Focos

Críticas en la revista Science al giro de España hacia la investigación “de mercado”

Tres investigadores españoles alertan de los "negros nubarrones que amenazan la ciencia española"

- PUBLICIDAD -
Concentración contra los recortes en ciencia en Valencia el pasado 19 de diciembre. / @eduolpe

Concentración contra los recortes en ciencia en Valencia el pasado 19 de diciembre. / @eduolpe

El Gobierno de España amenaza con “estrangular” la innovación del país al reducir los fondos destinados a ciencia básica para dedicarlos a investigación “dirigida al mercado”. Así lo denuncia un tribuna de opinión publicada en la prestigiosa revista Science en la que tres científicos españoles analizan el plan nacional que traza los objetivos en I+D+i entre 2013-2016 y la estrategia hasta 2020 trazadas por el Gobierno de Mariano Rajoy. El título del artículo, publicado un día antes de que  la comunidad científica vuelva a manifestarse contra de los recortes en investigación, es alarmante: “Oscuros nubarrones se ciernen sobre la ciencia española”.

“Mejorar la I+D privada es bienvenido, pero redirigir fondos hacia la investigación privada y aplicada, junto con los grandes recortes en el presupuesto”, dice la tribuna, “acerca el riesgo de minar los esfuerzos por mejorar la investigación básica”. La carta está firmada por Luis Santamaría, presidente de la Asociación para el Avance de la Ciencia y la Tecnología en España,  Mario Díaz, investigador de IMEDEA y presidente del Comité Científico de la Sociedad Española de Ornitología SEO/Birdlife, y Fernando Valladares, presidente de la Asociación Española de Ecología Terrestre e investigador del Museo Nacional de Ciencias Naturales.

Miles de millones sin gastar

El trabajo recuerda que, cada año, gran parte de los presupuestos totales dedicados a investigación se dan en forma de créditos que al final no se otorgan, dejando miles de millones sin gastar y reduciendo considerablemente el verdadero gasto en investigación. En 2012 esa cantidad sobrepasó los 3.000 millones, señalan. Este año, las sociedades científicas denunciaron que incluso se dejan de gastar 100 millones de euros en subvenciones.

El trabajo alerta de que España no está preparada para reubicar los fondos que antes se dedicaban a investigación básica a proyectos de ciencia aplicada “dirigida al mercado”. Los autores resaltan que este país aún no tiene un tejido empresarial de alta tecnología significativo y tiene un “número pequeño” de empresas surgidas del entorno de la investigación, lo que ha hecho difícil que el conocimiento generado llegue a las empresas y genere beneficios. “Las restricciones financieras y los recortes pueden asfixiar las frágiles sinergias que hay entre el sector público y privado en lugar de fortalecer la competitividad y podar los elementos menos productivos”, señalan.

Los autores proponen que el Gobierno redistribuya los fondos de I+D de forma “más equilibrada” y, en especial, haga un mejor seguimiento del dinero público que se dedica a la investigación para que esté más ligado a lograr los resultados propuestos, un problema que el Tribunal de Cuentas criticó duramente este año.

“Los políticos deberían aprovechar los recursos que se han ido edificando en la última década, ya que la innovación efectiva sólo puede llegar cuando se sustenta en la ciencia básica”, concluyen los firmantes.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha