eldiario.es

Menú

El Gobierno, las tres diputaciones y Eudel pactan crear un fondo para activar planes y relanzar la economía

Gipuzkoa ve imprescindible una reforma radical de la fiscalidad que PNV y PP siguen impidiendo, según Garitano.

Urkullu apuesta porque la fiscalidad y lucha contra el fraude se debatan entre los partidos.

- PUBLICIDAD -
Urkullu y los diputados generales acuerdan crear un fondo de reactivación económica, si se flexibiliza el déficit

Urkullu y los diputados generales acuerdan crear un fondo de reactivación económica, si se flexibiliza el déficit

No hubo portazo, más bien todo lo contrario, pero de la reunión tampoco se ha salido con muchos acuerdos concretos, salvo el de compartir el diseño de las políticas anticrisis y el de crear un fondo conjunto entre las instituciones para activar planes que sirvan para relanzar la economía vasca. El lehendakari, Iñigo Urkullu, acudía a la cumbre de Ajuria Enea con los tres diputados generales y Eudel convencido de que todas las instituciones iban a saber "aunar esfuerzos y a trabajar en común" para "concentrarse en la reactivación económica y salir adelante". Y sobre todo que iban a acoger con los brazos abiertos las batería de medidas e inversiones diseñadas por su gabinete. Las misma que ya avanzó la semana pasada en el Parlamento vasco.

Y, en parte, fue así. El fondo de reactivación acordado ayer puede oscilar entre los 200 y los 300 millones, según ha explicado a la salida de la reunión, José Luis Bilbao. Y como en todos los acuerdos del Consejo Vasco de Finanzas, se dividiría en un 70% para el Gobierno vasco y el 30% restante se lo repartirían entre las tres diputaciones. Pero el montante definitivo y el reparto está pendiente de que se produzca la anunciada flexibilización del déficit y de que se realice la correspondiente emisión de deuda para financiar el fondo de reactivación.

De salida, por el color de los gobiernos, Urkullu contaba con la buena disposición al acuerdo del diputado general de Bizkaia, José Luis Bilbao, y de la presidenta de la Asociación de Municipios Vascos (Eudel), Ibone Bengoetxea, ambos del PNV. En la mesa se sentaban también el diputado general de Gipuzkoa, Martín Garitano, de Bildu, y el popular Javier de Andrés, diputado general de Alava. Durante la reunión, de unas dos horas, el lehendakari ha explicado su diagnóstico de la crisis y el momento de recesión y emergencia que arrastra Euskadi.

El lehendakari ha comenzado la reunión explicando el diagnóstico que tiene su gobierno sobre la situacion económica actual y ha desgranado las medidas que anunció el pasado jueves. Una inversión de 245 millones de euros para la creación de un fondo de reactivación económica (200 millones de euros), un fondo especial de solidaridad en el empleo (40 millones de euros) para la contratación de personas desempleadas de larga duración y de jóvenes en busca del primer empleo. Y otros 5 millones de euros destinados a emprendedores.

Las otras tres patas del guión anunciado la víspera por el portavoz del Gobierno, Josu Erkoreka, se referían a la reforma fiscal en profundidad y a un plan contra el fraude fiscal y la anunciada “reforma y reestructuración del sector público vasco” que bajará un 25% en el último semestre, según las estimaciones del Gobierno. Sin embargo, en el guión remitido previamente a los tres diputados y a la presidenta de Eudel no aparecía la anunciada reforma fiscal y los planes de lucha contra el fraude y la elusión fiscales, un contrasentido dado que son las diputaciones las que actualmente definen la fiscalidad en cada territorio.

En las horas previas a la reunión, fuentes de la Lehendakaritza apuntaron que la fiscalidad estaría presente en la reunión. Pero se ha sobrevolado por encima de este tema. El Gobierno cree que este asunto debe tratarse en la cumbre de partidos -pendiente aún de fecha- y en otras mesas de negociación que ya están funcionando. El diputado general de Bizkaia ha señalado que en el encuentro apenas se ha hablado del tema de la fiscalidad, porque según ha dicho, este debate tiene su ámbito en la negociación entre los partidos.

De hecho, era una de las reivindicaciones que el diputado general de Gipuzkoa quería llevar a la reunión. A su juicio, son el PP y el PNV los que durante los últimos meses han impedido avanzar hacia una reforma en clave de progresividad fiscal y en la lucha contra el fraude. "No han hecho sino poner trabas a las mismas", ha censurado Garitano. El diputado general guipuzcoano fue el más crítico con la reunión. Habló de cierta "decepción" y censuró no se haya hablado de fiscalidad más equitativa, de un programa conjunto contra el fraude, de la Ley de Estabilidad Presupuestaria o de la Ley de Cupo. "No se trata de inyectar más dinero en un modelo agotado", ha resumido.

El diputado foral de Alava ha planteado la posibilidad de que el Gobierno hiciera copartícipes a las diputaciones de la flexibilización del déficit que aprobará a final de mes el Ejecutivo central, de forma que las diputaciones forales también se beneficiaran de esa inyección de fondos vía emisión de deuda. Si se pasa del 0,7% de déficit al 1,2% se traduciría en 330 millones de euros más de capacidad de endeudamiento. Y el diputado general alavés ha hecho referencia también a la reestructuración del sector público vasco, exigiendo al Ejecutivo de Urkullu que profundice en esa vía, ya que queda mucho por redimensionar en la Administración que depende del Gobierno vasco.


- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha