eldiario.es

Menú

El sector aeronáutico reclama mayor financiación

El sector aumentó su facturación un 11% en 2012 y las previsiones son crecer un 5% en 2013.

- PUBLICIDAD -

El sector aeronáutico vasco consiguió el pasado año una cifra récord de facturación, de 1.584 millones de euros, un 11 % más, y tiene unas buenas perspectivas de futuro, pero necesita más financiación para poder aumentar su participación en los grandes contratos.

Ignacio Mataix, el presidente de Hegan, la asociación que agrupa a las firmas de aeronáutica del País Vasco, integrada por 37 empresas, entre ellas Aernnova, ITP y Sener como socios fundadores, ha transmitido este mensaje en una rueda de prensa en Bilbao.

Los asociados en este clúster cuentan con 20 plantas en el extranjero (en Alemania, Brasil, China, India, EEUU, Gran Bretaña, Portugal, Malta, México y Rumanía) de un total de 131 instalaciones que tienen.

Mataxi, director general de ITP, ha presentado el balance de la actividad del sector del año pasado, otro buen año para el sector, ya que incrementó un 11 por ciento su facturación y un 4,1 por ciento el empleo, que llegó a 12.059 puestos de trabajo.

Las plantas ubicadas en Euskadi facturaron el año pasado 767 millones, las del resto de España, 641 millones, y las implantadas en el resto del mundo, 176 millones.

Las perspectivas son buenas tanto a corto como a largo plazo. Para este año la previsión es de un incremento de la facturación en un 5 %, y un poco menor del empleo.

El optimismo a largo plazo se debe a las previsiones de un gran crecimiento en la construcción de aviones en los próximos veinte años. Según un informe de la compañía Boeing, la demanda en estas dos décadas será de 34.000 aviones, gracias al fuerte incremento de los pedidos de China e India, el aumento del tráfico por los operadores de bajo coste y el reemplazo de aviones antiguos.

El sector aeronáutico vasco, que se dedica a suministrar piezas a los fabricantes de motores y aviones, "está sabiendo aprovechar la demanda y consolidando su posición en un sector intensivo en tecnologías innovadoras", ha destacado Mataix. Los miembros de Hegan invirtieron en investigación 193 millones de euros el año pasado, un 12 por ciento de sus ventas.

El sector ve el futuro con optimismo, gracias a las buenas carteras de pedidos de los dos principales fabricantes de aviones, Airbus y Boeing, en los que trabajan los socios de Hegan. A corto plazo, la entrada en servicio del Boeing 787 Dreamliner con motores Rolls-Royce Trent 1000, el primer vuelo en junio del Airbus A350XWM y el desarrollo de otros programas para Embraer y otras firmas garantizan el trabajo.

Mayor financiación

La situación es buena, pero para crecer se necesita más financiación, según ha explicado su presidente. El funcionamiento del sector hace que la inversión inicial en tecnología tenga que ser muy alta -cualquier proyecto de las empresas vascas, que suministran componentes, significa poner entre 50 y 100 millones de euros-.

El dinero llega cuando se venden los aviones, al cabo de unos años desde que se inició el proyecto, y aunque los ingresos duren años, este largo plazo de retorno supone un obstáculo para acceder a los créditos de la banca comercial. "No hemos perdido ningún proyecto por falta de financiación", ha explicado hoy Mataix, pero el anhelo es poder aumentar la participación vasca en los grandes proyectos.

Por ejemplo, en el Airbus A350XWB, cuyo primer vuelo será en junio, la carga de trabajo para España será de un 11 por ciento del total. Con mas financiación -"porque la tecnología la tenemos"-, ha explicado Mataix, se podría subir la participación en este enormes proyectos y conseguir así más trabajo.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha