Los obispos solo se muestran a favor del ingreso mínimo vital si "no es permanente"

Encuentro telemático del portavoz de la CEE con la prensa

Ingreso mínimo vital sí, pero no para siempre. El portavoz de la Conferencia Episcopal Luis Argüello ha defendido esta mañana, como ya hizo el Papa Francisco en una carta a los trabajos de todo el mundo, que "la renta básica es urgente y necesaria, para esas personas que han perdido su empleo o se encontraban en situación de verdadera necesidad". 

Sin embargo los obispos españoles introducen un matiz en su posición: que no se convierta en una ayuda permanente. "No debería ser una coartada para una especie de subsidio permanente. Hay cuestiones que, siendo urgente en el momento, corremos el riesgo de que se conviertan en permanentes", ha subrayado.

En un encuentro telemático con la prensa, Argüello ha anunciado que la Iglesia pedirá a las diócesis que obispos y curas se bajen el sueldo y donen la cantidad a las víctimas de la pandemia, si bien ha recordado que "llevamos más de un mes sin que se realicen las colectas habituales, sin que muchas de las formas de recibir ingresos se hayan podido mantener". En el peor de los casos, como ya informó eldiario.es, los obispos se arriesgan a perder 255 millones de euros si el bloqueo de los donativos se hace permanente.

Abrir los templos para la desescalada

Respecto a la polémicas sobre la intervención de la Policía en algunos templos donde se estaban celebrando misas con público, el portavoz de la CEE insistió en que, a lo largo de este Estado de alarma, "prácticamente todos los templos han estado cerrados, pero la Iglesia se ha mantenido abierta". Sin embargo, insistió en que el Decreto de alarma "generó algunas situaciones de dificultad", porque reconocía la posibilidad de celebrar misas con poca gente, pero no la de salir para acudir al culto.

"Nosotros hemos llamado a todos a quedarnos en casa, y también a los sacerdotes a celebrar el culto", argumentó el portavoz de la CEE, quien recalcó, como ya hiciera en entrevista en RD, que "la actuación de la Policía interrumpiendo un acto de culto ya comenzado me parece desmedida, ni se corresponde al artículo 11 del RD ni la Constitución".

De cara al futuro, "en este tramo final del Estado de alarma, y sobre todo para la progresiva salida, queremos clarificar con el Gobierno la situación". "Siguiendo todas las recomendaciones de distancia física, querríamos que el culto progresivamente volviera a los templos, poder conversar con el Gobierno central y las delegaciones y CCAA, para poder dar eso sin dar pie a situaciones problemáticas". Unas conversaciones que, admitió, todavía no se han dado de manera formal.

Argüello ha hecho también balance de los efectos de la pandemia en el clero. Aunque no hay un estudio concluyente, Argüello habló de "entre 65 y 75 fallecidos" entre el clero diocesano. "Nos es difícil saber todos los datos, y luego están muchos otros sacerdotes mayores que han fallecido en residencias, en casas de religiosos y religiosas", añadió, a los que habría que sumar decenas de religiosos y religiosas, de los que no hay una cifra concreta.

Toda la información en www. religiondigital.org

Etiquetas
Publicado el
20 de abril de 2020 - 12:02 h

Descubre nuestras apps

stats