eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Unidos Podemos pide por carta al embajador de Turquía en España la liberación del presidente de Amnistía Internacional

"La UE, lejos de ponerse del lado de los Derechos Humanos y proteger la libertad de expresión, se alía con Turquía, haga el trabajo sucio de gestión de fronteras", sostiene el portavoz de Podemos en el Parlamento Europeo, Miguel Urbán

"La detención de Taner Kiliç se enmarca en el camino hacia el autoritarismo que el AKP [el gobernante Partido de la Justicia y el Desarrollo] ha emprendido en Turquía", afirma la portavoz de IU en la Eurocámara, Marina Albiol

El presidente de la rama turca de Amnistía Internacional, Kiliç, ha sido detenido acusado de tener vínculos con la cofradía de Fethullah Gülen, al que el Gobierno de Turquía acusa de instigar el fallido golpe de Estado

DOCUMENTO | La carta de Unidos Podemos al embajador turco

- PUBLICIDAD -
El presidente de AI en Turquía, Taner Kiliç.

El presidente de AI en Turquía, Taner Kiliç.

Dirigentes de Unidos Podemos han enviado una carta al embajador de Turquía en España, Ömer Önhon, en la que piden la liberación del presidente de rama turca de Amnistía Internacional, Taner Kiliç.

El presidente de la rama turca de Amnistía Internacional fue detenido el pasado 6 de junio acusado de tener vínculos con la cofradía de Fethullah Gülen, al que el Gobierno de Turquía acusa de instigar el fallido golpe de Estado.

Junto a Kiliç fueron detenidos otros 22 abogados turcos, todos bajo la misma acusación de lazos con la red de Gülen, a la que el Gobierno turco responsabiliza del fallido golpe militar de julio pasado. Bajo las normas del estado de emergencia, vigente desde julio pasado, la Policía puede mantener a Kiliç detenido durante 14 días antes de llevarlo ante un juez para ser acusado en firme o puesto en libertad.

El portavoz de Podemos en el Parlamento Europeo, Miguel Urbán, afirma: "Esta detención es una muestra más de la deriva autoritaria del gobierno turco. Desde Podemos llevamos meses denunciando esta situación, particularmente lo relativo a las violaciones sistemáticas de Derechos Humanos, a las detenciones arbitrarias de cualquier voz crítica, desde periodistas, hasta militantes y alcaldes del HDP [Partido Democrático de los Pueblos], académicos, profesores, juristas o activistas. La represión  y el hostigamiento que el gobierno turco pone sobre estos colectivos es incompatible con un estado de derecho, ni con los Derechos Humanos o con los valores democráticos. Sin embargo la Unión Europea, lejos de ponerse del lado de los Derechos Humanos y proteger la libertad de expresión, se alía con Turquía, para que la gendarmería turca, una de las más criminales y que cuenta con más denuncias por malos tratos, haga el trabajo sucio de gestión de fronteras. No nos cansamos de denunciar el acuerdo de la vergüenza y la política de externalización de fronteras dela UE, que encuentra su máximo nivel de expresión en este acuerdo UE -Turquía".

La portavoz de IU en el Parlamento Europeo, Marina Albiol, coincide: "La detención de Kiliç se enmarca en el camino hacia el autoritarismo que el AKP [el gobernante Partido de la Justicia y el Desarrollo] ha emprendido en Turquía. Ante un recorte de derechos y libertades sin precedentes, la Unión Europea no sólo ha decidido mirar hacia otro lado respecto a un Estado que sigue siendo candidato a entrar en la Unión, sino que lo apoya tácitamente. A cambio de su papel como carcelero a las puertas de la UE, gestionando nuestras fronteras y centros de detención para que nadie llegue a territorio comunitario, Turquía mantiene relaciones privilegiadas con la UE pese a la represión que ha llevado a la cárcel a decenas de activistas y militantes de izquierdas. Esta es la prueba de el escaso interés de la UE por los derechos humanos, y como los utiliza e instrumentaliza de acuerdo a sus intereses geopolíticos. Exigimos la liberación inmediata de Kiliç, así como la de Demirtas, Yuksekdag, y el resto de militantes, periodistas y funcionarios detenidos por el régimen autocrático turco, y si esto no ocurre, la UE deberá romper de inmediato sus acuerdos con Turquía, incluido el Acuerdo de la Vergüenza y su candidatura a entrar en la UE".

Según los datos facilitados por el HDP, en estos momentos "todos los  líderes están en la cárcel ahora mismo, 13 diputados, 85 alcaldes –la mayoría de ellos mujeres–. Entre 7.000 y 8.000 militantes de nuestro partido han sido encarcelados", según explican Eyyup Doru, representante del HDP en Europa, y Ayse Berktay, responsable de internacional del HDP en Turquía.

Güliar Tuncer, vicepresidenta del Devrimci Parti y abogada de Figen Yuksekdag, la coportavoz del HDP, calcula que cuando el AKP llegó al gobierno hace 15 años la población reclusa de Turquía era de 59.000 personas, y que en la actualidad hay 200.000 personas encerradas.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha