Impiden la entrada de las familias en el Valle de los Caídos en el inicio de las exhumaciones

Captura del documental 'A la sombra de la cruz', de Alessandro Pugno.

Como un día histórico. Así afrontan los familiares de las personas enterradas en el Valle de los Caídos el inicio de los trabajos de exhumación de sus restos mortales, que han comenzado este lunes. Desde primera hora de la mañana las familias de los hermanos Lapeña y de Pedro Gil Calonge y Juan González Moreno, pertenecientes al llamado "bando nacional", se concentraban a las puertas del conjunto monumental con la esperanza de poder entrar, pero Patrimonio Nacional se lo ha impedido. 

Diez años de trabas para las familias que buscan exhumar los restos de los suyos en el Valle de los Caídos

Diez años de trabas para las familias que buscan exhumar los restos de los suyos en el Valle de los Caídos

Así lo confirma Miguel Ángel Capape, marido de Purificación Lapeña, la nieta de uno de los hermanos fusilados en Calatayud en 1936 y trasladados sin autorización a Madrid: "Hemos preguntado para entrar y uno de las personas que estaba aquí perteneciente a Patrimonio Nacional nos ha dicho que no. Ha intentado hacer unas gestiones y peguntar y nos lo ha confirmado", explica en conversación con eldiario.es el también integrante de la Asociación por la Recuperación e Investigación contra el Olvido de Aragón. 

"No sabemos si será porque no quieren que entorpezcamos el trabajo de los peritos, pero obviamente nuestra idea era entrar sin molestar a los operarios y, por lo menos, queríamos estar ahí después de una pelea de tanto tiempo", remarca.

La familia de los hermanos Lapeña comenzó la batalla hace diez años, cuando se enteró de que sus restos mortales se encontraban en el Valle de los Caídos. Entonces, solicitaron la exhumación en el marco de la Ley de Memoria Histórica, pero la respuesta fue negativa. En 2012 iniciaron la pelea judicial con una denuncia archivada en la vía penal, hasta que en marzo de 2016 lograron un fallo por vía civil que les ha llevado hasta aquí.

Sin embargo, el dictamen ha tardado dos años en ejecutarse tras las trabas repartidas entre la inacción de Patrimonio Nacional, la negativa del prior de la Abadía y la dilatación en el tiempo del proceso. "Después de tantos años esperando ahora nos encontramos con que no podemos entrar", señala Capape. "Ha sido una traba detrás de otra y mucho tiempo de promesas incumplidas".

La piqueta ha entrado este lunes en el Valle de los Caídos, pero habrá que esperar al informe técnico que deben hacer los peritos del Instituto Torroja de Ciencias de la Construcción, que deben analizar las circunstancias en las que se encuentra. 

Etiquetas
Publicado el
23 de abril de 2018 - 13:17 h

Descubre nuestras apps