eldiario.es

Menú

Un topo filtra el leonino contrato de la compra de Canal 9 de la Fórmula 1

El PSPV revela el documento ocultado por el Consell tras recibirlo en un sobre sin remitente

RTVV pagaba 22 millones, cifra fuera de mercado, al tenedor de los derechos, que podía hasta vetar comentaristas

- PUBLICIDAD -
Pedro García, exdirector general de RTVV, a su salida de la Audiencia Nacional.

Pedro García, exdirector general de RTVV, a su salida de la Audiencia Nacional.

La leyenda del topo, esa persona o personas que filtran información con escándalos o presuntas irregularidades del gobierno valenciano, sigue creciendo. El PSPV ha revelado el contrato que firmó Canal 9 con Mediapro, la empresa que disfrutaba de los derechos televisivos de la Fórmula 1 para España, documento que el Consell siempre negó a la opinión pública en base a su confidencialidad. Las condiciones, leoninas, han llegado a conocimiento de los socialistas a través de una comunicación anónima.

Según el diputado Josep Moreno, el contrato, firmado por Pedro García, el ex director de Ràdio Televisió Valenciana imputado por supuesta apropiación de medio millón de euros, obligaba a la televisión a retransmitir la Fórmula 1 entre 2010 y 2013 por un coste “desorbitado”, 22 millones. Canal 9 decidió retransmitir la prueba, siempre con pobres cifras de audiencia, pese a que La Sexta ofrecía la competición para toda España.

Una vez La Sexta fue comprada el grupo Planeta, propietaria también de Antena 3, fue ésta la cadena que emitía las carreras. Esta circunstancia fue aprovechada por RTVV para rescindir el contrato unilateralmente, por lo que ahora tendrá que pagar 16 millones de euros. En total, el gobierno valenciano ha enterrado cerca de 300 millones en el circo de las cuatro ruedas, que ya no volverá –al menos a corto plazo- a Valencia. El gobierno autonómico dice haber acordado la rescisión del contrato sin coste alguno.

Contrato leonino

Según Moreno, el contrato firmado por RTVV con Mediapro, apenas 4 páginas en catalán, cuando cree que es una mera cesión de los derechos pactados por la empresa española con la británica que tiene los derechos, Formula One Management , contempla condiciones abusivas. Por ejemplo, daba a la empresa de Jaume Roures, la prerrogativa de vetar a los comentaristas. Tal vez por ello, Canal 9 contrató a un periodista, posteriormente denunciado por la cadena por cobrar dietas indebidas, por 10.000 euros al mes, una cifra fuera de convenio y hasta de mercado. Nada extraño en Canal 9, el caos en el que se perdieron 1.200 millones.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha