eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Cómo es el recuento en España y por qué Indra no puede manipular los resultados

El control que los partidos tienen del recuento de votos en cada colegio electoral les proporciona datos propios que pueden comparar con la empresa adjudicataria

Indra centraliza los datos que le llegan de cada mesa, fiscalizados antes por los  integrantes de las mesas y los interventores y apoderados de cada partido

Colegio electoral de Valdezarza

Colegio electoral del barrio de Valdezarza (Madrid) Olmo Calvo

El recuento de los votos en España hace prácticamente imposible cualquier manipulación, tampoco de Indra, la empresa que centraliza los datos pero que no cuenta las papeletas. El sistema de recuento de votos en los colegios, con la presencia de los interventores de cada partido permite a éstos comparar los resultados finales con los que ellos mismos han podido recabar directamente.

Como viene siendo habitual durante las últimas jornadas electorales, por las redes circulan bulos sobre supuestos pucherazos, de los que no hay ninguna pista y que nunca se han denunciado. El sistema en España es muy garantista para blindar el recuento ante posibles manipulaciones. 

A diferencia de otros países –donde existen máquinas de recuento de votos, que sí podrían ser manipulables por algoritmos informáticos– en España el recuento es manual y lo hacen ciudadanos escogidos al azar. Los votos se cuentan en cada mesa, en presencia de los ciudadanos a los que, por sorteo, les toca participar en el proceso y de los interventores y apoderados de los distintos partidos.

Al cierre de los colegios, a las 20.00 horas, comienza el recuento de papeletas. Este proceso es público. Cualquier persona puede solicitar estar presente en él, con las únicas limitaciones de espacio y de conservación del "orden público", según recoge el Ministerio del Interior. Además de los miembros de la mesa -elegidos por sorteo entre el censo- están presentes los apoderados e interventores de las formaciones políticas.

Estos representantes de los partidos están presentes en el colegio electoral durante toda la jornada, desde que se constituye la mesa hasta que se cierren los sobres con las actas. Iniciado el recuento, supervisan cada paso, presentando reclamaciones, llevándose copias de las actas y hasta pidiendo que no se destruyan las papeletas cuando se ha terminado de contar.

Cuando comienza el recuento, el presidente de la mesa se encarga de sacar las papeletas, leer el nombre del partido en voz alta y enseñársela a los apoderados e interventores. Terminado el recuento y comprobado que no hay discrepancias, se rellena el acta de escrutinio. Una copia se entrega a los interventores, otra a un representante de la administración para que envíe los datos para acelerar su publicación y una última para entregar en los Juzgados de Primera instancia o de Paz.

Ese acta se entrega en un sobre sellado, cuyo cierre cruzan las firmas de los miembros de la mesa como garantía de la limpieza del proceso. El recuento luego lo realiza la empresa Indra sobre la base de las actas de las que tienen copia todos los partidos que lo soliciten.

Cada partido, por medio de sus interventores, apunta por separado los resultados de cada mesa y los centraliza después, por lo que lo que es muy fácil chequear más tarde si no coinciden con los oficiales que ofrece Indra. 

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha