eldiario.es

Grandes pilotos, rumbo incierto: los drones de carreras se atascan en España

En nuestro país hay decenas de apasionados de las competiciones de multirrotores e incluso pilotos que destacan a nivel internacional. Sin embargo, aún falta que grandes patrocinadores y cadenas de televisión apuesten por este joven deporte. Las carreras de drones aún no han conquistado al gran público y la diversidad de opiniones entre pilotos, entusiastas que organizan eventos y la federación hacen que no todos remen al unísono en la que aspira a ser la Fórmula 1 de los cielos.

- PUBLICIDAD -
Los pilotos que acudieron al evento organizado por Drones de Carreras

Los pilotos que acudieron al evento organizado por Drones de Carreras

El pasado fin de semana, 140 personas volaron por los aires esquivando banderines y sorteando puentes a gran velocidad sin ni siquiera salir de un recinto ferial en la localidad leridana de Mollerussa. Lo hacían con unas gafas en la cabeza, un mando en las manos y muchas ganas de divertirse en una larga fiesta protagonizada por pequeños y ágiles drones de la que el público también pudo disfrutar.

La Mollerussa Drone Party unió durante 48 horas a pilotos que, más allá de competir, compartieron sus conocimientos sobre el montaje de los cuadricópteros que tanto les apasionan -hay pilotos que incluso se diseñan los suyos- y entrenaron juntos como colegas. “Hemos conseguido enviar el mensaje adecuado y organizar algo con calidad, de alto nivel, tanto a nivel de competición como espectáculo, para que los pilotos se lo pasen bien, para el público”, explica Joan Lesán, piloto y responsable de eventos de Drones de Carreras (DDC), la organizadora de esta multitudinaria fiesta.

Era la segunda vez que esta comunidad de apasionados de los multirrotores, que nació como una web para compartir información y ahora congrega a 10.000 fans en Facebook, montaba este evento privado y abierto a cualquier piloto. Eso sí, está edición ha tenido especial éxito.

Los pilotos preparados para la competición en la Mollerusa Drone Party

Los pilotos preparados para la competición en la Mollerusa Drone Party

Tan solo una hora después de abrir el registro, ya no quedaban plazas. Tanto es así que muchos pilotos viajaron a Lérida para, simplemente, disfrutar como espectadores de un nuevo deporte que cada vez tiene más adeptos, pero que aún está en pañales. ¿Qué hace falta para que este joven deporte llegue a ser la Fórmula 1 de los cielos?  

Eventos multitudinarios… sin una clasificación única

Uno de los que se desplazó hasta Mollerusa fue Javier Verdegay,  más conocido en el mundillo como El Verde, uno de los pilotos más famosos del panorama nacional. Además de quedar cuarto en la competición, impartió una 'masterclass' sobre multirrotores (un término más preciso que drones, ya que en realidad no hay control automático).

Sus triunfos le preceden: en 2016 quedó primero en la Mollerussa Drone Party y decimotercero en la FPV Racing Spain celebrada en El Escorial.

“Vas trabajando, vas volando, vas progresando, vas subiendo vídeos, compartiendo en redes sociales y al final las marcas pues se fijan”, señala El Verde. Este arquitecto destaca que en el 2016 ha disfrutado en muchos eventos, aunque, por el momento, asegura que ni él ni ninguno de los pilotos españoles puede centrarse al 100 % en este deporte. Eso sí, le gustaría “en un futuro vivir de ello”.

Más pesimista se muestra Dani Pachón, conocido como Dani Pacha, otro de los pilotos más renombrados, que también pudo acudir al circuito de Dubái. “Mucha gente piensa que va a vivir de esto, que van a vivir cuatro en el mundo si acaso”, defiende Pachón. “La cosa se está poniendo muy fea por parte de organizadores, por pilotos, por envidias… por querer algo que realmente o no es el momento o todavía no toca”.

El pasado fin de semana, Pachón no asistió a la Mollerusa Drone Party, sino al I Congreso Internacional de Drones de Galicia, donde se celebraba una carrera de exhibición al mismo tiempo. A ella fue invitado también Richard Vinuesa, el vicepresidente de la European Rotors Sport Association (ERSA), una organización que el año pasado celebró 25 carreras en 21 países europeos.

Vinuesa fue también el director de la FPV Racing Spain, la primera carrera oficial (contaba con “el amparo” de la Real Federación Aeronáutica Española, RFAE), celebrada en El Escorial. 120 pilotos participaban en la competición, entre ellos los españoles Javier Verdegay o Daniel Pachón, o el famoso Luke Bannister, un adolescente aclamado internacionalmente tras vencer en el campeonato de Dubái. Pese a que la FPV Racing Spain consiguió una amplia repercusión en medios y los pilotos con los que ha charlado  HojaDeRouter.com alaban el evento, la RFAE no quedó tan contenta.

“Dada la cantidad de irregularidades que se produjeron, este año no es una prueba en la que estemos involucrados de ninguna manera”, nos explican desde la RFAE. Rafael Flores, responsable de Técnicos de la Subcomisión de Multirrotores de dicha federación, nos explica que algunos pilotos volaron “sin licencia”. “Los pilotos no estaban concienciados de que tenían que estar en un club de aeromodelismo”, defiende por su parte Vinuesa.

Así que el próximo mes de mayo, la FPV Racing Spain se celebrará de nuevo en Madrid sin el aval de RFAE y sin la organización técnica de Drones de Carreras, que sí asumió esa responsabilidad el año pasado. De un modo u otro, lo cierto es que algunos pilotos se están mostrando muy críticos con la federación que supuestamente debería representarles. De hecho, frente a eventos como el de Mollerusa o el FPV Racing Spain, en la Open International celebrada en Sevilla y que sí contaba con el sello federativo,  participaron solo 36 pilotos.

Algunos pilotos diseñan sus propios chasis y montan sus drones de competición

Algunos pilotos diseñan sus propios chasis y montan sus drones de competición

“Los pilotos somos los que estamos sacando esto adelante entre equipos, ‘sponsors’… ya te digo que las federaciones lo único que nos han dado es la espalda”, afirma Verdegay. Su disconformidad con las carreras oficiales hacen que El Verde se sitúe en el puesto 33 del ránking RFAE —una clasificación que tilda de “irrisoria”—, ya que no ha asistido a los últimos eventos que puntuaban.

Francisco Javier Torres, alias Tarsso, figura el segundo en esa clasificación, aunque tampoco tiene buenas palabras para la RFAE. “Las federación existe, pero no aportan absolutamente nada [...] Nos tiene como una herramienta que creen que de uno a dos años ellos van a sacar dinero”, critica este piloto, que sí acude a las competiciones oficiales porque ni es “youtuber” ni pretende ser “mediático”.

Además de cuestionar el 'ranking' nacional, pilotos como Dani Pachón destacan que la clasificación de la Federación Internacional de Aeronáutica (en la que él encabeza la lista de pilotos españoles) tampoco “es equitativa”. Al fin y al cabo, los pilotos no cuentan con ayuda económica por parte de la federación, y difícilmente la consiguen de forma privada, para desplazarse y asistir a otros eventos internacionales que impulsen su carrera.

El portavoz de la RFAE asegura que este año pretenden crear una “selección nacional” y que tienen “ideas de hacer eventos con otros países e intentar montar la copa del mundo”. Mientras tanto, los pilotos que participen en la previsiblemente multitudinaria FPV Racing Spain no obtendrán puntos para la clasificación nacional, sino solo para la final de ERSA. Drones de Carreras, por su parte, aspira a organizar “un campeonato nacional”.

Ahora bien, ¿valoran realmente los pilotos la puntuación y la oficialidad de las carreras? “A todas las competiciones vamos porque nos gusta y porque lo pasamos bien y porque luego estamos con los amigos… Si esto fuera por competir, no duraría mucho”, opina Adrián López ( adrilh), otro de los pilotos patrios reconocidos.

Cómo conseguir que las competiciones se asienten, conquisten al público y generen suficiente negocio como para que esos pilotos puedan acudir a ellas son asignaturas pendientes para la profesionalización de las carreras de drones, un deporte que parece estar viviendo su infancia con diversas  pataletas internas. Eso sí, ya hay quien tiene algunas ideas para hacerlo despegar, aunque no todas las voces estén unidas para conseguirlo.

Javier Verdegay, uno de los pilotos españoles más reconocidos

Javier Verdegay, uno de los pilotos españoles más reconocidos

Patrocinios y televisión: el ansiado salto

ERSA, International Drone Racing League ( organizadora del World Drone Prix en Dubái o de la Drone World Cup), Drone Racing League… En el ámbito internacional, también hay varios promotores de eventos, pero hay uno que ha tenido especial éxito.

Con 12 millones de dólares (11 millones de euros) de financiación proveniente de firmas de capital riesgo como RSE Ventures ( propiedad del dueño de los Miami Dolphins), la Drone Racing League ascendió con fuerzahace más de un año. Tras pasar por televisión ( consiguió que la cadena estadounidense ESPN retransmitiera sus espectaculares carreras, en las que parece que nos adentrarnos en el laberinto de un videojuego), la ‘startup’ acaba de cerrar un acuerdo con Allianz para que el gigante de los seguros patrocine sus carreras, que esperan retransmitir en 75 países durante los próximos cinco años.

Sin embargo, en España todavía no ha habido un patrocinador de envergadura que apueste decididamente por este deporte. Por eso  algunos pilotos (como Adrián López o Francisco Javier Torres) se han organizado en nuevos equipos como el  Spain Drone Team, que ha conseguido el apoyo de patrocinadores de la talla de DJI, lo que les permite disponer de material y algo de dinero para acudir a ciertas competiciones.

El conjunto aún tiene trabajo por delante sí de veras quiere parecerse al que es su referente, el Tornado XBlades Racing Team, considerado como el mejor equipo europeo y que sí puede respaldar a sus integrantes (Dani Pachón entre ellos) para que asistan a eventos internacionales.

En el caso de Drones de Carreras, en lugar de patrocinar un equipo concreto (“creemos en el deporte, no en que una persona vaya a ser el mejor piloto”), buscan apoyos de empresas que les proporcionen parte del material para organizar eventos tan numerosos como el de Mollerusa.

El resto de gastos los han cubierto con el dinero de las inscripciones de los participantes y las entradas del público, por lo que, según Joan Lesán, aún “no se genera ningún beneficio”. De hecho, la veintena de entusiastas que organizaron la fiesta eran voluntarios. “ No es un público masivo, ahora mismo es algo un poco friki, que está tirando mucho y que todo el mundo piensa que puede ser el deporte del futuro, pero se puede quedar por en medio”, comenta el responsable de eventos de Drones de Carreras.

Al menos ellos han logrado que las carreras de drones den un primer salto a la pequeña pantalla. Hace unos meses, la televisión local barcelonesa BTV emitió Drone Riders, un nuevo programa de televisión coproducido por Mediapro y Drones de Carreras para acercar estas competiciones a los espectadores con un formato que incluía entrevistas a pilotos y retransmisión de competiciones.

Esto va a llegar a televisión tarde o temprano y va a ser un poco la popularización”, señala Lesán. “La televisión lo que trae son patrocinadores, y los patrocinadores traen dinero. Todo lo que sea dinero o visibilidad para los patrocinadores va a ser positivo para los equipos. Yo creo que se mueve poco en ese sentido”, coincide Juan Antonio Rioboó, ‘team manager’ del Spain Drone Team. Algunos de los pilotos del equipo ya han pasado por ‘El Hormiguero' de Antena 3, pero las carreras aún no han llegado a una cadena nacional.

El 'Spain Drone Team' une ya a seis pilotos españoles

El 'Spain Drone Team' une ya a seis pilotos españoles

“Me gustaría [...] que las competiciones sea lo que más se valore y los patrocinadores apuesten porque se nos vea más en competición”, opina por su parte Adrián López. También reconoce que, actualmente, él se “aburriría” como espectador de una carrera y que aún hay “mucho que mejorar”.

Aunque Drones de Carreras intentó organizar la Mollerusa Drone Party “como si fuera un GP de Fórmula 1” para atraer a los asistentes (el público veía casi toda la pista, contemplaba las imágenes de las cámaras de los drones en una pantalla y un comentarista animaba cada breve carrera), aún no se ha logrado atraer en España a un buen número de fans que quieran ver este deporte, ya sea presencialmente o desde su pantalla.

El equipo de Drones de Carreras, una comunidad de pilotos que ha crecido muy rápido

El equipo de Drones de Carreras, una comunidad de pilotos que ha crecido muy rápido

“Si al final las marcas y el público no lo ven, se quedará en el tintero y no llegará a más gente”, lamenta El Verde. Pero, ¿qué fue antes? ¿El huevo o la gallina? ¿Es posible conseguir que, fuera de la cantera de pilotos, haya fans de este deporte si no hay patrocinadores que apuesten por crear espectáculos más vistosos y cadenas de televisión o plataformas en 'streaming' que aporten difusión? ¿Patrocinarán grandes empresas a ciertos pilotos si no hay un criterio claro y unitario sobre cuáles son los mejores? ¿Acabarán las carreras de drones siendo una modalidad más del aeromodelismo o lograrán convertirse en la Fórmula 1 del aire?

“Igual que al principio con los videojuegos se pensaba que era cosa de cuatro locos y ahora hay ligas que ya se empiezan a valorar como tal, pues esto es una cosa nueva con afinidad con los eSports, con afinidad con los deportes de riesgo, con afinidad con la electrónica”, resalta Lesán. “Hasta el momento vamos todos en el mismo barco y el barco va hacia el abismo, y está la gente bastante frustrada", lamenta por su parte Pachón. Como no cambie, yo le doy un año de vida”.

No todos son igual de optimistas en cuanto al futuro de un deporte que ya cuenta con una buena cantera de pilotos y con unos cuantos promotores que, por el momento, no reman hacia el mismo rumbo. Aún falta que el viento sople a favor para que las drones de carreras se profesionalicen. Al menos, los apasionados que vuelan a toda velocidad sobre una pista cuentan ya con un buen número de eventos en los que reunirse, pasar un buen rato y hacer amigos, como el de la semana pasada en Mollerussa o la próxima FPV Racing Spain. Se trata un buen comienzo. Falta por ver si lo siguiente es un despegue en toda regla de la Fórmula 1 de los cielos. 

 ---------
Se ha eliminado la referencia al octavo puesto en la clasificación de Javier Verdegay en el World Drone Prix de Dubái por error de la fuente al consignar ese dato. 

Las imágenes de este artículo son propiedad de Drones de Carreras (1,2,3,6), Spain Drone Team (5) y Javier Verdegay (4)

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha