Focos

El Congreso de los Diputados ensaya la investidura de Mariano Rajoy

La mayoría de los grupos da por hecha la abstención del PSOE en un debate de investidura que los parlamentarios esperan para la próxima semana

El diputado de ERC Joan Tardà carga contra el partido socialista y le acusa: "Han entregado la bandera al enemigo"

- PUBLICIDAD -
congreso

El Hemiciclo con muchas ausencias durante el debate de reforma de la LOREG

300 días después de las elecciones de noviembre y a 14 del tiempo límite fijado por ley, el Parlamento ya ha asumido que Rajoy volverá a ser presidente del Gobierno y ha empezado a ensayar la ceremonia. La presencia de diputados fue escasa durante el debate del pleno del martes. Ni Mariano Rajoy ni Pedro Sánchez acudieron a votar. 

El debate de las reformas en la ley de Estabilidad Presupuestaria y el de la Ley Electoral han fijado la nueva foto de situación en el Congreso: Unidos Podemos ha empezado a ensayar su papel de oposición a Rajoy, frente a un PSOE arrinconado.  

Atrás quedan las sesiones plenarias en las que el PP perdía las votaciones, frente a los acuerdos que los partidos de izquierdas, y eventualmente Ciudadanos, tejían contra sus políticas. La idea de que el Parlamento podría gobernar, fuera quien fuera el inquilino de Moncloa, parece desvanecerse.

Unidos Podemos ha votado en contra de la toma en consideración para reformar la Ley de Estabilidad Presupuestaria que sí apoyan PSOE y PP. El diputado Alberto Garzón ha asegurado que se trata de "la misma ley que establece la prioridad de pagar los intereses de la deuda antes que la Sanidad o los Servicios Sociales".

Frente a estos argumentos, el PP ha insistido en que solo apoyando su propuesta se puede dar garantías para que las Comunidades Autónomas aprueben sus presupuestos. Según Matilde Asián (PP), "el debate de hoy es si financiamos mejor a las Comunidades Autónomas".  

En el mismo sentido, se manifestó el diputado socialista Pedro Saura: "Cuando se vota no a esta modificación puntual, se está votando en contra de que las Comunidades Autónomas puedan hacer sus presupuestos". 

El PSOE ha quedado alineado con el PP en este punto, y así se lo han recriminado los diputados de las formaciones situadas a su izquierda. Sin embargo, lo peor para los socialistas estaba por llegar y vendría con la firma de Joan Tardà. 

El siguiente punto para el debate fue la reforma de la Ley Electoral (Loreg). La reforma nace de la necesidad de evitar la posibilidad de elecciones el día de Navidad, como había diseñado el PP, en caso de que Rajoy no consiga la investidura que todos le dan por segura.

Esquerra Republicana y Unidos Podemos pretenden aprovechar esa reforma para permitir el voto a los mayores de 16 años o mejorar el reparto de escaños en relación con los votos recibidos en un proceso electoral. Una vez más, el PSOE se ha situado enfrente.

Tardà: "Han entregado la bandera al enemigo"

El diputado de Esquerra Republicana Joan Tardà ha sido especialmente duro. Durante el turno para fijar postura sobre la reforma de la Ley Electoral se ha despachado con los socialistas: "El señor Rajoy se saldrá con la suya gracias a los grandes grupos económicos y a los medios de comunicación que son propiedad de estos grupos, y gracias al PSOE", aseguró. 

Tardà afeó a los socialistas que no aprovechen el debate de la Loreg para conseguir, por la vía de las enmiendas, otros objetivos como un mejor reparto en la adscripción de escaños, límites a los gastos electorales o permitir el voto para los mayores de 16 años. El PSOE llevaba este último punto en su programa electoral.

"Nosotros creíamos que el PSOE todavía tenía un poquito de amor propio". "Voten con las izquierdas. Que paguen prenda. Aún tienen tiempo", aseguró el diputado de ERC, que recriminó a los socialistas: "Han entregado la bandera al enemigo". 

"Señor Hernando, estamos muy indignados con ustedes. Les esperamos la próxima semana", concluyó en clara referencia a un debate de investidura que los socialistas tienen atragantado. 

La diputada de Podemos Carolina Bescansa pidió reflexión a los socialistas: "Que este disparate les lleve a pensar a ustedes, señores del PSOE, en la decisión que van a tomar en los próximos días". 

Desde la bancada socialista, Gregorio Cámara intentó sacudirse los reproches del diputado republicano: "Señor Tardà, no aceptamos su expresiones, no aceptamos sus amenazas, no aceptamos sus exabruptos. No nos puede dar lecciones de ninguna clase. No nos intimida lo más mínimo". Los diputados socialistas esbozaron algo parecido a un ligero aplauso para celebrar la autodefensa ante los reproches de Tardà.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha