Activistas cortan el tráfico y acampan en Madrid para exigir medidas contra la crisis climática

Agentes llevándose a uno de los manifestantes en el puente de Raimundo Fernández Villaverde.

Varios grupos de activistas medioambientales han realizado una acción conjunta para exigir medidas concretas al Gobierno para atajar la crisis climática. Se trata de una acción coordinada con más de una decena de ciudades en todo el mundo.

Los manifestantes tienen intenciones de permanecer en el lugar hasta obtener un compromiso de actuaciones concretas por parte del Ejecutivo.

En el caso de Madrid, poco después de las ocho y media de la mañana han cortado la circulación en el puente que cruza la Castellana a la altura de la calle de Raimundo Fernandez Villaverde. Han cruzado grandes cadenas de un lado a otro del puente y se han instalado para impedir la circulación en ambos sentidos con banderas y cánticos como "No hay planeta B" o "Extinción, rebelión".

La policía ha comenzado a desmontar el corte pasadas las nueve y media de la mañana, incluso arrastrando a los manifestantes por la calle, que formaron una cadena humana para intentar no ser desalojados. Los agentes se han llevado a 40 de ellos para ser identificados en comisaría y han detenido a tres que a última hora de la tarde han sido puestos en libertad sin cargos. Uno de ellos es Jorge Riechmann, profesor de la Universidad Autónoma de Madrid. La organización ha contabilizado también decenas de heridos leves.

Otro grupo de manifestantes han acampado en la plaza de San Juan de la Cruz, frente al ministerio de Transición Ecológica. Denuncian la pasividad del Gobierno y de las empresas frente a la crisis climática. Los portavoces del movimiento explican que ya se reunieron con la ministra Teresa Ribera el 4 de septiembre, pero ante lo que califican como "inacción" por parte del Gobierno en funciones, han decidido quedarse frente al edificio hasta obtener alguna respuesta concreta a sus peticiones.

Piden la declaración de la emergencia climática con políticas vinculadas y acordes con la magnitud de una crisis "que podría causar más muertes que la II Guerra Mundial", asegura Miguel, uno de los portavoces de la acampada. También exigen una reducción drástica de las emisiones de gases de efecto invernadero y acciones de justicia climática respecto a las personas desfavorecidas (personas en riesgo de exclusión social o con bajos ingresos y países en vías de desarrollo "que ya están sufriendo lo que los países desarrollados sufrirán en 20 años".

Esta acción se ha repetido en otras ciudades del planeta, como Sydney o Amsterdam. En España la iniciativa ha reunido a la gran mayoría de las asociaciones ecologistas –incluidas Greenpeace o Ecologistas en Acción– en una plataforma llamada 2020 Rebelión por el clima.

Etiquetas
Publicado el
7 de octubre de 2019 - 09:07 h

Descubre nuestras apps

stats