eldiario.es

Periodismo a pesar de todo

Un gobierno a contracorriente

La determinación del ejecutivo de Mariano Rajoy de seguir gobernando a contracorriente de lo que quieren los ciudadanos solo puede definirse, por lo que tiene de suicidio electoral y de adulteración democrática, como una terca insensatez. Rajoy ha decidido gobernar sustituyendo sus promesas electorales por lo que él considera “su deber” con la nación. Si el futuro coste electoral de esta decisión depende del desajuste entre lo que hace y lo que quieren los ciudadanos, los datos no hacen más que poner de relieve la terquedad con la que se empeña en inmolarse políticamente ignorando a la ciudadanía.

La distancia entre las decisiones del gobierno y los intereses de los ciudadanos se pone de manifiesto al observar la evolución de las preferencias de la opinión pública sobre cuánto se gasta en cada política.

Durante los primeros años de la crisis económica, las preferencias sobre el gasto apenas cambiaron: el porcentaje de ciudadanos que apoyaba que más inversión en políticas sociales (educación, sanidad, desempleo y pensiones) era prácticamente el mismo durante los años de bonanza económica (2004-2007) que durante los primeros años de la crisis (2008-2010) (ver Zoom Político 1 “¿Nos cambia la crisis?, Fundación Alternativas). Las políticas prioritarias para los ciudadanos variaron muy poco entre periodos: vivienda, pensiones, seguridad y educación durante el boom económico; y vivienda, justicia, pensiones y educación durante los primeros años de crisis.

Además,  la comparación entre los dos periodos corroboraba que en España existe un amplio apoyo a las políticas de bienestar independientemente de la ideología de los individuos. Las pocas diferencias entre la izquierda y la derecha se resumían en que la izquierda tendía a apoyar más gasto en medio ambiente y cultura que la derecha, mientras que esta última prefería un mayor gasto en seguridad y defensa que la izquierda.

Sin embargo, durante el 2011 y muy especialmente en el 2012, la opinión de los ciudadanos sobre cuánto debería gastarse en cada política ha cambiado de manera significativa, rompiendo la continuidad que se había producido durante los primeros años de la crisis económica y acabando con la convergencia ideológica sobre las políticas de bienestar.

Por un lado, la opinión pública parece haber reaccionado ante los recortes sociales del gobierno con una mayor demanda de gasto en esas políticas. En 2012 más de un 60% de ciudadanos considera que el Ejecutivo debería gastar más en políticas sociales como educación, sanidad, desempleo, pensiones e investigación (ver Gráfico 1). En el caso de la dependencia, el porcentaje supera el 70%. El apoyo a un mayor gasto en otras políticas como vivienda y seguridad disminuye, mientras que en el caso de la política de defensa se mantiene estable en el nivel más bajo.

Por otro lado, la convergencia entre la izquierda y la derecha en sus preferencias sobre el gasto en las políticas de bienestar, tan característica de periodos anteriores, se ha debilitado. Como puede observarse en el Gráfico 2, en la derecha no se producen cambios importantes en sus preferencias (su apoyo al gasto solo se reduce en pensiones), mientras que la reacción de la izquierda a los recortes se refleja en un aumento significativo de quienes creen que el gobierno debería gastar más en políticas sociales.   

En definitiva, estos datos son una muestra más de que las decisiones del Gobierno se imponen sobre una mayoría cada vez más contraria a los recortes, especialmente en el ámbito de las políticas sociales. El creciente desajuste entre lo que hace el gobierno y lo que quiere la ciudadanía tiene su reflejo en una sociedad ideológicamente más dividida. La convergencia ideológica respecto a las políticas de bienestar se ha debilitado como consecuencia de una izquierda que reacciona ante los recortes, distanciándose de la derecha, con mayores demandas de gasto en políticas sociales. 

Gráfico 1. Porcentaje de ciudadanos que creen que debe gastarse más según política (2004-2012)

Gráfico 1. Porcentaje de ciudadanos que creen que debe gastarse más según política (2004-2012)

*Fuente: series de Opinión Pública y Política Fiscal del CIS (en la encuestas anteriores a 2011 y 2012 no se pregunta por las políticas de investigación y dependencia)

Gráfico 2. Porcentaje de ciudadanos que creen que debe gastarse más en cada política según ideología (2012)

Gráfico 2. Porcentaje de ciudadanos que creen que debe gastarse más en cada política según ideología (2012)

Izquierda se mide del 1 al 4 de la escala idelógica y Derecha del 6 al 10. *Fuente: series de Opinión Pública y Política Fiscal del CIS (en la encuestas anteriores a 2011 y 2012 no aparecen las políticas de investigación y dependencia)


Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

sobre este blog

Piedras de Papel

Piedras de papel es un blog en el que un grupo de sociólogos y politólogos tratamos de dar una visión rigurosa sobre las cuestiones de actualidad. Nuestras herramientas son el análisis de datos, los hechos contrastados y los argumentos abiertos a la crítica.

Autores:

Alberto Penadés - @AlbertoPenades

Amparo González Ferrer - @orapmagon

Ferran Martínez i Coma

Ignacio Jurado - @ignaciojurado

Ignacio Urquizu - @iurquizu

José Fernández-Albertos - @jfalbertos 

Lluís Orriols - @lluisorriols

Marta Romero - @romercruzm

Sandra León - @sandraleon_

Sebastián Lavezzolo  - @SB_Lavezzolo

Víctor Lapuente Giné - @VictorLapuente




- PUBLICIDAD -
- PUBLICIDAD -
- PUBLICIDAD -
- PUBLICIDAD -
- PUBLICIDAD -