eldiario.es

Menú

Durango se querellará contra los pilotos italianos que bombardearon la villa en la Guerra Civil

La Agrupación Cultural Gerediaga identifica la tripulación de los tres bombarderos italianos que arrasaron la villa el 31 de marzo de 1937, que causó 336 muertos

- PUBLICIDAD -
Uno de los edificios bombardeados.

Uno de los edificios bombardeados.

31 de marzo de 1937. Tres bombarderos italianos arrasan la villa de Durango (Bizkaia) en plena Guerra Civil. El ataque se cobró la vida de 336 vecinos. Y pudo ser peor porque inicialmente partieron hacia Durango cuatro bombarderos, pero uno tuvo que regresar a la base de Soria desde donde había partido porque sufrió una avería en el vuelo. Cuando se cumple el 80 aniversario de este ataque contra población civil, la agrupación cultural Gerediaga ha identificado a los pilotos y las tripulaciones de los tres aviones. La investigación descubre los nombres y, en la mayor parte de los casos, también su alias. Una información que servirá como base a la querella crminal que está preparando el Ayuntamiento de Durango contra esos pilotos.

La información ha sido obtenida después de una exhaustiva consulta en el Archivo General e Histórico del Aire de Villaviciosa de Odón de Madrid y el Archivio Stato Maggioren Aeronautica Militare Italiana de Roma. "Lo que esperamos ahora es que toda esta información haga posible que la querella sea admitida a trámite”, ha recalcado la alcaldesa de Durango , Aitziber Irigoras.

Según la documentación, recabada por el investigador Jon Irazabal, cuatro aviones Savoia despegaron en la madrugada del 31 de marzo de 1937 del aeródromo de Soria cargados, cada uno de ellos, con veinte bombas de 50 kilos y cuatro bombas incendiarias de 20 kilos. Nueve cazas les escoltaron a partir de Logroño para ametrallar a baja altura a la población duranguesa.

Placa en recuerdo de las víctimas del bombardeo.

Placa en recuerdo de las víctimas del bombardeo.

“Hemos encontrado los dos nombres, el natural y el alias, de 44 de los 45 pilotos que participaron y del que falta, solo el alias”. Según Irazabal, los alias se utilizaban para ocultar las intervenciones en apoyo a Franco ya que Italia no participaba "oficialmente” en la Guerra Civil española.

Aterrorizar a la población civil

Para la campaña de Bizkaia, las fuerzas sublevadas al mando del general Mola contaban con el apoyo de unos 70 aviones italianos de la Aviación Legionaria y unos 80 alemanes de la Legión Cóndor. La ofensiva se inició el 31 de marzo de 1937 con el bombardeo de Durango y Elorrio, dos poblaciones ubicadas en la retaguardia. Según los historiadores y las crónicas de la época, el ataque a Durango fue uno de los más terribles de la Guerra Civil. La ciudad no era un objetivo militar, por lo que el bombardeo solo buscaba aterrorizar a la población civil.  En este sentido, el trabajo de Irazabal aporta un testimonio que prueba que el objetivo era la población civil.

Muchas de las víctimas estaban asistiendo a misa a primeras horas de la mañana, por lo que no tuvieron ninguna oportunidad.  El ataque se realizó a lo largo de tres momentos a lo largo del día: el primero a las ocho de la mañana, el segundo al comenzar la tarde y el tercero a última hora. Tras el bombardeo, los cazas que hacían de escolta ametrallaron a la población

En el frente norte fue el primer bombardeo aéreo a un núcleo urbano civil. Casi un mes después (el 26 de abril) se realizó un ataque muy similar, en este caso contra la villa de Gernika.

Barcelona, que también fue bombardeada por la Aviación Italiana, ha conseguido que su querella contra estos militares haya sido admitida a trámite después de demostrar que dos de ellos siguen vivos.

La localidad vizcaína homenajeará el viernes 31 de marzo a las víctimas del bombardeo. Familiares de las víctimas, representantes institucionales y dirigentes políticos tomarán parte en este homenaje.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha