eldiario.es

Menú

Andalucía Andalucía

Lo que la Junta de Andalucía reclama por irregularidades supera el presupuesto de un año para formación

Tras cuatro años depurando expedientes de subvenciones entre 2007 y 2011, eleva a 149 millones de euros los reintegros que exige, y todavía queda por revisar casi la cuarta parte

La convocatoria de 2016, todavía en desarrollo, prevé 140,1 millones de euros para cursos, escuelas taller, casas de oficio, talleres de empleo y unidades de promoción y desarrollo. 

- PUBLICIDAD -
Carnero espera que la innovación sea signo de identidad de la sociedad andaluza con el plan de incorporación a las TIC

Si la Junta de Andalucía recuperara todo lo que reclama por irregularidades en la justificación de subvenciones para formación profesional para el empleo, tendría presupuesto para todo un año de estas políticas en la comunidad autónoma con más desempleo del país. De hecho, la pasada semana, el consejero de Empleo, Empresa y Comercio, Javier Carnero, elevaba a 149 millones de euros los expedientes de reintegro, y son 141,1 los consignados en la convocatoria de 2016 de cursos, escuelas taller, casas de oficio,  talleres de empleo y unidades de promoción y desarrollo.

La comparación sirve para constatar la importancia de recuperar una cifra aparentemente no tan elevada en una autonomía que maneja un presupuesto de más de 30.000 millones de euros. Sobre todo, por las dificultades para recuperar luego ese dinero. El consejero no ofreció una cifra de cuánto dinero de la formación se ha recuperado ya, y argumentó que son datos que maneja la Consejería de Hacienda y Administración Pública. La última cifra que este  departamento facilitó fue de 7,6 millones de euros, hace justo un año. Una mínima parte de lo reclamado.

Los problemas para recuperar el dinero son tantos que incluso la Junta de Andalucía rebaja año a año sus expectativas. En los presupuestos autonómicos del presente ejercicio se preveía una partida de 442,9 millones de euros correspondiente a expedientes de reintegro, no sólo de formación sino de otras partidas indebidamente cobradas, como por ejemplo, ayudas sociolaborales. Para 2018, ha reducido notablemente sus expectativas y la consignación por este concepto es de 373,1 millones de euros en el proyecto de ley actualmente en tramitación parlamentaria.

Cierto es también que no todos los citados expedientes relativos a la formación terminarán con resolución de reintegro firme -los hay pendientes de alegaciones de los reclamados- pero también hay que tener en cuenta que la partida de dinero cuya devolución se exige puede superar esos 149 millones de euros, dado que todavía queda por revisar casi la cuarta parte de los expedientes de subvenciones sujetos a depuración desde hace más de cuatro años. 

Tres consejeros y cuatro años del "plan de choque"

El trabajo es ingente. Cuando el entonces consejero de Educación, Cultura y Deporte, Luciano Alonso, que tenía en 2013 las competencias en formación, anunció el "plan de choque" para revisar todas las subvenciones en la materia concedidas entre 2007 y 2011 (última convocatoria hasta su desbloqueo en 2016), se dio un plazo de dos años para completar el trabajo. En total, se iban a revisar los 8.505 expedientes de cinco años en los que se destinaron a la materia 1.613 millones de euros, labor que no se hace en ninguna otra comunidad autónoma.

Cuatro años después, se han cerrado 6.501, según datos aportados también en su última comparecencia en el Parlamento de Andalucía por Javier Carnero, de quien depende ahora la formación. Se trata, pues, de una complicada tarea por la que han pasado ya tres consejeros porque en medio le tocó a su inmediato predecesor en el cargo, José Sánchez Maldonado.

Javier Carnero ha destacado que las tres cuartas partes de las subvenciones que se revisan son liquidadas correctamente, es decir, los beneficiarios han justificado bien que destinaron el dinero a lo previsto. En el otro 25%, esas 1.750 subvenciones en las que se ha pedido el reintegro, suman los 149 millones de euros. Se exige su devolución porque las justificaciones no se han hecho correctamente, lo que no necesariamente quiere decir que el dinero no fuera destinado a sus objetivos.

Entretanto, prosigue el lento reinicio de la formación, que empezando por los cursos para desempleados de los que hasta el momento se han puesto en marcha 273 para 4.042 desempleados, menos del 20% de los 22.380 que se espera que se beneficien con la convocatoria de 2016. En los próximos meses, lo harán el resto de cursos, las escuelas taller, casas de oficio, talleres de empleo y unidades de promoción y desarrollo. Y para entonces, ya tendría que estar lista la convocatoria de 2017. 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha