La portada de mañana
Acceder
Los técnicos se topan con la resistencia de los gobiernos en la sexta ola
La Constitución que tras 43 años ni se renueva ni se cumple
OPINIÓN | Todos de puente, por Antón Losada

HazteOir provoca incidentes en la Universidad Complutense de Madrid

El autobús de HazteOir en la Universidad Complutense

HazteOir y un grupo numeroso de estudiantes con banderas LGTBI están viviendo momentos de tensión en la Facultad de Derecho de la Universidad Complutense de Madrid después que los ultracatólicos hayan llevado hasta allí su autobús para protestar por la cancelación de una mesa redonda que tenían previsto celebrar este viernes sobre "libertad de expresión", promovida por Vox y HazteOir.

El Arzobispado de Madrid condena la campaña del autobús tránsfobo de los ultracatólicos HazteOir

El Arzobispado de Madrid condena la campaña del autobús tránsfobo de los ultracatólicos HazteOir

Tras unos minutos de tensión, el autobús ha tenido que abandonar las instalaciones escoltado por la Policía Municipal, que se ha personado en la facultad y ha pedido que se marchen. "No entendéis el derecho a la libertad de expresión", ha espetado el líder de los ultracatólicos Ignacio Arsuaga ante los estudiantes concentrados a su alrededor antes de marcharse.

Para contraprogramar la charla, los estudiantes habían convocado la protesta por redes sociales y llamaban a organizar "una sentada contra el fascismo y la transfobia" una hora antes del inicio de la charla en el hall de la Facultad de Derecho.

La Universidad comunicaba esta mañana a través de redes sociales que suspendía el acto de HazteOir. El Decano de la Facultad de Derecho, responsable de dar autorización en estos casos, ha explicado en declaraciones a los medios que se ha decidido cancelar "por estar pedido por un estudiante individual y solemos atender peticiones de asociaciones representativas". En la mesa redonda iba a participar, entre otros, la presidenta de Vox en Madrid, Rocío Monasterio, y el periodista Cake Minuesa.

El Decano, presente en el lugar, ha ordenado antes de la llegada de la Policía el cierre de las puertas del edificio para impedir la entrada de los ultracatólicos. "El que ha impedido la entrada en la facultad he sido yo. Aquí la gente es libre de decir y gritar mientras no se llegue a la violencia verbal o física", ha dicho Ricardo Alonso, que ha denunciado que en el momento de máxima tensión varios miembros de la organización ultracatólica le han intentando agredir, en un suceso "que no ha llegado a mayores".

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats