eldiario.es

Banda literaria "made in Andalucía" que se abre camino fundiendo prejuicios

Segunda expedición, hoy en Córdoba, en busca de superlibros en vez de superventas

"Las librerías de Madrid recibían nuestros libros, escritos por músicos o artistas inéditos y con potente diseño, diciendo ¡Vienen de Andalucía! Y todavía preguntan cuándo nos vamos a mudar". Marga Suárez, editora.

"¿Cómo escribir de Bill Murray si soy cordobesa? Yo misma tuve que vencer mi complejo local para aceptar hacer su biografía". Marta Jiménez, escritora.

"La lectura en España es baja y en Andalucía peor. Falta fomento institucional y familiar y está en juego que involucionemos". Ana Rivas, librera.

- PUBLICIDAD -
En busca de grandes libros en Córdoba /Fotografía: María Iglesias

En busca de grandes libros en Córdoba /Fotografía: María Iglesias

Guille Galván, letrista y guitarrista de Vetusta Morla, puso a Bandaàparte en mi mapa. Le entrevisté tras la Feria del Libro de Córdoba y venía emocionado con la editorial tras su poemario Retrovisores. "Es que somos muy banda, de gira con los autores" -explica Pedro Peinado, uno de los tres editores y el responsable del diseño-. Con esa referencia, se erigen en guías de la búsqueda de great books vs best sellers en Córdoba. ¡Qué me los haya descubierto un madrileño! 

Nada raro en ello. "Nuestra clave es ser "editorial de no-escritores", músicos, artistas plásticos, periodistas, con páginas maravillosas en los cajones, como el cantautor Alfredo González cuyo poemario Hijas ilegítimas nos tiene volcados" -cuenta Marga Suárez. "Pero -añade Antonio de Egipto- junto a nuestra identidad, desde el arranque, hace cuatro años, ha sido esencial ir una vez al mes a Madrid".

Empezaron ofreciendo a las librerías Tipos infames, La buena vida, Café molar, sus poemarios de músicos como Santi Campos y Raúl Bernal. "Al principio decían asombrados ¡Vienen de Andalucía! y todavía nos preguntan ¿Cuándo os mudáis?" -se ríe Suárez. "Como editorial andaluza, cuesta llegar a una gran distribuidora nacional, como UDL -asegura de Egipto-, pero cuando hemos podido enseñarles nuestro trabajo, les ha convencido y ahora estamos mútuamente encantados". 

Los Bandaàparte aconsejan visitar La República de las letras, la librería-vinoteca-cafetería-centro cultural de Ana Rivas. "El nombre -explica ella- es mi homenaje a esa red social, de intercambio epistolar, entre el Renacimiento y el s.XIX, de humanistas, científicos, literatos". Sus propuestas de libros a descubrir: Apóstoles y asesinos, de Antonio Soler (Galaxia Gutenberg), Tan poca vida , de Hanya Yanagihara (Lumen) y Brújula, de Mathias Enard (Random House), "último premio Goncourt que es para leer sin parar y releer".

La lectora Cristina Coca se interesa por esta recomendación. "Yo es que en literatura busco ficción relacionada con temas de actualidad y ahora estoy haciendo la tesis sobre el conflicto entre Oriente y Occidente que esta novela trata".

Ana Rivas es bibliotecaria en excedencia después de 30 años. "De ahí que la mayoría de libros aquí son obras que yo me leería. Tengo también best sellers que no me interesan, pero sin bajar a las cloacas. Jamás la biografía de Belén Esteban". Refiere informes de lectura y su experiencia para afirmar que "si la tasa de lectura en España es baja, en Andalucía y Córdoba peor". "Falta fomento institucional y familiar y lo que está en juego, más allá del placer, es que involucionemos. Porque, junto a caminar erguidos y usar el pulgar, el tercer gran avance evolutivo humano es el pensamiento lingüístico".

Marta Jiménez y José María Martín son periodistas vinculados hace años a lo literario. Él la sucedió en la conducción del Hoy por hoy Córdoba (SER) "para lo que tengo que leer mucha producción local" y ella, responsable de la iniciativa Cine y literatura en clubes de lectura de la Diputación, está "descubriendo ciencia ficción, como La mano izquierda de la oscuridad, de Úrsula K. Le Guin (Minotauro), o Volavérunt, de Antonio Larreta, ganadora del Planeta en el 80 y en la que se basó la película de Bigas Luna". Comparten admiración por los poetas cordobeses Pablo García Casado y Javier Fernández.

"Yo tengo muy claro lo que me hace disfrutar" -añade Martín- "Lo lúdico, por eso me gusta Fernández Mallo y me entusiasma Georges Perec, con La vida instrucciones de uso, Las cosas o El secuestro (Anagrama), un libro que escribió prescindiendo de la vocal más usada en francés, la “e”. "La ficción te da la diversión, al leer y al escribir" -asegura-. "Para nosotros, periodistas de provincias que es algo aburridísimo, supone la liberación absoluta". Se refiere a su propia novela Suroeste You  "de la que me han dicho que recuerda el estilo de Carver, lo que me ha lanzado a descubrirlo" -confiesa con una falta de impostura refrescante-. 

Marta Jiménez, que admira a Martín como un escritor más vocacional, advierte contra el complejo provinciano. "Ojo que lo digo porque lo he sufrido. Mi libro Yo, Bill Murray fue un encargo de Bandaàparte que estuve a punto de rechazar. Pensé ¿Qué puedo aportar yo si soy cordobesa? Nos creemos condenados a lo local. ¡Cuando el resto de biógrafos tampoco le ha entrevistado porque él es muy particular!"

"A nosotros nos ha pasado" -cuenta Antonio de Egipto- "que la librería La Mínima de El Rincón de la Victoria, de nuestras preferidas con La puerta de Tannhäuser, en Plasencia y 1616 books , en Salobreña, al proponernos una actividad, decía que nos animáramos aunque fueran "librería del sur", dando por hecho que nosotros éramos madrileños, ¡cuando ser del sur era una ventaja por la menor distancia!

"Editorial sin fronteras de origen cordobés", como les ha definido la prensa nacional, o sea, de Madrid, llevan la universalidad ya en el nombre, título de la película estandarte de la nouvelle vague francesa. Ahora, diversifican sus cuatro colecciones iniciales (Poesía, Narrativa, Ensayo y Gráfica), con la de Personajes que arranca el Bill Murray de Marta Jiménez y Minúsculo Molusco, creada para saltarse su norma y publicar a "autores-escritores" cuyas obras, sin más, "tengan magia, emocionen".

Como lecturas adictivas, Antonio de Egipto cita la poesía de Mark Strand, "y en narrativa, la trilogía rural formada por El viento derruido, Los años de la niebla, El óxido del cielo (Oberon), de Alejandro López Andrada que a Marga y a mí nos entusiasma".  "Yo -toma el relevo Pedro- propondría Consumidos, de David Cronenberg (Anagrama) o un poemario como Canal, de Javier Fernández (Hiperión), creado a partir de la muerte de su hermano pequeño. Te deja impactado".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha