Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
Catalunya se encamina a un primer pleno de investidura como cuenta atrás electoral
La frustración de la derecha agrava el choque entre poderes, por Esther Palomera
OPINIÓN | 'Una desgracia llamada Macron', por Enric González

El refugio de la cúpula del PP de Feijóo en el Senado: hasta 86.000 euros al año por unas pocas preguntas al Gobierno

Feijóo y parte de su cúpula, en el Senado, durante la pasada legislatura.

Carmen Moraga

27

Cuando a finales del mes de mayo del 2022 el presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo, fue designado senador por el Parlamento de Galicia para poder tener un altavoz desde donde enfrentarse a Pedro Sánchez, se llevó con él hasta la Cámara Alta a parte de su nueva cúpula del partido. Acababa de suceder a Pablo Casado como líder de la derecha y era la única manera que tenía de solventar el problema de su ausencia del Congreso, epicentro del debate político

Aquella crisis interna que llevó a la dimisión de Casado acarreó también la renovación casi total del núcleo de poder del PP, nombramientos que se repartieron entre dirigentes afines al líder gallego y al andaluz Juan Manuel Moreno Bonilla. El problema fue que la mayoría de esos nuevos cargos orgánicos no tenían escaño en las Cortes, con lo cual la solución fue enviarlos a la Cámara Alta, donde una parte de sus representantes se eligen directamente en las urnas pero la otra es seleccionada por los parlamentos autonómicos, según las normas que se establezcan en los diferentes estatutos autonómicos.

De esta manera aterrizaron allí algunos de los miembros del Comité de Dirección, que es el órgano diario de decisión del PP y más próximo al presidente del partido, como el vicesecretario general de Organización Territorial, Miguel Tellado; el coordinador general, Elías Bendodo, o Juan Bravo, vicesecretario de Economía, que entraron en el Senado después de las elecciones del 28 de mayo y disfrutaron durante más de un año –hasta las generales de julio de 2023–, de una tranquila vida sin ejercer apenas actividad parlamentaria y recibiendo unos importantes ingresos.

Otro de los hombres de Feijóo, Pedro Rollán, vicesecretario de Coordinación Autonómica y Local del partido, llevaba ya una legislatura a sus espaldas en la cámara territorial, que ahora preside. Y Ángel González, que ha sido enviado allí después después de 12 años ininterrumpidos como diputado del Congreso para poder desarrollar sin agobios su nuevo cargo de secretario de Organización del Partido Popular. Todos ellos, además de recibir mensualmente un sueldo más que razonable, se garantizaron así el aforamiento.

Desde su escaño de senador, al menos una vez al mes, Feijóo, rodeado ya de los suyos, mantuvo duros duelos con Sánchez en las sesiones de control al Gobierno. Hasta que, un año después, como consecuencia del bajón electoral que cosechó el PSOE en los comicios del 28M, Sánchez decidió adelantar las generales para el 23 de julio en las que el dirigente conservador logró por fin sentarse en el Congreso de los Diputados, colocando de nuevo en sus listas a sus más fieles escuderos.

Pocas iniciativas en un año

¿Que balance tienen de ese año casi 'sabático' los hombres de Feijóo a su paso por la Cámara Alta? Miguel Tellado, mano derecha en el PP gallego, tras ser elegido senador por designación del Parlamento de Galicia fue nombrado vicepresidente segundo de la Comisión de Transportes, lo que lo supuso un complemento económico de 1.134,52 euros, además de su sueldo base como senador que asciende a 3.050,66 euros –es el mismo para todos–, y la indemnización para manutención y desplazamiento, que suponen otros 1.958,02 euros para los parlamentarios de circunscripciones distintas a la de Madrid. En total, el sueldo de Tellado ascendió 86.000 euros al año.

Tellado fue senador entre el 25 de mayo de 2022 hasta el 17 de agosto de 2023 y en todo ese tiempo realizó seis preguntas orales en el Pleno dirigidas al Gobierno. La primera de ellas, unos días después de estrenar su escaño, sobre “si el Gobierno iba a terminar con sus contradicciones y a tener un criterio firme y único con respecto a la aplicación de la Ley de Costas”. A esas siguieron otras cinco distanciadas en el tiempo. Las pronunció en octubre, noviembre, marzo, abril y mayo, interesándose por “el veto europeo a la pesca de arrastre” que afectaba a la flota gallega, “las medidas que iba a adoptar el Gobierno ante la llegada de inmigrantes que asaltaron la valla de Melilla, sobre ”la valoración que hacía la portavoz del Gobierno“ sobre ”los diversos casos de corrupción“ que estaban surgiendo ”en diversas comunidades autónomas“ y dos dirigidas a Félix Bolaños, ministro de Presidencia y Memoria Democrática, la última para conocer la ”valoración“ de su ”actividad política e institucional“, que caducó.

Poco antes de que finalizara su mandato, en marzo de este año, también protagonizó una interpelación en el Pleno “sobre el programa legislativo del Gobierno y la coordinación entre ministerios en esta materia”. Además, Tellado presentó 138 preguntas por escrito al Ejecutivo, una fórmula a la que recurre muchos parlamentarios para 'engordar' la casilla de sus “actividades”.

El balance de Bendodo: seis preguntas orales en Pleno

Su compañero Elías Bendodo llegó al Senado dos meses después que Tellado, en julio de 2022, y fue nombrado vicepresidente segundo en la Comisión de Interior y vocal de la Comisión de Comunidades Autónomas. Cesó en el escaño justo un año después, en julio de 2023. Antes Bendodo había sido consejero de la Presidencia, portavoz de la Junta de Andalucía y mano derecha del presidente Juan Manuel Moreno, y diputado autonómico por Sevilla, cargos que abandonó cuando Feijóo le nombró coordinador general del PP nacional y fue elegido senador por designación del Parlamento de Andalucía.

Bendodo se estrenó en el Senado en la sesión de control al Gobierno a mediados de septiembre de 2022 con una pregunta sobre el hipotético indulto al expresidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, condenado por el caso de los falsos ERE. En su balance figuran otras cinco preguntas orales más ante el Pleno en los meses sucesivos sobre “la valoración que realiza el Gobierno de las inversiones del Estado en Andalucía”, una realizada a la Ministra de Justicia sobre “los efectos de las medidas impulsadas por el Gobierno para modificar el Código Penal”, otra lanzada al Ministro de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática “acerca de la estabilidad del Gobierno” y una quinta a la Ministra de Política Territorial y Portavoz del Gobierno para saber sí consideraba “adecuada la interlocución y cooperación del Ejecutivo con las distintas comunidades autónomas. La última la protagonizó en marzo de 2023 y fue para saber ”las medidas que iba a adoptar el Gobierno para garantizar la solidaridad interterritorial y la unidad del Estado“. Esa fue toda su actividad. Su sueldo, como el de Tellado, ascendió 86.000 euros en ese año al ocupar también una vicepresidencia de Comisión.

Juan Bravo, una sola intervención en el debate de Presupuestos

Otro de los puntales del Gobierno de Moreno, su exconsejero de Hacienda, Juan Bravo, fue enviado también a la Cámara Alta a finales de julio de 2022, donde se mantuvo un año como senador por designación del Parlamento de Andalucía, como Bendodo. En ese periodo de tiempo se encargó de la viceportavocía de la Comisión de Reglamento, una de los que menos actividad tiene en las cámaras, y fue designado vocal de la Comisión de Comunidades Autónomas.

Pese a que a Juanma Moreno dio la batalla por él ante Feijóo, el gallego ganó y Bravo recaló en Madrid dejando su escaño por Jaén para dedicarse casi en exclusividad a ejercer como vicesecretario económico del PP. Precisamente, en su ficha como senador únicamente consta una intervención en el debate del proyecto de ley de los Presupuestos Generales del Estado celebrado en la Cámara Alta a mediados del mes de diciembre de 2022. Esa fue toda su actividad en esos 12 meses en los que cobró algo menos que sus compañeros dado que las viceportavocías tienen un complemento menor.

Pedro Rollán, de simple senador a presidir la Cámara Alta

Otro de los hombres de confianza de ahora de Feijóo, Pedro Rollán, lleva más tiempo en el Senado. En 2019 fue designado como senador por la Asamblea de Madrid –donde ocupó efímeramente la presidencia tras la fuga de Ángel Garrido a Ciudadanos–, y en las últimas elecciones generales de julio de 2023 fue electo por esa circunscripción. Su abultado currículo en cargos institucionales lo completó tras esos recientes comicios al ser nombrado presidente de la Cámara Alta, donde el PP tiene en esta legislatura mayoría absoluta. Rollán compagina este cargo con el de viceconsejero de Coordinación Autonómica y Local del PP. Su sueldo se eleva a 12.685,89 euros brutos al mes, lo que al año le suponen unos ingresos de 177.602 euros, una cifra mucho más jugosa que cuando era simple senador autonómico ya que entonces cobraba 71.665,44 euros anuales.

El último en llegar, Ángel González, no se ha podido estrenar

En la lista de dirigentes de la nueva cúpula de Feijóo que han sido enviados por el líder a la Cámara Alta hay que sumar a Ángel González, el actual secretario de Organización del PP Nacional. González, que ocupó un escaño por Málaga en el Congreso de los Diputados entre 2011 al 2023, ahora es senador electo por esta misma circunscripción desde julio de este año 2023. Desde ese fecha ocupa la presidencia de la Comisión de Peticiones que se reúne muy de cuando en cuando. También es vocal de la Comisión de Incompatibilidades.

Pero en estos escasos meses desde su elección, el dirigente del PP aún no se ha estrenado en la Cámara Alta al estar las Cortes prácticamente paralizadas a causa los procesos de investidura, el fallido de Alberto Núñez Feijóo, y el que protagonizará dentro de poco el presidente el funciones del Gobierno, Pedro Sánchez, si finalmente, como todo apunta, logra atar los apoyos necesarios.

Etiquetas
stats