eldiario.es

VÍDEO | Una bola de fuego alcanza una altitud de sólo 19 kilómetros

El fenómeno se produjo este fin de semana, el sábado a las 22.43 y se pudo observar desde zonas de Andalucía, Castilla-La Mancha, Murcia y Extremadura

- PUBLICIDAD -
Meteroito el 7 de diciembre de 2015

El Complejo Astronómico de La Hita, en Toledo, fue uno de los observatorios astronómicos que registró la caída de una bola de fuego este pasado 5 de diciembre, junto a los de Calar Alto, La Sagra y Sevilla. El fenómeno se observó en las regiones Andalucía, Castilla-La Mancha, Murcia y Extremadura. Según señala el Complejo, las imágenes revelan que se trató de un impacto contra la atmósfera de una roca procedente del cinturón principal de asteroides.

Además, el análisis del profesor José María Madiedo, señala que la roca impactó con la atmósfera a una velocidad de unos 47.000 kilómetros por hora. Este brusco choque provocó que su temperatura alcanzase rápidamente varios miles de grados centígrados, generándose así una bola de fuego cuyo brillo superó al de la Luna llena. La bola de fuego se inició a una altitud de unos 93 km sobre el norte de África, y avanzó rápidamente mientras la roca se desintegraba y perdía altitud en dirección hacia la Península Ibérica.

El Complejo Astronómico señala que existe algo "inusual" en este fenómeno, es que la bola consiguió penetrar en la atmósfera hasta alcanzar una altitud final de unos 19 kilómetros, muy por debajo de lo que suele ser habitual. Normalmente, señala la organización, la atmósfera actúa como un escudo que destruye las rocas por encima de los 50 o 70 kilómetros de altura. La baja altitud que se ha alcanzado en este caso se ha debido a que una parte del material, cuya masa según Madiedo sería de unos 200 gramos, ha sobrevivido en forma de meteorito. Los análisis indican que este meteorito habría caído al mar entre las costas de España y Marruecos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha