eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El exlíder patronal que aspiró a gobernar León con Ciudadanos culpa a la plantilla de la quiebra de su empresa

José Ángel Crego, que aspiró a la alcaldía de León con Ciudadanos, esgrime "las tensiones laborales y el absentismo" para justificar el concurso de acreedores de su empresa de telemarketing

El administrador concursal destaca el "desmesurado crecimiento" de los gastos de la compañía, que acumula impagos a la plantilla, y cree que su abultada cifra de pérdidas "puede no estar ajustada a la realidad"

En 2014, cuando presidía el Círculo Empresarial Leonés, planteó que el trabajador que deje una empresa pague a "la empresa que le ha estado pagando un sueldo y le ha dado trabajo"

28 Comentarios

- PUBLICIDAD -
José Ángel Crego presenta una oficina de los empresarios leoneses en Madrid

José Ángel Crego presenta una oficina de los empresarios leoneses en Madrid. Círculo Empresarial Leonés

El empresario José Ángel Crego, fugazmente vinculado a Ciudadanos en la ciudad de León y conocido por plantear en 2014 que los trabajadores que dejen una empresa paguen a sus patronos, acumula meses de impagos a los empleados de su compañía de telemarketing, ALN, en concurso de acreedores desde marzo. Y ahora esgrime “las tensiones laborales y el absentismo” de su plantilla para justificar la suspensión de pagos, según un informe del administrador concursal al que ha tenido acceso eldiario.es.

Al desgranar los “factores endógenos” que le han llevado a la quiebra, ALN, de la que Crego es administrador único y máximo accionista, esgrime “las tensiones laborales y el absentismo derivado de los retrasos en los pagos de los sueldos de los trabajadores, así como la salida de los mismos de la empresa, lo que ha provocado gran rotación de personal que impide la formación del mismo y la recuperación de la inversión que lleva a cabo la compañía para cumplir con el objetivo de aprendizaje necesario para la buena ejecución de los proyectos”.

Esta circunstancia, dice, “ha obligado” a ALN a “reiniciar de cero las tareas de formación del nuevo personal de sustitución, con la generación de pérdidas adicional”, según el informe del administrador concursal.

Dudas del administrador

El informe, de 11 de noviembre, cifra el pasivo de la empresa de Crego en 13.787.980,34 euros, de los que 1.186.585,73 euros son deudas con la Agencia Tributaria y otros 623.291,88 euros, con la Seguridad Social. El administrador concursal destaca en su informe que “la cifra de pérdidas puede no estar ajustada a la realidad” y subraya la “curiosa” circunstancia de que las mayores pérdidas de ALN (4.689.588,16 euros en 2015) coincidan con su ejercicio de más facturación, 2015. Entonces las ventas superaron los 12,3 millones, casi cinco veces más que en 2013.

“El agravamiento de la situación patrimonial de la empresa proviene no sólo de las pérdidas sufridas sino del déficit de tesorería que ha sufrido” como consecuencia “del desmesurado crecimiento de la partida de gastos cuyo origen requiere de un análisis más profundo”, señala el administrador concursal, que está pendiente de recibir una auditoría externa de las últimas cuentas de ALN.

Durante el concurso, y tras ejecutar varios expedientes de regulación de empleo que se dilataron durante meses, con el consiguiente perjuicio para los afectados (no podían cobrar ni marcharse al paro), la plantilla de ALN ha pasado de 366 empleados a los 57 actuales.

Quita del 45%

La empresa mantiene centros de trabajo en Ávila, Tánger (Marruecos) y León, tras el cierre de los que tenía en Barcelona, Bilbao, Tarragona y A Coruña. En el camino ha perdido a clientes como Banco Popular o Páginas Amarillas, pero todavía mantiene a la multinacional francesa Orange y a Vodafone y Bankinter. En la propuesta de convenio que remitió al juzgado el pasado día 14, Crego da por hecho que estos dos clientes “se mantienen” y plantea una quita del 45% a los créditos ordinarios de SLN (8,7 millones).

Crego controla casi el 70% de la empresa, constituida en 2010, a través de sus sociedades Casa Rural Orallo, SL, Los pequeños reyes mágicos de León, SL y Tiketel, SL. El resto pertenece a la multinacional española de servicios de externalización Vector ITC, que entró en el capital en 2012 y propició su despegue internacional.

Crego es un personaje polémico. Los impagos a sus trabajadores propiciaron su caída en febrero como presidente del Círculo Empresarial Leonés, al que sigue vinculado como miembro de su junta directiva. Sus explosivas declaraciones de 2014 ( "¿Por qué el trabajador no le paga 45 días por cada año que la empresa le ha estado pagando un sueldo y le ha dado trabajo?", dijo entonces) le apartaron de la carrera por liderar la lista de Ciudadanos a la alcaldía de León en las elecciones municipales de 2015, tras perder el apoyo de Albert Rivera.

Poco después, se supo que el líder de Ciudadanos en la ciudad, Sadat Maraña, que había avalado políticamente su candidatura, había sido dado de alta en una firma tinerfeña que tenía como cliente casi exclusivo a la empresa de Crego. El empresario leonés tiene abiertos varios contenciosos en los tribunales con otra empresa leonesa del sector a la que estuvo vinculado, TLMark, cuyo nombre comercial copió a principios de este año.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha