Asuntos Internos concluye que el comisario Villarejo realizó una investigación ilegal a Dina Bousselham

Dina Bousselham y su abogada en su última comparecencia en la Audiencia Nacional

La Unidad de Asuntos Internos de la Policía, encargada de la investigación al excomisario Villarejo, elaboró un informe para el juez con un listado que incluye decenas de personas a las que el comisario investigó ilegalmente y en el que aparece Dina Bousselham, la antigua colaboradora de Pablo Iglesias, y Ricardo Sa Ferreira, su pareja, según el oficio al que ha tenido acceso eldiario.es.

En noviembre de 2015, Bousselham denunció el robo de su teléfono móvil en unos grandes almacenes. Siete meses después, en el verano de 2016, Okdiario comenzó a publicar información interna de Podemos procedente de ese terminal. En noviembre de 2017, Villarejo fue detenido por Asuntos Internos y entre la ingente información incautada al policía apareció, a principios de 2019, una copia de la tarjeta de Bousselham. Información contenida en la tarjeta telefónica sustraída también fue publicada por El Confidencial y El Mundo, según hizo constar Asuntos Internos en otro informe.

La relevancia de la inclusión de Bousselham y su pareja en ese listado radica en que la Fiscalía Anticorrupción y el juez del caso han concluido que la información publicada por los tres citados medios no tuvo por qué proceder de la copia del teléfono encontrada en el domicilio de Villarejo, ya que la propia Bousselham ha reconocido en sede judicial haber hecho capturas de los chats publicados y que posiblemente se las enviara a terceros.

Este dato sirvió para que Anticorrupción solicitara al juez que retirara la condición de perjudicado a Iglesias de acuerdo al siguiente razonamiento jurídico: si la copia de la tarjeta encontrada a Villarejo no es la única posible fuente de información de los tres medios citados, ya que Bousselham reconoce haber enviado a terceros parte de él, no hay delito de revelación de secretos del que pueda considerarse perjudicado a Iglesias, toda vez que el material pudo ser difundido por la dueña del mismo.

La Fiscalía Anticorrupción añadía en un informe del 22 de mayo pasado que Iglesias recibió una copia o el original de la tarjeta de parte de los responsables de la revista de Interviú en enero de 2016 y que la guardó entre 5 y 36 meses hasta entregarle esa copia u original a Dina Bousselham. Y que cuando lo hizo, ya estaba dañada y no se podía consultar su contenido, según ella dijo al juez en una primera versión que luego ha rectificado. Por tanto, añadían los fiscales, Iglesias podría ser investigado por revelación de secretos y/o daños informáticos siempre que Bousselham se considerara perjudicada por ello, cosa que no se ha producido en el transcurso de la causa.

El juez García-Castellón difiere de la Fiscalía y ha arrancado una investigación acerca de la actuación de Iglesias que incluye una comisión rogatoria internacional a Reino Unido para interrogar a dos técnicos que analizaron la tarjeta, la orden a Bousselham de que abandone a la letrada que comparte con Iglesias, y la negativa a que la excolaboradora ratifique en sede judicial el escrito en el que exculpa al vicepresidente segundo del Gobierno y antiguo colaborador suyo.

La versión del líder de Podemos es que guardó la tarjeta seis meses por la "angustia" que ya sufría Bousselham cuando Interviú le entregó el material a él y que era fruto de haber empezado a aparecer en los medios la información falsa de que ambos mantenían una relación sentimental. Cuando Okdiario comenzó a publicar el contenido del móvil, el ahora vicepresidente consideró que ya no tenía utilidad esconderle la tarjeta y se la entregó en buen estado, según fuentes del partido.

Informe solicitado por el juez

El informe en el que Asuntos Internos incluye a Bousselham y su pareja como investigados por Villarejo expone una lista de 133 personas físicas, otras jurídicas y números de teléfono que, por las investigaciones desarrolladas hasta ahora en la macrocausa, hacen pensar a los agentes que han sido investigadas por el comisario encarcelado. El objetivo de esa lista es comprobar si en un ordenador encontrado en la Comisaría General de Información, en el que supuestamente se guardaban las búsquedas de información requeridas por otras unidades o agentes, están algunas de esas personas.

El resultado del trabajo de Asuntos Internos, adelantado por VozPopuli, es "un listado cerrado de personas físicas y jurídicas, teléfonos, cuentas bancarias, vehículos u otros datos que hubieran sido objeto de solicitud de información a bases de datos de acceso restringido para el desarrollo de proyectos por parte del Grupo Cenyt", la estructura empresarial de Villarejo con la que daba cobertura a sus trabajos parapoliciales que vendía luego en dosieres por elevadas sumas de dinero. En un oficio posterior, la Policía informa que de esas 133 personas sólo 11 más un número de teléfono anónimo aparecen como objeto de esas consultas. Ninguna de ellas es Dina Bousselham o su novio, lo que significa que Villarejo no utilizó esa vía para investigarles.

La solicitud del juez afectaba a los afectados en un total de 15 piezas de la causa Tándem, incluida la 10, bautizada periodísticamente como Dina. Esta pieza versa sobre el robo y posterior difusión, hasta su publicación en varios medios, del contenido del móvil de la excolaboradora de Pablo Iglesias, si bien la Fiscalía Anticorrupción primero, y después el juez, han reorientado la causa en los últimos dos meses a investigar el periplo de la tarjeta desde que la recibiera el líder de Podemos de manos de los responsables de Interviú hasta que le entrega esa memoria a Bousselham dañada, según declaró ella en una afirmación ante el juez que luego ha corregido.

En el amplio listado, que los policías separan por las piezas del caso en el que aparecen las consultas hay multitud de empresarios, abogados, sociedades, grupos de comunicación y hasta una plataforma ciudadana. Algunos de ellos son reconocidos objetivos de Villarejo e incluso esas pesquisas constituyen el objeto de piezas de la causa, como en el caso del empresario Javier Pérez Dolset. Otros han aparecido en el sumario como personas próximas o aliadas con Villarejo, como es el caso de Ignacio López del Hierro, el empresario que junto a su esposa, María Dolores de Cospedal, requirió la colaboración del comisario para intentar sabotear la investigación Gürtel de corrupción en el Partido Popular.

[[En una primera versión de esta información se aseguraba por error que Dina Bousselham y su pareja habían aparecido como objetivos consultados por Villarejo, a través de otros policías, en "bases de datos de acceso restringido". En realidad, Bousselham y Ricardo Sa Ferreira son incluidos en una lista elaborada por Asuntos Internos para que se compruebe si su nombre está en un ordenador donde se guardaban determinadas búsquedas policiales. Esto responde a que Asuntos Internos considera a Bousselhm y Sa Ferreira como presuntas víctimas de Villarejo. El origen del error está en que el juez del caso pide a Asuntos Internos "una lista cerrada" y la Policía le presenta primero una propuesta de nombres para buscar, a la que tuvo acceso este periódico cuando publicó la primera versión, y más tarde presenta un segundo informe con el resultado de esa búsqueda. La redacción confusa del primer atestado de Asuntos Internos hizo pensar que los 133 nombres eran ya la respuesta definitiva de los policías a la solicitud del juez. Después de haber tenido acceso a una nueva parte del sumario, eldiario.es ha corregido su información]]

Etiquetas
Publicado el
26 de junio de 2020 - 06:59 h

Descubre nuestras apps

stats