eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Tsipras promete la victoria a los griegos y elige a Iglesias como su mejor aliado

El líder de Syriza, que acaricia la mayoría absoluta en las encuestas, anuncia: "A partir del próximo lunes no habrá un parado sin prestación, ni una persona desahuciada, ni un joven sin esperanza, ni un niño sin guardería"

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, cierra el mitin central de Alexis Tsipras en Atenas, antes de las elecciones del domingo, con estas palabras en griego: "El viento del cambio sopla en Europa, en Grecia se llama Syriza, en España se llama Podemos"

61 Comentarios

- PUBLICIDAD -
El líder de Syriza, Alexis Tsipras, y el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, en el escenario del mitin central de Syriza en Atenas, el 22 de enero de 2015.

El líder de Syriza, Alexis Tsipras, y el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, en el escenario del mitin central de Syriza en Atenas, el 22 de enero de 2015.

En un abrazo simbólico, Alexis Tsipras y Pablo Iglesias han protagonizado el acto final de la campaña que puede llevar a Syriza, un partido que obtuvo el 4% en las elecciones de 2009, a ganar los comicios de este domingo y tener el derecho a gobernar Grecia. Tsipras ha concedido a Iglesias y a Podemos el privilegio de compartir con Syriza el mayor desafío a la política económica de la eurozona desde que comenzó la crisis económica.

"A partir del lunes acabamos con la humillación nacional y con las órdenes del extranjero", ha dicho Tsipras en el mitin, en el que pidió a los griegos una mayoría absoluta con la que poner en práctica su programa. Ha hecho promesas concretas (devolver el salario mínimo a los 751 euros anteriores a la crisis y la paga de Navidad para los jubilados que cobran menos de 700 euros, y la restauración del mínimo exento de impuestos de 12.000 euros anuales), pero por encima de todo ha defendido su idea de dignidad nacional.

Durante más de una hora de discurso, ha hablado del futuro que quiere para Grecia: "Tenemos una visión de un país donde no haya desigualdades, tenemos una visión de un país en el que nadie sea desahuciado, tenemos una visión de un país en el que todos los niños que lo necesiten tengan guardería, tenemos una visión de un país en el que los poderosos paguen impuestos. Pero no solo tenemos una visión, a partir del lunes se hará realidad. Y ya no mandarán los memorandos de la troika, sino que recuperaremos la dignidad y renegociaremos las deudas".

Las encuestas le garantizan la victoria, y la prima de 50 escaños para el partido más votado, pero aún no la mayoría absoluta. Cinco de los sondeos publicados el jueves le conceden una ventaja media de cinco puntos sobre Nueva Democracia (ND), el partido del primer ministro Samaras. Ninguno de los sondeos de la última semana pone por delante a ND, lo que revela sus escasas posibilidades de mantenerse en el poder.

La mayoría absoluta de Syriza depende del número de partidos que obtengan representación parlamentaria y de su porcentaje de votos. Siete partidos la tienen casi asegurada: Syriza, ND, To Potami (centrista), Amanecer Dorado (ultraderechista), KKE (comunista), Pasok (socialdemócrata) y Griegos Independientes (conservador). El nuevo partido formado recientemente por el ex primer ministro Yorgos Papandreu figura en la mayoría de los sondeos por encima del 2%, cerca del 3% que le daría representación. Si lo consiguiera, haría más difícil que Syriza superara los 150 escaños (el Parlamento tiene 300 diputados).

Al acto han asistido varios líderes de la izquierda europea, entre ellos, el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias; el líder de Izquierda Unida, Cayo Lara, la candidata de Guanyem, Ada Colau, y el secretario general del Partido Comunista francés, Pierre Laurent. Pero quien ha recibido un tratamiento especial ha sido Iglesias, convertido de forma simbólica en el mejor aliado de futuro para Syriza. En el escenario, el líder de Podemos ha hecho una breve intervención en griego.

"El viento del cambio sopla en Europa, en Grecia se llama Syriza, en España se llama Podemos. Vuelve la esperanza. Hasta la victoria. Syriza, Podemos, ¡venceremos!".

Recibido por los presentes al grito de "Syriza, Podemos, venceremos", Iglesias se ha fundido en un abrazo con Tsipras antes y después de sus palabras, que han arrancado al son alegórico de First we take Manhattan, then we take Berlin –primero tomamos Manhattan, luego Berlín–, de Leonard Cohen.

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, muestra el texto que ha leído en griego durante su intervención en el mitin central de Syriza en Atenas, el 22 de enero de 2015. / Andrés Gil

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, muestra el texto que ha leído en griego durante su intervención en el mitin central de Syriza en Atenas, el 22 de enero de 2015. / A. G.

"Este hombre [Tsipras] puede sacarnos de la crisis", ha comentado a eldiario.es Vangelis, que ha acudido al mitin acompañado de su mujer. Ambos son empleados públicos, y en los últimos años han visto cómo sus sueldos se reducían de 1.200 a 750 euros. De sus tres hijos, que viven aún en el hogar familiar, dos están desempleados. Ahora, todos ellos votarán por Syriza. "Yo siempre he sido del Pasok, pero mi familia y yo estamos desencantados", explica el funcionario, que no teme las consecuencias que, según Nueva Democracia, podría tener una victoria de Syriza. "La clase media ya ha sido completamente destruida por este Gobierno. Ahora, ya no podemos ir más hacia abajo".

En esta idea coincide Tolis, un ingeniero en paro de 29 años de edad. "Si Nueva Democracia saliera elegida primer partido, entonces sí que acabaría saliendo Grecia de la eurozona. Nosotros queremos estar en el euro", afirma este militante activo de la alianza de izquierdas, señalando que, con Tsipras en el poder, la negociación con la troika se desarrollaría dentro de "límites honorables". "Somos europeos y no siervos de Europa", añade una de sus amigas.

La multitud congregada en la plaza coreaba la intervención de Tsipras, seguida por Iglesias gracias a una intérprete de Syriza que le traducía el discurso del líder. "Ahora habla de la casta, como dicen ustedes, la oligarquía", dijo en un momento la intérprete ante la sonrisa de Iglesias, quien también sonrió cuando oyó decir a Tsipras uno de sus lemas: "El miedo ahora ha cambiado de bando".

La eurodiputada del Bloco de Esquerda Marisa Matías, una traductora de Syriza y el líder de Podemos, Pablo Iglesias, en el mitin central de Syriza en Atenas, el 22 de junio de 2015. / Andrés Gil

La eurodiputada del Bloco de Esquerda Marisa Matias, una traductora de Syriza y el líder de Podemos, Pablo Iglesias, en el mitin central de Syriza en Atenas, el 22 de junio de 2015. / A. G.

En el acto de Tsipras estaban presentes diferentes dirigentes de organizaciones integrantes en el Partido de la Izquierda Europea –donde no está Podemos–, entre ellos el coordinador federal de Izquierda Unida, Cayo Lara, quien también asistió este miércoles a otro mitin de Tsipras en la ciudad de Patras (en el Peloponeso, a unos 300 kilómetros al oeste de Atenas).

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, saluda al coordinador general de Izquierda Unida, Cayo Lara, a su llegada al mitin central de Syriza en Atenas en el que ha participado, el 22 de enero de 2015. / Andrés Gil

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, saluda al coordinador general de Izquierda Unida, Cayo Lara, a su llegada al mitin central de Syriza en Atenas en el que ha participado, el 22 de enero de 2015. / A. G.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha