eldiario.es

Menú

Trabajadores del SEM protestan en Palamós por el nuevo modelo de transporte sanitario

En unos días entrará en vigor el despliegue del Sistema Sanitari Integral en el Baix Empordà que supone una reestructuración de la gestión del transporte sanitario

Los trabajadores consideran que el nuevo modelo supone una pérdida de la calidad asistencial

- PUBLICIDAD -
Hospital de Bellvitge

Sistema d’Emergències Mèdiques de Catalunya, SEM SANDRA LÁZARO

Desde hace unas semanas se está implementado en toda Catalunya el Sistema Sanitari Integral, el nuevo modelo de gestión del transporte sanitario. A pocos días de que el despliegue llegue a las tierras del Baix Empordà profesionales de esta unidad y vecinos de la zona se han concentrado este martes a las puertas del Hospital de Palamós para pedir que el CatSalut se eche atrás.

Los trabajadores están preocupados por la pérdida de la calidad asistencial que puede suponer implementar el nuevo modelo de transporte sanitario. Según la nueva organización a partir de ahora el Baix Empordà ya no dispondrá del la Uniat de Suport Vital Avançat medicalitzat (USVAm), una ambulancia dotada de un médico, un técnico y un enfermero que atiende emergencias. Una unidad, que según los trabajadores, está formada por equipos de profesionales con muchos años de experiencia que trabajan conjuntamente.

A partir de ahora habrá dos equipos, un Vehículo de intervención rápida (VIR), con un médico y un técnico y una Unitat de Suport Vital Avanzat (USVA) que contará con un técnico y una enfermera.

"Sin una enfermera cuesta mucho hacer según qué tipo de intervenciones", señala David Gracia, médico asistencial del SEM (Sistema de Emergencias Médicas de Cataluña) del Hospital de Palamós y delgo sindical de Médicos de Catalunya. Y añade, por otra parte, que las enfermeras acabarán haciendo tareas que no les corresponden y que debería hacer un médico.

"Cuando llegamos a un lugar las enfermeras monitorizan el paciente, hacen los electrocardiogramas, yo como médico no tengo tanto para la mano hacer esto, y por otra parte, una enfermera que está sola deberá dispensar medicación, como pueden ser analgésicos y eso no está permitido por ley", denuncia este profesional a Cataluña Plural. "No es una guerra entre enfermeras y médicos, lo que queremos es trabajar juntos", dice.

Además de la división del servicio, los trabajadores explican que a partir de ahora el vehículo de intervención rápida, lo que está dotado de un médico y un técnico, estará ubicado en la Bisbal d'Empordà en lugar de estar en Palamós como hasta ahora. "En muchos casos el médico puede llegar 20 o 25 minutos más tarde", advierten los profesionales. El retraso, dicen, afectará sobre todo a las poblaciones de Calonge, Castell-Platja d'Aro, Sant Feliu de Guíxols y Santa Cristina de Aro. El Hospital de Palamós es el centro sanitario público de referencia del Baix Empordà.

Aparte de eso la remodelación también implicará la desaparición de la ambulancia de Soporte Vital Básico (SVB) de la Bisbal durante el horario nocturno de 12 horas, según los trabajadores. Además, otras ambulancias de refuerzo de verano también dejarán de estar operativas durante la noche, en poblaciones como el Estartit o Palafrugell, explica Gràcia.

Por su parte desde el departamento de prensa del SEM aseguran en declaraciones a Catalunya Plural que lo que algunos ven como una pérdida supone una mejora. En este caso, explican, el hecho de pasar a tener dos unidades y un médico disponible las 24 horas supone una mejora del servicio para el ciudadano. "Si el caso requiere un médico y un enfermero activaremos dos unidades y las que haga falta", afirman en declaraciones a Catalunya Plural.

Este nuevo modelo de gestión del transporte sanitario que se comenzó a implementar el 3 de noviembre en Lleida, supone concentrar todo el transporte sanitario en manos del SEM (Sistema de Emergencias Médicas de Catalunya). Hasta ahora el SEM se encargaba sólo de las emergencias y el resto estaba en manos del CatSalut. Con la adjudicación del último concurso público del transporte sanitario catalán, licitado en verano, entra en vigor este nuevo modelo de gestión. En cada región, se ha dividido el territorio catalán en 13 lotes, se implementa de una forma específica y en algunas regiones como en las comarcas del Ebre o ahora en el Baix Empordà ha despertado malestar por parte de trabajadores y usuarios.

Aparte de estar descontentos con la reestructuración del servicio, los trabajadores de la base SEM del Hospital de Palamós también se quejan de que no se haya hecho formación suficiente al personal asistencial. "No conozco el técnico con el que trabajaré, no se si le han dado formación, no hemos hecho formación conjunta", denuncia Gràcia en Catalunya Plural. Todo ello, dicen, supone una "carga psicológica añadida al trabajador". Gràcia además está convencido de que esta remodelación supone un "recorte de recursos", porque, por ejemplo, dice, las ambulancias de Soporte Vital Básico dejan de trabajar 12 horas por día. "Lo importante cuando hay una emergencia es llegar, independientemente de los recursos que se necesiten, por eso consideramos que es un paso atrás", enfatiza. Y recuerda que esta medida  se ha tirado adelante mientras el gobierno está en funciones sin que se haya constituido todavía la comisión de salud del Parlament de Catalunya.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha