El 25S vuelve a la calle durante unas horas

Decenas de policías en el anillo de protección del Congreso. Foto: Héctor Juanatey.

Cerca de la medianoche, la policía puso fin sin demasiado esfuerzo a los manifestantes que permanecían en grupos reducidos en las inmediaciones del Congreso de los Diputados. Los grupos reunidos en las glorietas de Neptuno y Cibeles no ofrecieron resistencia a los antidisturbios que completaron su desalojo en pocos minutos.

En esos incidentes tres personas fueron detenidas e incluso varios turistas extranjeros recibieron golpes de porra de los antidisturbios cuando estaban esperando el autobús en Cibeles.

Horas antes, varios miles de personas volvieron a ocupar Neptuno a pocos metros de las vallas policiales que bloquean los accesos a la Carrera de San Jerónimo. Los manifestantes ocupaban casi la totalidad de la plaza hasta el vallado de seguridad. No se produjeron incidentes y la concentración fue pacífica. Grupos de personas participaron en una sentada y corearon consignas: "Sí se puede", "Detenidos, libertad", "Poli detrás detrás de las vallas".

Se espera que los 35 detenidos del 25 de septiembre pasen el jueves por la mañana a disposición judicial en la Audiencia Nacional. Están acusados de delitos tipificados en los artículos 493, 494 y 495 del Código Penal, que se refieren, respectivamente, a la invasión de sedes de organismos legislativos, la promoción de manifestaciones contra órganos legislativos y el intento de penetrar en sedes de órganos legislativos para presentar peticiones.

Durante las protestas del miércoles se produjeron numerosas cargas policiales que acabaron con más de 60 personas heridas, uno de ellos grave. Las cargas comenzaron en la plaza de Neptuno, a unos 200 metros del Congreso, para más tarde extenderse a todas las calles adyecentes al Parlamento. Agentes de policía 'limpiaron' calle por calle el barrio que rodea el Congreso, sin ahorrar empujones y agresiones. La policía llegó a impedir que periodistas y fotógrafos hicieran su trabajo. Algunos profesionales fueron agredidos e insultados por agentes. También se produjeron cargas en el Paseo del Prado y en los alrededores de la estación de Atocha. Grupos de agentes llegaron incluso a entrar en los andenes, donde agredieron a varias personas.

A pesar de los excesos de la actuación policial, en los pasillos del Congreso la respuesta de los miembros del PP fue unánime al alabar el comportamiento de los policías. El propio ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, justificó la carga policial porque, ha dicho, algunos manifestantes actuaron con "demasiada violencia" y los agentes se vieron obligados a impedir que intentaran llegar a la Cámara, como pretendían.

Etiquetas
Publicado el
26 de septiembre de 2012 - 19:45 h

Descubre nuestras apps

stats