La portada de mañana
Acceder
España, encerrada antes del puente
Escrivá: "La reforma de la jubilación anticipada será muy gradual"
Opinión - Ayuso y sus demonios, por Esther Palomera

Unidos Podemos quiere impulsar los anticonceptivos para hombres frente al desinterés de las farmacéuticas

Todavía no ha llegado al mercado ningún anticonceptivo masculino

Fomentar la investigación y el desarrollo de los anticonceptivos masculinos. Es el objetivo de una de las iniciativas que ha presentado este jueves Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea sobre salud sexual y reproductiva. En los últimos años se han impulsado varios estudios a nivel internacional sobre fármacos destinados a la contracepción masculina, pero la falta de interés de las grandes farmacéuticas y la interrupción de algunos de estos estudios por diversas causas no han posibilitado su puesta en marcha.

La promesa de los anticonceptivos masculinos se estrella contra el desinterés de las farmacéuticas

La promesa de los anticonceptivos masculinos se estrella contra el desinterés de las farmacéuticas

Ante este escenario, el grupo confederal ha decidido registrar una proposición no de ley (PNL) en la que pide instar al Gobierno a que ponga en marcha incentivos en el campo de la investigación de los anticonceptivos para hombres para que, una vez que sean aprobados por las agencias del medicamento correspondientes, sean evaluados en España y, si procede, sean financiados por parte del Sistema Nacional de Salud. Además, demanda al Ejecutivo una partida presupuestaria para la elaboración de un estudio sobre la seguridad de los anticonceptivos hormonales "donde se comparen las alternativas en desarrollo de los masculinos y los comercializados actualmente para mujeres".

La intención de la iniciativa es que la planificación de la reproducción sea equilibrada entre hombres y mujeres: "Entendemos que una de las vías para conseguir la igualdad entre hombres y mujeres y terminar con la brecha en derechos sexuales y reproductivos pasa por que en España se lleve a cabo su correspondiente estudio sobre métodos anticonceptivos hormonales masculinos de última generación", explica Unidos Podemos en la PNL, presentada a iniciativa de la diputada de En Marea Ángela Rodríguez.

En España, prosigue el grupo confederal, no existen métodos anticonceptivos hormonales masculinos, sin embargo, "hay diversos estudios realizados en el marco de la OMS y la ONU que indican la posible efectividad de los mismos". Muchos en los últimos años se han estrellado contra el desinterés de las farmacéuticas, que no apuestan por su financiación. En la actualidad, solo tratan de desarrollar este tipo de fármacos algunas organizaciones sin ánimo de lucro con dificultades para llegar al mercado.

Una de estas organizaciones es el Population Council que, junto a los Institutos Nacionales de Salud de EEUU, está desarrollando un gel de testosterona. El ensayo clínico comenzará este mismo año y será el mayor realizado nunca sobre anticoncepción hormonal masculina, con más de 400 parejas de EEUU, Reino Unido, Italia, Suecia, Chile y Kenia.

Sin embargo, alguno de estos estudios se ha suspendido por los efectos adversos. El último encontronazo se dio a finales de 2016, cuando un comité médico interrumpió el ensayo de un fármaco –una inyección de testosterona junto con un implante de progesterona– por los efectos adversos, que curiosamente eran muy similares a los de la píldora femenina.

De hecho, Unidos Podemos también pide al Gobierno una partida presupuestaria para realizar un estudio "de carga de enfermedad" asociada a la anticoncepción hormonal en mujeres.

Una nueva Estrategia de Salud Sexual

"Para profundizar en la equidad de género en el ámbito de la salud, la anticoncepción y la salud sexual y reproductiva deben ser responsabilidad tanto de hombres como de mujeres", concluye el grupo confederal, que además, en su batería de propuestas, ha registrado otra PNL destinada a elaborar una nueva Estrategia de Salud Sexual y Reproductiva, caducada desde 2015 y que el Gobierno no ha evaluado. 

El objetivo de este documento, aprobado en 2010 y que establecía una duración de cinco años, es desarrollar la Ley del Aborto para garantizar el acceso universal y equitativo a la interrupción voluntaria del embarazo, además de establecer las líneas básicas de la política pública: educación sexual, acceso a los anticonceptivos, centros de planificación familiar...Sin embargo, los colectivos especializados insisten en que su aplicación ha sido prácticamente nula y en varios informes publicados en los últimos años han denunciado el abandono del Gobierno a esta materia. 

Etiquetas
Publicado el
22 de marzo de 2018 - 12:59 h

Descubre nuestras apps

stats