eldiario.es

Menú

eldiarionorte Cantabria eldiarionorte Cantabria

Pablo Zuloaga toma las riendas de un "nuevo PSOE", renovado pero dividido

El flamante líder de los socialistas cántabros quiere un PSOE ganador, que no se resigne a gobernar gracias a las alianzas con otras formaciones

El Congreso Regional aumenta la brecha abierta entre los partidarios del nuevo secretario general y los afines a la secretaria saliente, Eva Díaz Tezanos 

"Dos no bailan si uno no quiere. A mí me gusta bailar y sé que dentro de poco seremos muchos más en la pista de baile", dice Zuloaga en alusión a los deseos frustrados de integración

- PUBLICIDAD -
El Congreso del PSOE cántabro proclama secretario al 'sanchista' Pablo Zuloaga

El Congreso del PSOE cántabro proclama secretario al 'sanchista' Pablo Zuloaga EFE

Pablo Zuloaga ha tomado este domingo de forma oficial las riendas del PSOE de Cantabria bajo el claro objetivo de introducir "cambios" en la formación, iniciar una "nueva etapa" y diseñar un proyecto "creíble" y "coherente" capaz de "recuperar" la "confianza" de la ciudadanía, un proyecto que sea "referencia de la izquierda y alternativa a la derecha". 

El también alcalde de Santa Cruz de Bezana, donde gobierna en coalición, venció hace dos semanas a Eva Díaz Tezanos la pugna por el liderazo del partido, que por primera vez en la historia contará con un secretario general elegido directamente por los militantes.

La renovación en el PSOE ha sido aprobada en el decimotercer Congreso Regional celebrado este fin de semana en el Paraninfo de la Universidad de Cantabria y no solo ha alcanzado a la secretaría general, sino también a todos y cada uno de los cargos de dirección, y está por ver si conlleva cambios en el área socialista del Ejecutivo autonómico que encabeza Miguel Ángel Revilla.

Precisamente, esos cambios que desea la nueva dirección del PSC-PSOE han sido uno de los detonantes que ha agudizado la división generada en el partido a raíz de que el 'sanchista' Zuloaga anunciara que pugnaría con la 'neutral' Díaz Tezanos por la secretaría general.

"Hoy me acompañan todos los que he querido pero no todos los que he pretendido", ha dicho Zuloaga durante su intervención refiriéndose a su nueva Ejecutiva, en la que no se ha integrado ninguna de las personas afines a Díaz Teanos  pese a los intentos de Cristina Narbona, lo que ha provocado que la nueva dirección salga con tan solo el apoyo del 54% de los delegados y con un 46% de abstenciones. 

La música del nuevo PSOE

A las 12.30 horas, bajo el estribillo de una de las canciones más míticias de Guns N' Roses, Zuloaga entraba en el salón principal del Paraninfo a golpe de rock and roll y entre aplausos, acompañado por la presidenta del PSOE, Cristina Narbona, y por algunas de las personas de confianza que lo animaron a dar el paso, como Pedro Casares, líder del partido en Santander y secretario ejecutivo de Transportes e Infraestructuras en la Ejecutiva federal.

Minutos antes amenizaba la espera 'Viento del Norte', del cantautor cántabro Marcos Bárcena, y el broche final al acto lo ponía el canto a 'La Internacional' precedido por el himno del partido. La miscelánea musical ha parecido el preludio del juego de palabras lanzado por el secretario general en su intervención: "Dos no bailan si uno no quiere. Os puedo decir que a mí me gusta bailar y sé que dentro de poco seremos muchos más en la pista de baile", ha espetado en alusión a esos anhelos por pacificar la vida orgánica en el seno del partido, que no han estado exentos de algunas reprimendas.

"Hay gente que para salir a bailar necesita entender la música que suena en el nuevo PSOE", ha proseguido con ese símil Zuloaga, quien ha comenzado su discurso con una larga lista de agradecimientos, que han ido desde su familia -a quienes ha saludado visiblemente emocionado antes de iniciar su discurso- hasta la militancia, pasando por Pedro Sánchez y Cristina Narbona, a quien ha dado las gracias "por estar aquí demostrando que es un orgullo ser presidenta del PSOE". Un dardo envenenado lanzado directamente a Díaz Tezanos, quien rechazó la presidencia del partido en Cantabria por considerarla "humillante".

Pese a sus diferencias, Zuloaga también ha agradecido el "esfuerzo y trabajo" de su antecesora en los cinco años que ha durado su mandato y ha asegurado tener claro que "al igual que soy alcalde de todos los vecinos de Santa Cruz de Bezana, soy secretario general de todos los militantes".

Narbona: Me gustaría entender por qué incomoda la expresión plurinacionalidad

Foto de familia tras el decimotercer Congreso Regional del PSOE cántabro. EFE

Un PSOE ganador

Durante los cerca de veinte minutos que ha durado su intervención, el nuevo líder de los socialistas cántabros ha incidido en que este Congreso abre un "nuevo tiempo" en el PSOE, con un partido abierto a la militancia y más participativo, que sea "referencia de la izquierda y alternativa a la derecha".

Igualmente, ha subrayado que quiere "un PSOE ganador" y ambicioso, que no se resigne a gobernar gracias a las alianzas contra otras formaciones y que "recupere a nuestra gente e ilusione a los que vendrán". Para ello, ha señalado que es necesario "construir un PSOE coherente hoy, para ser creíble mañana", para lo que cuenta "con todos y todas", y para lo que supondrá impulsar "un proyecto totalmente renovado y regenerado para ganar las próximas elecciones municipales y autonómicas".

Asimismo, ha hecho alusión a algunos de los temas bandera de los socialistas, como la defensa de una sociedad "más verde" que cuide del medio ambiente y diga "no al fracking", los derechos de los trabajadores y los salarios dignos, la igualdad, la sanidad, la educación... "y que diga alto y claro al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que con Cantabria no se juega".

"Unidos frente a los retos"

La presidenta del PSOE, Cristina Narbona, ha sido la encargada de abrir el cónclave socialista y ha pedido a los socialistas cántabros "ambición, coherencia, ejemplaridad y lealtad" para "unidos hacer frente a los retos que comienzan desde mañana".

Así, Narbona ha instado a sus compañeros a no resignarse ante las injusticias y a mantener su aspiración por gobernar en España y en Cantabria, para "llevar las riendas" en una dirección "muy diferente" a la que la derecha ha conducido al país en los últimos años.

Igualmente, la presidenta del PSOE ha pedido "lealtad" a los militantes, que "mayoritariamente" han votado el proyecto de Pedro Sánchez. "Tenemos que gestionarlo bien", ha dicho para después hacer referencia a Cantabria y apuntar que hay que "ser capaces de diferenciar los cometidos en las instituciones y en el partido y trabajar juntos".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha