1980
Opinión - Vivir sobre un polvorín. Por Rosa María Artal

PSOE y Junts trabajan para cerrar las “modificaciones técnicas” que garanticen el desbloqueo de la amnistía

La portavoz de Junts, Míriam Nogueras, ante Félix Bolaños y María Jesús Montero durante un Pleno en el Congreso.

José Enrique Monrosi

10

No hay vuelta atrás. El Congreso ya ha fijado oficialmente que será este próximo jueves a las once de la mañana cuando tenga lugar la convocatoria de la Comisión de Justicia que deberá dar luz verde al desbloqueo de la ley de amnistía. Y con ese límite temporal trabajan a contrarreloj los equipos jurídicos de PSOE y Junts para terminar de perfilar un acuerdo que en lo político quedó enderezado durante el fin de semana.

Según fuentes al corriente de las negociaciones, el texto del proyecto de ley que fue rechazado en Pleno en febrero por el voto en contra de Junts sufrirá algunas modificaciones “mínimas” que, en todo caso y según esas mismas fuentes, tendrán un carácter “exclusivamente técnico”.

“Lo decimos siempre, nos sentimos cómodos y a gusto con el documento consensuado con seis grupos parlamentarios”, dijo la portavoz de los socialistas, Esther Peña, en rueda de prensa en Ferraz a preguntas de los periodistas sobre la posible modificación del articulado en cuanto a las referencias al terrorismo como motivo de exclusión de la amnistía.

Durante las últimas semanas, los negociadores de una y otra parte han trabajado borradores que mantenían lo introducido por el grupo parlamentario socialista en el periodo de enmiendas respecto a los encausados por terrorismo siempre y cuando “hayan causado violaciones graves de derechos humanos”. Pero el reto ha sido alcanzar fórmulas que contenten al equipo de Puigdemont ante la ofensiva judicial que acabó por concretarse la semana pasada tras la apertura por parte del Supremo de una causa por terrorismo en el caso Tsunami contra el expresident catalán.

Según las fuentes consultadas por este periódico, esa resolución del Alto Tribunal no tuvo incidencia alguna en las conversaciones. “Era lo previsible”, sostienen en Junts, donde admiten que el paso del Supremo no ha incidido en el devenir de los trabajos llevados a cabo en busca de un acuerdo.

A falta de conocer los detalles del pacto que se ha de cerrar en las próximas horas, algunas fuentes parlamentarias apuntan que lo previsible es que el acuerdo pueda ser presentado y explicado oficialmente este miércoles, 24 horas antes del fin del plazo y siempre y cuando nada se tuerza. A última hora del lunes, tanto el PSOE como Junts se cuidaban de no dar por cerradas las conversaciones ni de confirmar el desbloqueo de la norma. E incluso desde la parte independentista se intentaban enfriar las expectativas del PSOE.

“La última votación abrió un período de reflexión que nos atañía a todos, y fruto de esa reflexión espero que el próximo jueves podamos sacar adelante esa ley”, confió la portavoz de los socialistas en su comparecencia. Esther Peña insistió en que su grupo parlamentario “no tiene prevista ninguna modificación” de la ley, aunque fuentes de la negociación señalan que el trabajo de los últimos días ha ido encaminado en referenciar en el texto la aplicación de la norma en casos puntuales como los de terrorismo según el derecho internacional y los tribunales europeos.

De concretarse el acuerdo, la ley de amnistía podría ser finalmente aprobada en pleno la semana que viene o, a más tardar, la siguiente. Y esa luz verde llevará aparejada que se acelere la negociación presupuestaria para sacar adelante las cuentas públicas de 2024, hasta el momento prorrogadas.

Si se cumplen ambos hitos, el Gobierno de Pedro Sánchez habrá conseguido dotar de un mínimo de estabilidad a una legislatura que nació convulsa y que en las últimas semanas ha afrontado las turbulencias del bloqueo de la ley de amnistía y del estallido del 'caso Koldo'. Dos circunstancias que, unidas al batacazo de las elecciones gallegas, han sumido al PSOE en el momento de mayor debilidad política desde que Sánchez vive en la Moncloa.

Etiquetas
stats