eldiario.es

9

Un equipo irlandés de fútbol aficionado finge la muerte de uno de sus jugadores para suspender un partido

El Ballybrack F.C. aseguró que el español Fernando Nuno Lafuente había muerto en un accidente de tráfico, algo de lo que él se enteró por la prensa

Lafuente, que se ha mudado y por eso dejó el equipo, fue avisado por el club de que alegarían que tuvo un accidente para no jugar el partido

Imagen de archivo de un campo de fútbol.

El Ballybrack de la Leinster Senior League irlandesa convenció a todos de que no podía jugar el partido que le correspondía. El motivo que alegó el club es que uno de sus jugadores, el español Fernando Nuno Lafuente, había muerto en un accidente de tráfico. Un suceso que provocó la solidaridad de todo el campeonato, hasta el punto de que se guardaron minutos de silencio en algunos campos y se publicaron condolencias en redes sociales. Pero todo era una mentira. Lafuente está vivo, y se enteró de que su supuesta muerte por la prensa.

Esta historia tan rocambolesca ha sorprendido en Dublín y en toda Irlanda, después de que el Ballybrack haya admitido que nada de lo que contaron era cierto. Su ya exjugador está vivo, estaba en España y no ha sufrido ningún accidente de moto. Algo que él se ha tomado con humor, declarando que está "vivo y coleando" y que le resulta "gracioso" porque "he visto mi propia muerte", como informa la BBC.

Todo comenzó el pasado fin de semana, cuando el club comunicó a la liga que disputa que no podía jugar el sábado por la muerte de Lafuente. La reacción fue que se le homenajeó con un minuto de silencio en varios campos, y el campeonato publicó una esquela en un periódico irlandés. El resto de clubes también ofreció sus respetos por Twitter o Facebook.

La mentira se destapó horas después, cuando al jugador le empezaron a llegar enlaces con su muerte. Él mismo ha admitido que su antiguo equipo iba a usarle para alegar que no podía disputar el encuentro.

Todo empezó a desmontarse cuando la Leinster Senior League preguntó al club para ponerse en contacto con la familia del supuesto fallecido. El campeonato recibió la respuesta de que el cuerpo ya estaba en España, lo que les pareció sospechoso. Después, indagaron y preguntaron en varios hospitales, donde nadie sabía nada del caso del español.

A todo lo anterior se suma que Lafuente pensaba que dirían que se había roto una pierna. "Si no me iba a meter en ningún problema, ¿por qué me iba a preocupar", dijo el español a una radio local. Cuando se enteró de que "era famoso" por las noticias sobre su muerte, contactó con el Ballybrack, con el que tiene "muy buena relación". El club le explicó todo y se disculparon.

Que el Ballybrack tomase la decisión de fingir su muerte es algo que Lafuente achaca a los "problemas para conseguir jugadores". Lo que está motivado porque "no juegan al fútbol profesional, muchos de ellos tienen trabajos y algunos trabajan en Reino Unido", aseguró en la radio.

La liga en la que participa el Ballybrack ya ha abierto una investigación sobre lo ocurrido. El equipo ya ha admitido su error y se ha disculpado. Además, ha anunciado la destitución de la persona que tomó la decisión de fingir la muerte de Fernando Nuno Lafuente.

Si no quieres perderte ninguna noticia de eldiario.es, síguenos en InstagramTelegram

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha