eldiario.es

Menú

REGIÓN DE MURCIA

"Sin movilización social no habrá cambios"

Esta semana se ha presentado en Murcia el libro 'Gente precaria. La rebelión de los frigoríficos vacíos', firmado por Enric Llopis, en un acto en el que han participado Diego Cañamero, José Coy, Joaquín Sánchez y propio el autor

- PUBLICIDAD -
José Coy, Joaquín Sánchez, Diego Cañamero y el autor de 'Gente precaria', Enric Llopis / PSS

José Coy, Joaquín Sánchez, Diego Cañamero y el autor de 'Gente precaria', Enric Llopis / PSS

El libro 'Gente precaria. La rebelión de los frigoríficos vacíos' de Enric Llopis, ha sido coeditado por la editorial Alfaqueque y la Cooperativa del Bancal de Molina de Segura, e incluye entrevistas a reconocidos activistas y reportajes sobre personas afectadas por la precariedad y la exclusión.

La presentación del libro se celebró con un acto sencillo en el barrio murciano de San Andrés, y contó con el propio autor y tres de las personas que aparecen en el texto: El sacerdote y activista de la PAH, Joaquín Sánchez; el portavoz nacional del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT), Diego Cañamero; y el activista social José Coy.

El libro está dividido en dos bloques. En el primero se incluyen entrevistas a tres conocidos activistas: Manolo Cañada, miembro de los Campamentos Dignidad de Extremadura; Rafael Mayoral, abogado y activista de la Plataforma de Afectados por las Hipotecas (PAH) y José Coy, miembro de la PAH y activista de las Marchas de la Dignidad. Y en la segunda parte figuran reportajes sobre personas afectadas por la precariedad y la exclusión derivadas de la actual crisis económica.

'Gente precaria', que cuenta con prólogos de la periodista de eldiario.es Olga Rodríguez, el politólogo Manolo Monereo y el portavoz del SAT Diego Cañamero, pretende abordar desde una perspectiva sencilla, directa, espontánea y no académica la realidad de las personas desahuciadas por la crisis. Para ello se ha pretendido que sean los protagonistas quienes se expresen, y den testimonio de una recesión que les afecta en primera persona.

Una de las aportaciones del libro es la de las personas que se han politizado y entrado en el activismo social a partir de las situaciones de pobreza, de manera que se puede decir que ha sido la experiencia directa de la crisis la que les ha llevado, sin ninguna militancia anterior, a participar por primera vez en las organizaciones sociales.

"Hay que ponerle rostro a la crisis"

Durante el acto de presentación Diego Cañamero ha subrayado la importancia de “ponerle rostro a la crisis”, ya que en su opinión, “la población española está viviendo una situación tremendamente dramática” desde 2008, que se ceba sobre personas concretas. El portavoz nacional del SAT ha puesto el ejemplo de los parados, desahuciados o los forzados a salir del país, como es el caso de los jóvenes con un alto grado de formación. “Lo más importante no es describir la realidad, aunque también haya que hacerlo, sino actuar contra esa lacerante realidad, que es lo que hacemos los activistas”, ha explicado Cañamero, para añadir que “eso es lo que modestamente pretende hacer el SAT en Andalucía”.

Diego Cañamero ha insistido en que es muy importante la movilización social, “pues de lo contrario no hay cambios; estos no pueden esperarse desde arriba”. Mientras, “nos siguen vendiendo la falsedad de la crisis económica”.

Por otra parte, el activista José Coy ha explicado la iniciativa “Cooperativa del Bancal”, de Molina de Segura, que ha tenido el mérito de reunir a parados y afectados por la crisis mayores de 45 años: “Ante la imposibilidad de encontrar trabajo por la edad, autogestionamos el empleo a partir de un banco de tierras municipal, que nos permite recuperar la huerta y nuestra vida laboral”. Coy ha explicado que la iniciativa no sólo supone “liberar una tierra milenaria de los efectos de la burbuja inmobiliaria y de la especulación, sino también, gracias a la producción y comercialización de productos como la patata, un grupo de personas ha logrado salir adelante y encarar su futuro con dignidad”.

Por su parte, el activista Joaquín Sánchez ha subrayado que el capitalismo es “un gran monstruo”, de ahí el valor de las “pequeñas victorias”. Además, “no se trata de una crisis económica sino de una gran estafa financiera”, ha expresado. El sacerdote, activista de la PAH y el 15-M, entre otras organizaciones, ha alertado durante su intervención de los riesgos de “ilusionarse con la política institucional”, pues “después puede venir la frustración y el abandonar la calle”.

El sacerdote ha recordado la importancia de la política institucional, “pero no tendrá ningún efecto si no hay presión popular”. Por último, el periodista y autor del libro, Enric Llopis, ha instado a recuperar los testimonios de los “olvidados” por unas políticas de austeridad “despiadadas” y hechas al servicio de los mercados. “Son estas voces las que componen el mural de la historia”, ha concluido.

 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha