eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

Un youtuber de seis años que gana un millón al mes y otros prodigios de la plataforma

Ryan gana dinero por jugar con sus juguetes favoritos frente a una cámara, ante millones de espectadores en YouTube

Además, cinco casos más de niños prodigio que son ricos gracias a la popular plataforma de Google

- PUBLICIDAD -

De entre los 100 canales más vistos de YouTube, una quinta parte de ellos están dedicados a los niños. Y no son de dibujos animados, películas infantiles o programas de entretenimiento, sino de juguetes. Sobre todos ellos se erige Ryan, un niño de 6 años de Texas (EEUU) al que le encanta jugar con muñecos, trenes, ositos de peluche, abrir huevos sorpresa y pasar el rato montado en un coche de juguete o en una piscina de bolas. Es lo que le gustaría a cualquier niño. La diferencia es que su madre le graba dos o tres veces al día y luego lo sube a YouTube para sus 5.600.000 seguidores.

RyanToysReview gana mucho dinero. El canal, que en última instancia administran sus padres, ha hecho más de un millón de dólares al mes desde septiembre hasta ahora. Ha superado en reproducciones al youtuber de los youtubers, PewDiePie; a los vídeos de Justin Bieber y a los shows de Jimmy Fallow. El canal de Ryan es el primero de EEUU y el segundo del mundo más visto en estos cuatro meses.

El canal de Ryan subió su primer vídeo el 16 de marzo del año pasado. Acumula más de 27 millones de reproducciones y en él se puede ver al niño desempaquetando una caja de Legos y jugando con ellos. Aunque es imposible saber cuánto dinero habrán sacado los padres por grabar a su hijo haciendo construcciones, si cogemos como referencia uno de sus vídeos subido hace un día a YouTube, contamos sus visitas (casi un millón y medio) e introducimos una cantidad en la calculadora de Sociablade que vaya entre los 0,10 y 0,50 dólares por click, nos salen 75 dólares al día de ganancia. 2.250 dólares al mes y 27.000 al año. Solo por este vídeo: ahora multipliquen cifras cercanas por los cientos de vídeos del canal.

Cuenta The Verge que la madre de Ryan dejó su trabajo como profesora de química en un instituto para dedicarse en cuerpo y alma al canal de YouTube de su hijo. Los padres, que concedieron una entrevista a TubeFilter en septiembre, decían que todos los juguetes con los que jugaba Ryan se los compraban ellos y que el niño empezó por imitación, viendo a otros youtubers que hacían lo mismo. Solo que él tuvo más suerte que ellos.

Las leyes en EEUU que regulan el trabajo infantil son estatales. 17 estados del país no tienen ninguna ley sobre trabajo infantil que se refiera a las horas que pueden estar trabajando los niños. Y obviamente, YouTube tampoco. En cine y televisión, sin embargo, el gobierno de EEUU sí que regula el número máximo de horas que un menor puede estar frente a la cámara. De forma parecida, la difusión de imágenes de menores en Internet en el país de las hamburguesas recae en última instancia sobre los padres. Precisamente por esto, algunas asociaciones de defensa de los derechos de los niños ya quisieron quitar todos los vídeos de unboxings (desempaquetados) de la plataforma en el pasado.

En España, el tratamiento de las imágenes de menores viene recogido en el artículo 3 de la LOPD. Como en EEUU, es tarea de los padres velar por esas imágenes aunque el Estado se reserva el derecho en el  artículo 4 de la Ley Orgánica 1/1996 de actuar si fuera necesario. En Francia, los padres que suban fotos de sus hijos menores a las redes sociales pueden enfrentarse a multas de hasta 45.000 euros y un año de prisión. Un estudio realizado en Reino Unido en septiembre de este año determinaba que los padres comparten en redes sociales unas 1.000 fotografías de sus hijos en los primeros cinco años de vida.

Los otros prodigios

EvanTubeHD: fue uno de los niños en los que se inspiró Ryan para abrir su canal. Tiene dos millones menos de seguidores que él, pero su pasión por los Lego, la plastilina y los disfraces es la misma. La única diferencia es que él tiene 11 años, es de Pensilvania y su vídeo más popular ha alcanzado los 2.000 millones de visitas.

Action Kid

Action Kid YouTube

Hulyan Maya: con algo más de un millón de seguidores, Hulyan y Maya son dos hermanos youtubers de Los Ángeles en los que Ryan también se fijó. La una es ligeramente más pequeña que él (tiene 5 años) y el niño tiene 7 años. El canal es una mezcla de unboxings, vídeos de vacaciones familiares, carreras con scalextrics o pruebas de juguetes Disney.

MattyBRaps

MattyBRaps YouTube

Action Movie Kid: James Hashimoto tiene 5 años y un padre que le hace vivir una aventura en cada nuevo vídeo que publica. Aunque no hay que quitarle mérito al niño, su padre Daniel es quien hace aparecer lava del suelo, convierte un férreo puente en uno digno de Indiana Jones o un sable de juguete de Star Wars en uno real, que corta y tira cosas al suelo. Tiene 751.000 seguidores, y subiendo.

Hulyan Maya

Hulyan Maya YouTube

MattyBRaps: empezó en YouTube con 7 años. Ahora tiene 13 y, aunque no desempaqueta juguetes ni sube vídeos con su familia, sus primeros clips tienen mucho de amateur. Matthew David (su nombre real) es un rapero de Atlanta que tiene algo más de 7,5 millones seguidores y que muchos ya le consideran como el sucesor de Justin Bieber.

DisneyCollectorBR

DisneyCollectorBR YouTube

DisneyCollectorBR: con ella empezó todo. Nunca jamás ha mostrado su rostro ante la cámara, pero la mujer que se esconde detrás de esta cuenta de YouTube tiene 8,6 millones de seguidores y una fortuna en dólares probablemente muy superior a su número de suscriptores. En sus reviews de juguetes hay tres elementos indispensables: el juguete, las uñas con brillos y una voz que habla a susurros. Resultado: copar las listas de los más vistos en YouTube año sí y año también.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha