eldiario.es

Menú

Andalucía Andalucía

Vivienda: sigue ganando la banca y mientras, las administraciones, ni están ni se las espera

- PUBLICIDAD -
La Junta aprueba este martes el Plan de Vivienda y Rehabilitación 2016-2020

Hace más de cuatro años, el Movimiento Andaluz por el Derecho a la Vivienda pedía a la Junta de Andalucía que declarara el “Estado de Emergencia habitacional en Andalucía”. El objetivo principal era que las administraciones pudieran responder de forma urgente y coordinada para dar respuesta a una situación que afectaba a una parte muy importante de la población andaluza. La Consejería de Vivienda y el Gobierno andaluz, por aquellos años formado por la coalición PSOE e IU, dijeron que no y miraron para otro lado argumentando que estaban elaborando una Ley que sería, así se vendió, casi “la panacea”. La Ley de la Función Social de la Vivienda se aprobó en el Parlamento Andaluz y el gobierno central, del PP, presentó recursos contra artículos de la ley prometiendo también que legislaría para afrontar este tema y que sería “la panacea II”. La Junta vendió humo con las expropiaciones y las multas. El Gobierno central puso a buen recaudo a la propiedad privada. ¿Y la banca? Bien, gracias.

En el año 2016 se han producido, según los datos del Consejo General del Poder Judicial, 67.030 desahucios. Cifras muy similares a los de los años anteriores. Poco o nada ha cambiado la situación desde hace cuatro años, cuando parecía que las administraciones encararían, de una vez por todas, unas demandas de la sociedad civil bien organizada: se paraban desahucios, se ocupaba en colectivo, se denunciaba a la banca y se consiguió socializar lo que las administraciones hubieran querido que siguieran siendo "fracasos personales" que culpabilizaban, una vez más, a quienes eran las víctimas de un sistema radicalmente injusto. Un sistema fuerte para con las personas débiles y blando para con los fuertes, quienes habían convertido lo que debiera ser de uso público en un objeto de especulación y enriquecimiento espurio.

La Junta de Andalucía nunca ha entendido, ni querido entender, lo que significa la defensa activa de un derecho humano como es el de la vivienda. Desde APDHA hemos defendido, como no puede ser de otra manera, el derecho a la vivienda para todas las personas: las sin techo, las que malviven en asentamientos chabolistas, las que están ocupando, las que malviven en infraviviendas, las jóvenes con pocos recursos para emanciparse, las que malviven hacinadas en pisos de 30 m2… Ahora, que los desahucios por impago de alquiler superan a los desahucios por impagos hipotecarios, la Consejería de Fomento y Vivienda pone el foco en los segundos para volver a vender humo y demagogia con lo que llaman el Anteproyecto de Ley del Derecho de tanteo y Retracto en Desahucios, desplegando una cantidad ingente de medios ─los que suponen aprobar una ley─ para conseguir menos de diez viviendas por provincia al año, cuando tenemos constancia, y la Consejería también, de que los casos de emergencia habitacional se cuentan por miles en Andalucía.

Y la banca, mientras tanto, a lo suyo, que es ganar dinero aunque deje a familias malheridas de por vida. La banca, que sabemos por sentencias firmes que estafó a tantas personas, de las que se aprovechó de una de las necesidades básicas como es la vivienda, sigue campando por sus fueros, que no son otros que los de una sociedad capitalista, amparada por los distintos gobiernos, que hace del derecho a la propiedad privada el Sanctasanctórum.

Y muchas miles de personas seguirán ocupando, porque es para lo único que da una pobreza que no baja, unos sueldos de miseria y unas condiciones vitales inimaginables hace unos años.

Lucharemos hasta que las administraciones pongan a las personas y sus derechos en el centro de su agenda política, y para que esto se consiga, sólo quedará una salida: seguir en la calle y exigir que se vayan yendo, más pronto que tarde, toda esa clase política que con sus demagogias e intereses poco confesables están provocando tanto dolor, del todo evitable, a tanta gente.

Pablo María Fernández, coordinador área de Marginación de APDHA.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha