eldiario.es

Menú

eldiarionorte Cantabria eldiarionorte Cantabria

El ICASS considera "irreales" las acusaciones de CCOO y asegura que se formulan ante el órgano equivocado

El Instituto Cántabro de Servicios Sociales (ICASS) considera que las acusaciones sobre las condiciones laborales de esta entidad vertidas ayer por CCOO "carecen de todo fundamento" y "no se corresponden con la realidad", además de formularse ante el órgano equivocado al dirigirse a este organismo autónomo cuando "en realidad" constituye una competencia de la Mesa General de Negociación.

- PUBLICIDAD -

Comisiones Obreras denunció las "desfavorables" condiciones de los cerca de mil trabajadores del Instituto Cántabro de Servicios Sociales respecto al resto de empleados del Gobierno regional, ya que el ICASS cuenta con plantillas "pírricas" en algunos centros y en ocasiones perciben una media de hasta 4.000 euros anuales menos que el resto de trabajadores públicos, según dijeron.

Sin embargo, el ICASS, en un comunicado, ha sostenido que los representantes de CCOO demuestran un "total desconocimiento" sobre este instituto, que, según ha explicado, cuenta con 630 puestos de personal laboral ocupados, de los cuales 466 son personal laboral fijo (un 74%) y 164 son laborales temporales (un 26%). Asimismo, son ejemplo de una "clara irresponsabilidad" al hablar de temporalidad cuando estos servicios deben de cubrirse por días "sí o sí".

De los 164 puestos ocupados por laborales temporales, 140 se corresponden con vacantes que, "y como bien sabe Javier González", responsable del sector administrativo de CCOO, no han podido convocarse a través de la Oferta Pública de Empleo debido a los límites que impone la tasa de reposición marcada por los Presupuestos Generales del Estado a lo largo de los últimos años. Los 24 puestos restantes corresponden a la cobertura temporal del puesto de origen de aquellos trabajadores que están realizando una movilidad funcional a superior categoría durante un periodo limitado de tiempo.

En este sentido, el ICASS ha recordado que no es el órgano responsable de la convocatoria de las Ofertas Públicas de Empleo y no se trata de una competencia de este organismo determinar las plazas que se ofertan.

Según el ICASS, estas críticas denotan una actitud "totalmente irresponsable" al pretender que no haya condiciones especiales en servicios públicos de cuidado a los dependientes, una actividad laboral que por su naturaleza está especialmente sometida al trabajos en turnos.

"Es incompatible un sistema público de atención a los dependientes con las reivindicaciones de Comisiones Obreras, debido a la necesidad de establecer turnos especiales que han de cumplir los trabajadores de este servicio y ante la necesidad de cubrir de inmediato cualquier baja por enfermedad de estos empleados públicos", ha añadido.

Para el Instituto Cántabro de Servicios Sociales, este sindicato lo único que persigue es "conseguir a través de la negociación lo que ha perdido en los tribunales" y, como prueba de ello, se ha remitido al contencioso que CCOO ha perdido, hace unos meses, al pretender que los trabajadores de los CAD de Laredo y de Santander percibieran el mismo complemento singular que los del CAD de Sierrallana.

Ese complemento para determinadas categorías del CAD Sierrallana está específicamente recogido en el Convenio Colectivo y, por tanto, no es de aplicación a otros centros, como así recoge la sentencia, que además indica claramente que "no vulnera la igualdad ante la Ley".

Según el ICASS, "Javier González conoce perfectamente que si este organismo firma contratos temporales de sustitución para las bajas por incapacidad temporal, vacaciones, riesgo por embarazo, licencias sin sueldo, etcétera, es porque el tipo de servicio que se presta en sus centros, atención a dependientes o a menores, exige realizar dichos contratos para garantizar que el servicio se siga prestando a nuestros ciudadanos con las mismas ratios de personal que si no se hubiera producido la situación que genera la sustitución".

Ha continuado que el representante de CCOO es "plenamente consciente" de que el personal laboral del ICASS, que se rige por el mismo Convenio Colectivo que el resto del personal laboral del Gobierno de Cantabria, percibe sus retribuciones de acuerdo a su régimen de jornada, tal y como marca dicho convenio. En este sentido, el ICASS ha insistido en que no tiene competencias "ni para alterar ni para crear complementos retributivos por centro o categoría que no estén establecidos en el Convenio Colectivo del personal laboral del Gobierno de Cantabria".

"Si Javier González considera que hay categorías o centros que requieran un complemento singular, la vía que tiene es la de abrir la negociación en el marco del convenio colectivo y dicha negociación no es competencia del Instituto", ha subrayado el ICASS.

Para finalizar, el Instituto de Servicios Sociales ha lamentado las "sorprendentes las declaraciones" del dirigente sindical respecto del anexo de carteleras, calificado de "leonino y vulnerador de los derechos que marca el Convenio Colectivo", toda vez que CCOO firmó en mayo de 2014 con la entonces directora del ICASS, Isabel Urrutia, un anexo de similares características y que además no recogía los cambios fruto del acuerdo con dos organizaciones sindicales introducidos en 2015 y 2016, por el actual Gobierno, que incluían el compromiso de sustitución a partir del tercer día de baja y el aumento del número de trabajadores que pueden estar de vacaciones en un mismo periodo, entre otras mejoras.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha