La portada de mañana
Acceder
La crisis de Gobierno y las vacaciones frenan negociaciones clave
Mascarilla en exteriores: una medida más cosmética que útil para atajar la quinta ola
La crisis climática empuja a más mujeres a migrar

La Conferencia Episcopal pide un "Gobierno estable" que "dé respuestas a los problemas de la gente"

Gil Tamayo, portavoz de la Conferencia Episcopal Española

Los obispos españoles no dan directrices de voto. Al menos, como Conferencia Episcopal. La dinámica, iniciada al comienzo del carrusel de llamadas a las urnas en España se mantiene pese a que algunos prelados, en sus diócesis, sí han hecho llamamientos, más o menos directos, al voto a una determinada formación política. "La Iglesia no entra en campaña política, no entra en política partidista", aseguró el portavoz de la CEE, José María Gil Tamayo, al término de la Comisión Permanente.

La mitad de los votantes de Podemos se confiesan católicos

La mitad de los votantes de Podemos se confiesan católicos

Lo que sí ha hecho Gil Tamayo es pedir "un Gobierno estable, que garantice la gobernabilidad y dé respuesta a los problemas de la gente", apuntó el portavoz, que pidió a los candidatos que respeten la libertad religiosa, la opción por Europa y "nuestra tradición: somos un pueblo con un alma, de la que forman parte de manera importante nuestras convicciones religiosas, que no pueden ser reducidas a lo privado".

"La Conferencia Episcopal no tiene disciplina de voto, sino que tiene en su propia naturaleza estar al servicio de los obispos de una nación", sostuvo Gil Tamayo, quien aseguró "respetar" a aquellos obispos que quieran hacer lo contrario. "Cada obispo es autónomo y libre", subrayó, añadiendo que "la línea que ha adoptado la Conferencia Episcopal a lo largo de este año de citas electorales" ha sido la de no tomar partido directo.

Referencias a Cañizares

Lo que hagan otros prelados forma parte del "derecho de sus pastores al anuncio del Evangelio" aunque, refiriéndose a Cañizares, animó a hacerlo "proponiendo y no imponiendo a nadie". "El mensaje de la Iglesia tiene que ser propositivo, mostrando lo que la familia debe y quiere ser, desde el Evangelio", asumió.

Al tiempo, Gil Tamayo incidió en que "hay más de un 70% de católicos en este país. Católicos que se han hecho votantes de todos los partidos políticos. Los partidos no surgen de la nada, están formados por ciudadanos". Y es que "el 26-J la palabra es de los ciudadanos que, en coherencia, han de dar su voto a los candidatos".

Donde sí ha hecho hincapié el portavoz es en la llamada a la responsabilidad de los políticos. "No es bueno para nuestro país, ante los problemas reales de la gente, desempleo, economía...estar en una eterna espera ante la formación de un gobierno".

Así, hizo "una llamada a la clase política". Citando palabras del Papa Francisco, Gil Tamayo destacó que "debe haber capacidad de diálogo, y nos lo tenemos que aplicar, a partir del 27-J. Cada uno, en coherencia y conciencia, ha de dar su voto en libertad", apuntó, recalcando que los obispos "irán a votar", porque el voto "es un deber ciudadano y moral. Si estamos apostando por una cultura del diálogo, no votar es autoexcluirse. Ningún partido agota el marco cristiano".

Etiquetas
Publicado el
23 de junio de 2016 - 12:42 h

Descubre nuestras apps

stats