La portada de mañana
Acceder
El juez Aguirre toma la delantera para excluir a Puigdemont de la amnistía
Ayuso, encantada con la destrucción del Estado de Milei. Por Sáenz de Ugarte
Opinión - Ayuso, anfitriona de la cumbre sociópata. Por Rosa María Artal

Dimite un concejal del PP en Lora del Río (Sevilla): “Mi partido me ha humillado y me ha acusado de corrupción”

El concejal de la localidad sevillana, que ahora pasa al grupo no adscrito.

Fermín Cabanillas

0

“He sido objeto de humillaciones y desprecios y me han acusado de cobrar comisiones ilegales”. Con estas palabras resume el ya exconcejal del PP en el Ayuntamiento de Lora del Río Álvaro Aranda los motivos que le han llevado a dejar no solo la concejalía que ocupa desde 2019, sino la militancia en el partido de Juanma Moreno.

Un asunto que no termina con la carta que ha publicado en sus redes sociales, sino que tendrá recorrido judicial, ya que ha denunciado los hechos ante un juzgado del mismo municipio, tras la acusación de cobro de comisiones ilegales, que, según sostiene, llegaron por parte de su jefe de filas y alcalde hasta que en 2022 perdió la vara de mando por una moción de censura, Antonio Enamorado.

Asegura que su propio alcalde le acusó “en comparecencias en medios de comunicación de cobrar comisiones y filtrar información a la oposición, así como de hacer perder al Ayuntamiento una subvención de la Diputación”.

“Siempre he apoyado a mi partido”

Álvaro Aranda asegura que siempre ha apoyado a su partido, y que en su trayectoria política no hay ejemplo alguno de deslealtad a sus órdenes y trabajo conjunto. Pertenecía a un grupo municipal del PP que consiguió en 2019 nueve de los 17 concejales del Ayuntamiento, aunque tras dejarlo uno de sus ediles, el PSOE promovió una moción de censura con el apoyo de IU, Compromiso con Lora (CcL) y el concejal no adscrito y anterior edil del PP, Raúl García.

Por eso, desde julio de 2022 gobierna el PSOE en el municipio sevillano. Aranda apoyó al PP y votó en contra de la moción de censura, aunque ya entonces era un “concejal raso”, tras cesarle Enamorado del cargo de primer teniente de alcalde, y quitarle las competencias de Urbanismo, Policía Local e industria. Aunque asegura que el dinero no es su problema en relación a la política -tiene una empresa dedicado al sector de la construcción- sí cita que pasó a cobrar solo los 170 euros por asistencia a plenos, sin que en Lora del Río haya obligación de hacer un pleno al mes.

Desde entonces, se le ha “eliminado de los grupos de WhatsApp del grupo municipal, no se me ha convocado a ninguna reunión, ni informado del sentido del voto de los plenos llegando incluso a no ser convocado a dos plenos, alegando que se había producido un error administrativo”.

La subvención de la discordia

El ya exconcejal del PP sostiene que, para cesarle, argumentaron que se había gestionado mal una subvención, y, al no poder justificar el uso del dinero habría que devolverla. Sin embargo, asegura que la obra acogida a ese dinero se realizó y que nunca se tuvo que devolver.

De esos días, dice, le llegó la acusación “de filtrar información al PSOE”, y asegura que el entonces alcalde “fue a una empresa de un conocido mío a preguntarle si yo le había cobrado una comisión. Ese empresario es uno de los testigos en la denuncia que he puesto”.

“Había acuerdo para que me presentara”

Álvaro Aranda sostiene que, tras estos hechos, está la idea del anterior alcalde de no presentarse más de dos veces, y de que él fuese el candidato a la alcaldía el próximo mes de mayo. “Existía ese acuerdo, pero parece que lo pensó mejor, y comenzó a usar una estrategia para anularme, porque soy muy conocido en el pueblo, e intentó borrarme del mapa para no tener opciones”. Enamorado sí se presentará como cabeza de cartel del PP en el municipio sevillano.

Añade que informó de su situación a las direcciones regional y provincial del PP “sin que haya habido contestación por su parte, por lo que me veo obligado a tomar esta decisión. Recientemente, he pedido una reunión con el presidente provincial, Ricardo Sánchez, sin que se haya dignado a recibirme”.

Fuentes del PP han indicado que lo sucedido en Lora del Río es “una decisión personal” del concejal y no se entra a valorar la misma, al tiempo que le han deseado suerte desde el próximo mes de mayo. El edil ha confirmado que cuando termine esta legislatura dejará la política activa y pasará íntegramente a la actividad privada.

Etiquetas
stats