eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Los 200 dardos de Varufakis contra el tercer rescate de Grecia

El exministro de Finanzas heleno se despacha en su blog contra el acuerdo aprobado el pasado viernes por el Eurogrupo

Duras críticas al memorándum, la troika, los medios de comunicación, los "banqueros corruptos" y el "derrotado" Gobierno de Syriza

24 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Varufakis ve "ridícula" la demanda de reformar las pensiones en Grecia

Varufakis, en una imagen de archivo.

"Ominoso"; "sexista"; "trágico", de "naturaleza colonial" y una "venganza" de la troika contra una Grecia condenada "a un ciclo de otros seis años de deuda y deflación". Son algunos de los calificativos dedicados por el exministro de Finanzas de Syriza, Yanis Varufakis, a las medidas recogidas en el Memorando de Entendimiento (MoU, por sus siglas en inglés) aprobado el pasado viernes por los ministros de finanzas del euro, el Eurogrupo.

En una entrada publicada este lunes en su blog personal, el mediático exministro se despacha con cerca de 200 comentarios contra el MoU, un documento de 29 páginas de extensión que, según Varufakis, "fue preparado para reflejar la humillante capitulación" helena de la Cumbre Europea del 12 de julio, cuando el primer ministro, Alexis Tsipras, "bajo la amenaza del Grexit", aceptó un acuerdo que, en su opinión, hace gala de un espíritu "ilusorio" que no se veía "desde los tiempos de la Unión Soviética".

Varufakis lleva tiempo clamando contra lo que ha calificado de "golpe de Estado" contra Grecia y ya realizó una serie de " anotaciones" en su web personal al acuerdo del pasado 12 de julio. Y escribe sin pelos en la lengua en un momento muy delicado para Syriza, la coalición que lidera Tsipras, que ha convocado un congreso extraordinario para el mes que viene, una vez esté en vigor el rescate, por el que Atenas tendrá acceso a un nuevo programa de asistencia financiera de hasta 86.000 millones de euros con tres años de duración para evitar la quiebra, y que ahora deben ratificar algunos parlamentos de los Estados miembros del euro, entre ellos España (que prevé hacerlo este martes).

El MoU, la troika, los "oligarcas" de los medios de comunicación, los "banqueros corruptos" y el "derrotado" Gobierno del que formó parte hasta el pasado 6 de julio, cuando dimitió tras el referéndum por el que una amplia mayoría de griegos rechazó la imposición de nuevas medidas de austeridad, son algunos de los objetivos del exministro. "Nunca antes un Estado ha sido tomado de forma tan plena con el consentimiento de su Parlamento", resume. Estas son algunas de sus críticas:

Un regalo para la banca

Varufakis se asombra de que, con este tercer rescate, los bancos griegos vayan a recibir "otra oleada de dinero de los contribuyentes europeos sin ningún compromiso" mientras se bloquea "cualquier intento del Gobierno griego de pedir cuentas a los banqueros" y permite entregar las entidades "a especuladores privados" que podrán adquirirlas "por una fracción del precio que los contribuyentes pagaron" por rescatarlas. El MoU dice que los miembros de los órganos de gestión de los bancos serán nombrados "sin ninguna interferencia del Gobierno". Pero serán designados "bajo el control directo de la troika y los banqueros corruptos", opina Varufakis.

El economista vuelve a defender la creación de un banco malo para sanear el sistema financiero heleno y cree que el poder total que tendrá la Troika en el Fondo de rescate de los bancos griegos (HFSF) es "un espléndido ejemplo de la naturaleza colonial de este MoU". Atenas (en concreto, el Ministerio de Finanzas) "ya no tendrá capacidad para hacer lo que yo hice hace unos meses: decidir un recorte de las desorbitadas retribuciones que reciben los gestores del HFSF". Son fondos "extraídos de los sufridos contribuyentes griegos, mientras al mismo tiempo" ese fondo "insiste en imponer la austeridad para todos los demás".

Previsiones imposibles y claudicaciones

Para Varufakis, sin un alivio de su deuda, Grecia será insolvente "durante un largo, largo tiempo" y, teniendo en cuenta que "no hay nada que se parezca a una estrategia de crecimiento" en el tercer rescate, el objetivo de alcanzar un superávit primario (descontando el pago de intereses de la deuda) del 3,5% para 2016 es una "locura". "Ningún inversor en su sano juicio" apostará por el país teniendo en cuenta que, según el propio MoU, la recesión se prolongará hasta 2017.

El exministro arremete contra la nueva legislación contra insolvencias recogida en el MoU porque en su opinión provocará la quiebra "masiva" de deudores. Y considera que la agenda de venta de activos públicos que estaba vigente en Grecia el pasado 31 de diciembre, antes de la llegada al poder de Syriza, "ha sido adoptada por este Gobierno", que "se comerá sus palabras, y sus críticas a anteriores privatizaciones". 

"Fórmula mágica" en el mercado laboral

La pretensión, recogida en el MoU, de sacar del desempleo de larga duración a 50.000 personas, no se sostiene, en su opinión: se basa "en una fórmula mágica no mencionada", dada la ausencia de recursos para materializarla. El economista ironiza en varias ocasiones al preguntarse si socios del euro como Letonia y (en especial) Francia son ejemplos de las "mejores prácticas" que preconiza el MoU para la "flexibilización" del mercado laboral heleno. Y se pregunta si el plan de lucha contra el trabajo sumergido permitirá aflorar resultados cuando no cuenta con nuevos recursos.

Los "verdaderos jefes"

Para Varufakis, la continua vigilancia de las cuentas helenas por parte de la troika significará que "nadie en el Gobierno heleno haga su trabajo en serio, especialmente en lo relativo a la planificación a largo plazo, que no sea preparar y participar en esos exámenes sin fin". La independencia de la administración fiscal y la oficina estadística helena que, en teoría, impone el MoU, es a su juicio ficticia: "los verdaderos jefes" serán, en su opinión, el grupo de trabajo del Eurogrupo, la troika, Eurostat [agencia estadística europea, y "los intereses locales que están detrás de la corrupción y la captura de rentas" en Grecia.

Sobre la "sorprendente" supervisión de la troika sobre cualquier legislación que apruebe Grecia en el futuro, equivale a la "pérdida completa" de la soberanía helena para el exministro, que ironiza constantemente con la "asistencia técnica" que, según el MoU, recibirá el Gobierno heleno para abordar las reformas. Sobre la creación de una Secretaría General de Coordinación para implementar una estrategia de crecimiento en Grecia, escribe: "¡Otro secretariado! ¡qué refrescante ver que la solución a los problemas de gobernanzas es otra remesa de burócratas!"

Reforma fiscal

La reforma del IRPF prevista para octubre servirá para "asegurarse de que los pobres paguen más y los ricos consigan un alivio fiscal", según Varufakis, que considera sorprendente que el MoU imponga subidas de impuestos a "una economía destrozada, cuando los neoliberales defenderían una bajada en los impuestos a las empresas y el IVA para estimular la actividad económica y estimular la recaudación fiscal". Rechaza la subida del IVA para las Islas del Egeo, una demanda que la troika ha defendido con "impresionante" determinación, cuando estas exenciones están vigentes "en cualquier sistema insular remoto de la UE", entre los que cita a las Canarias.

También acusa a la Troika de querer desmantelar la Oficina griega de lucha contra el fraude fiscal (SDOE), creada en 2010, antes de que complete "su destacable proyecto de lucha contra la evasión fiscal", que "podría aflorar miles de millones en impuestos evadidos". "Sería peor que un crimen". Y arremete contra la "perpetuación" del denominado Énfia, un impuesto sobre la propiedad y los bienes inmuebles implantado el año pasado y que Syriza había prometido abolir antes de llegar al poder. Una medida que, pronostica, va a ser "imposible" de implantar y volverá a la población en contra de este MoU.

El "insostenible" sistema de pensiones

Varufakis, que advierte de que el sistema de previsión social griego "es ahora insostenible", da por seguro que la anunciada "reforma" de las pensiones incluida en el MoU se traducirá en realidad en un "recorte" de las prestaciones. Respecto a la "gradual eliminación" del fondo de solidaridad de las pensiones (EKAS), lo considera "un ataque a la decencia" si no hay medidas alternativas "serias". Defiende que se trata de "una pequeña contribución a los pensionistas con prestaciones extremadamente bajas, muy por debajo del nivel de la pobreza".

Los "corruptos" medios de comunicación

El exministro arremente en varias ocasiones contra los magnates de los medios de comunicación "que han diseminado la propaganda de la troika durante los cinco meses de intensas negociaciones" entre Grecia y sus acreedores. Vaticina que la lucha contra el fraude fiscal que preconiza el MoU no va a afectar a "los oligarcas que han prestado pleno apoyo a la troika en sus múltiples actividades, incluyendo sus corruptos medios de comunicación". Y se pregunta si la reforma del sistema de pensiones implicará la eliminación del denominado 'aggeliosimo', una tasa sobre los anunciantes que permite sufragar el fondo de pensiones de los periodistas. De ser así, algo improbable a su juicio, será "divertido" ver lo que ocurre. "Los propietarios de los medios patearán y gritarán", al verse obligados a contribuir a los fondos de pensiones de sus empleados.

Renta mínima y cerdos volando

Para Varufakis, el programa de ayuda humanitaria en Grecia, también recogido en el MoU, se ha logrado implementar "en contra de la orden directa de la Troika". Pero la inexistencia de fondos para los programas de asistencia social que, advierte, delata el acuerdo, se va a traducir "en una gran oportunidad para que el personal del Banco Mundial y su personal de Asistencia técnica mejore su currículum sin un efecto apreciable para la población necesitada de Grecia". La previsión de implantar una renta mínima garantizada (GMI) para 2016 en el país es, a su juicio, inviable: "Inmediatamente después" de que esté en vigor, "los cerdos realizarán acrobacias aéreas sobre la Acrópolis", se mofa.

Reformar la educación "sin un euro fresco"

En opinión del exministro, la reforma educativa que contempla el MoU se llevará a cabo "sin un euro fresco" dedicado a esta materia y redundará en un profesorado "desmoralizado, mal pagado y con largas jornadas lectivas", mientras se entregan "privilegios a las escuelas privadas". La mejora de la transferencia de conocimiento al sistema productivo que preconiza el acuerdo es una quimera: "Nuestras universidades están en quiebra" y el sector privado se limita a luchar por subsistir: "Palabras vacías", resume.

En beneficio de las grandes multinacionales

Para Varufakis, la liberalización de mercados que preconiza el MoU tendrá como principales beneficiarias a las grandes compañías. En lo relativo a las farmacias, cree que la nueva legislación se dirige a los establecimientos familiares y garantiza la entrada en el sector "a multinacionales como CVS [Estados Unidos] y Boots [Reino Unido]". Mientras, la bajada del precio de los medicamentos impuesta en el acuerdo golpeará a la industria farmacéutica local "en beneficio de multinacionales que pagan impuestos cercanos a cero".

El exministro, que considera "vacío de contenido" el apartado del MoU que apuesta por el desarrollo de la energía renovable en Grecia, critica la pretensión de liberalizar el mercado eléctrico (cita los fiascos de Reino Unido y California) y da por hecha la privatización de la red eléctrica helena (ADMIE), a la que en teoría el Gobierno heleno todavía se opone. Respecto al objetivo de reducir a la mitad el gasto en subsidios de calefacción en el Presupuesto heleno de 2016, en su opinión supondrá "dejar a más familias congelarse en el próximo invierno"

Lo que sí apoya

No todo son críticas. Entre lo poco del acuerdo que Varufakis considera positivo está la creación de un nuevo impuesto a los anuncios en televisión, que Grecia propuso durante las negociaciones previas; también son "buenas ideas" los puntos que instan al Gobierno a optimizar la recuperación de las deudas con la Seguridad Social y a mejorar la recaudación por IVA y otros impuestos, pero se pregunta: "¿De dónde vendrá el dinero para lograrlo?".

También apoya la centralización de los fondos de la Seguridad Social, propuesta que, recuerda, ya fue realizada por el Gobierno heleno en marzo. Considera "justo" el nuevo impuesto al juego online, aunque critica el "triste desarrollo" del mercado de apuestas griego, que introduce "una falsa esperanza" para la población. Y dice apoyar la reducción del gasto militar (100 millones este año y unos 400 millones el próximo), que supondrá "una oportunidad maravillosa para que el Gobierno griego empuje a sus socios europeos para que participen en el coste de la defensa de las fronteras de Grecia", que "también son las de la UE".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha