eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El laborista Jeremy Corbyn pierde la moción de confianza de su partido con un 80% de votos en contra

En total, 176 diputados del grupo han votado en contra de la permanencia de Corbyn como dirigente del partido. Solo 40 parlamentarios han votado a favor

La votación culmina una serie de dimisiones dentro de su equipo más próximo, como consecuencia de las dudas generadas por Corbyn en relación a su tibia campaña en contra del Brexit

- PUBLICIDAD -
El Partido Laborista suspende todos los actos de campaña hasta el lunes

El líder del Partido Laborista, Jeremy Corbyn EFE

El líder del Partido Laborista, Jeremy Corbyn, ha perdido este martes la moción de confianza presentada por sus compañeros de partido, con 176 votos en contra y 40 a favor. La moción, aunque no es de carácter vinculante, hace peligrar su puesto como dirigente del partido y líder de la oposición, desde que el pasado jueves triunfara en Reino Unido con un respaldo del 51 por ciento la opción favorable al Brexit.

En las últimas horas se han producido una veintena de dimisiones dentro de su equipo más próximo como consecuencia de las dudas generadas por su tibia campaña para la permanencia de Reino Unido en la Unión Europea. El último en presentar su dimisión ha sido el portavoz de Justicia,  Andy Slaugther, considerado uno de los políticos más cercanos al líder laborista.

A pesar de no contar con el respaldo de un 81% de los diputados laboristas, el político izquierdista ha dejado claro que no tiene intención de dimitir por una votación que a sus ojos carece de "legitimidad". Además, ha afirmado que si hubiera otra elección interna para elegir a un nuevo líder, él mismo volverá a presentarse porque considera que tiene el respaldo de las bases, especialmente de los sindicatos.

"Fui elegido democráticamente como líder de mi partido para desarrollar una nueva clase de política por el 60 % de los miembros y simpatizantes del Partido Laborista, y no les traicionaré dimitiendo", ha trasladado Corbyn en un comunicado.

"Somos un partido democrático, con una constitución clara. Nuestra gente necesita que los miembros del Partido Laborista, los sindicalistas y los diputados estén unidos alrededor de mi liderazgo en un momento crítico para el país como este", recoge.  Corbyn asumió la dirección del partido hace menos de un año con los votos de las bases y los sindicatos -que han reiterado su apoyo en los últimos días-, si bien nunca ha contado con el beneplácito de gran parte de la cúpula laborista.

Según las normas de la formación, puede convocarse otro concurso por el liderazgo si 50 diputados apoyan a un nuevo candidato. Corbyn celebró anoche una reunión con su grupo parlamentario y, según indicaron testigos a los medios locales, varios diputados le hicieron saber que no estaba a la altura de lo que se requiere de un líder laborista y que debía marcharse por el bien del partido.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha