eldiario.es

Menú

Cuenca acogerá en 2018 el Congreso Estatal de Astronomía con la vista puesta en el turismo

El Museo de las Ciencias será la sede del encuentro de astrónomos aficionados a los que se sumarán las ponencias profesionales

La Serranía Conquense espera convertirse este año en Destino Turístico Astronómico si consigue el sello que otorga la Fundación Starlight

El cielo de esta parte de la provincia es el segundo más oscuro de Europa en extensión y uno de los mejores para la observación astronómica

- PUBLICIDAD -
Fotografía de tipo circumpolar  tomada en el Parador de Sigüenza (Guadalajara)

Fotografía de tipo circumpolar tomada en el Parador de Sigüenza (Guadalajara) Foto: Esteban García/ Astrocuenca

La ciudad de Cuenca acogerá entre el 1 y el 4 de noviembre de 2018 el XXIII Congreso Estatal de Astronomía, una reunión de asociaciones de aficionados a esta ciencia para la puesta en común de la actividad, los avances y novedades que se han ido produciendo en la astronomía amateur.

Cuenca fue designada como sede el pasado año, durante el Congreso celebrado en Pamplona, tras presentar su candidatura junto a Teruel.  Antonio Pérez Verde es el vicepresidente de AstroCuenca y responsable de Comunicación del Congreso y explica que, aunque el programa aún no se ha cerrado, el Congreso conquense tendrá como eje principal el turismo astronómico.

Cuenca como ‘Destino Turístico Astronómico’

Y es que la provincia de Cuenca quiere posicionarse como referente de una oferta de la que las asociaciones de aficionados a esta ciencia pueden ser los “mejores  embajadores”. “Es una manera de posicionar turísticamente a la región de manera diferente” señala el vicepresidente de Astrocuenca.

La Serranía Conquense busca obtener, en este año 2017, el sello de ‘Destino Turístico Astronómico’ de la Fundación ‘Starlight’, la única en el mundo en conceder este reconocimiento que viene avalado por la Unesco, la Unión Astronómica Mundial y la Organización Mundial de Turismo. Su objetivo es fomentar la protección de los cielos nocturnos de la contaminación lumínica y mejorar la calidad de las experiencias turísticas con la contemplación del cielo como parte esencial de la naturaleza. “En Cuenca se puede mirar a un cielo de calidad excepcional. El que vemos en la Serranía Conquense es el segundo más oscuro de Europa en extensión”, señala Pérez Verde.

Durante el Congreso también se primará el debate sobre la observación del astrónomo aficionado. “Hablaremos sobre los adelantos que se han realizado, las técnicas observacionales y habrá algo de astronomía profesional”.

El papel del astrónomo aficionado

Los astrónomos amateurs llevan un importante ‘peso’ en la divulgación de esta ciencia, en ocasiones colaboran con astrónomos profesionales. “Ellos pueden contribuir al avance científico que promueve la astronomía profesional”, sostiene Antonio Pérez Verde,  porque “si algo tiene el aficionado es tiempo para observar”.

En la actualidad, uno de los temas de los que más se habla en el ámbito de la astronomía tiene que ver con la formación de los planetas. “Tras las observaciones de radiotelescopios como Alma en  el desierto de Atacama, sabemos que se forman de manera distinta a como se pensaba”. También se habla de los exoplanetas, los que orbitan estrellas diferentes al sol. “Si una estrella tiene o no exoplanetas es algo que un astrónomo aficionado puede investigar con su pequeño telescopio. Puede aportar curvas de luz, es decir, datos concretos”.

Precisamente, la investigación en torno a los exoplanetas es una de las especialidades del vicepresidente de Astrocuenca después de haber trabajado cuatro años en este campo en el Centro de Astrobiología (CSIC-INTA). Podría ser uno de los temas que se aborden en el debate o de la divulgación de la astronomía a través de blogs como astrometrico.es que dirige el propio Pérez Verde. 

Una de las actividades más frecuentes de los astrónomos aficionados es la observación de los cometas “porque como digo tiene tiempo. Puede hacerlo durante dos meses de forma continuada. Algo que no puede hacer un profesional que no tenga telescopio propio”.

Nebulosa Trifida en la constelación de Sagitario tomada desde Enguídanos (Cuenca)

Nebulosa Trifida en la constelación de Sagitario tomada desde Enguídanos (Cuenca) Foto: Esteban García/Astrocuenca

Ayuda el avance de la tecnología que ha abaratado los precios de los instrumentos, señala Pérez Verde. “Cada vez hay más casos en los que los amateurs aparecen en publicaciones científicas. Eso antes era impensable”.

¿De verdad el hombre llegó a la luna?

En Cuenca se encuentra el Museo de las Ciencias de Castilla-La Mancha - este 15 de enero cumple 18 años - que será la sede del Congreso. Dispone de un planetario y un observatorio astronómico. Fue inaugurado en el año 1999. En esa misma época se creó una pequeña agrupación astronómica que ahora es Astrocuenca, la organizadora del Congreso.

La asociación cuenta con 45 socios y realiza diversas actividades a lo largo del año. En los primeros días de cada mes organizan la actividad ‘El cielo del mes’. Se trata de una sesión en directo en el Planetario para observar los objetos y constelaciones que verán los observadores. Por ejemplo, este mes de enero de 2017 ha estado dedicado a  "La Estrella de Belén". Y si el tiempo lo permite se realiza una pequeña observación astronómica.

Entre las preguntas más frecuentes del público es recurrente la que cuestiona si el hombre llegó o no a la luna o las relacionadas con el tamaño de Marte o con Saturno y sus anillos. “Suelen ser cuestiones de tamaño o distancia”. También se interesan por las estrellas fugaces. Si quien pregunta tiene más conocimientos se suele interesar en cuánto tiempo le falta al sol para convertirse en una gigante roja, explica Pérez Verde. Un proceso en el que podría terminar devorando a Mercurio, Venus y, quizás a la Tierra.

Público en observación astronómica

Público en observación astronómica Foto: Astrocuenca

Además, se organizan acampadas varias veces al año para realizar astrofotografía y  una vez al año celebran el ciclo de conferencias ‘La diversidad de la astronomía’ en el que profesionales de la astronomía y ciencias afines explican al público lo que hacen “a través de un lenguaje muy asequible”.

Antonio Pérez Verde explica que en España “tenemos ciencia astronómica puntera. No todos los astrónomos profesionales son estadounidenses”. Uno de ellos es  José María Sánchez, el astrónomo del Museo de las Ciencias de Cuenca o el albaceteño José Cernicharo, “es un científico puntero a nivel mundial en astroquímica, en cómo interactúan los elementos químicos en el mundo interestelar” que trabaja en el Instituto de Ciencia de Materiales de Madrid (ICMM-CSIC) o Asunción Fuente, astrofísica conquense e  investigadora del Observatorio Astronómico Nacional.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha