eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Ferraz relega a un segundo plano a Zapatero en la campaña electoral

El expresidente ha participado ya en dos actos que no han sido difundidos por los servicios de prensa de Ferraz. La dirección dice que las federaciones no informaron

El distanciamiento de Pedro Sánchez y Zapatero es absoluto y quedó en evidencia en un acto en el que participó Felipe González mientras que Zapatero fue invitado solo como oyente

Zapatero, que va a aparecer solo en cuatro federaciones, no coincidirá con el secretario general en ningún evento del partido hasta el 24 de mayo

- PUBLICIDAD -
Zapatero pide responsabilidad para que empiece a funcionar el Gobierno andaluz

Zapatero se hace un 'selfie' con una militante en Canarias.

El alejamiento de Pedro Sánchez con uno de sus principales valedores durante la carrera por convertirse en secretario general del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero, se ha trasladado al escenario de la campaña electoral. Ferraz ha relegado a un segundo plano al expresidente en los actos previstos hasta el 24 de mayo. La participación de Zapatero en la campaña se limitará a apariciones en cuatro federaciones junto a los candidatos que lo han solicitado. Por el momento, dos de esos eventos se han producido sin que los servicios de prensa de Ferraz les hayan dado publicidad. La dirección federal asegura que ni las federaciones ni el expresidente los confirmaron.

La participación del expresidente –Felipe González ha declinado, en principio, aparecer en los mítines de campaña– se ha organizado en función de su agenda y de las federaciones que solicitaron su presencia. A partir de esas premisas se confeccionó el calendario de campaña de Zapatero. Solo cuatro federaciones socialistas –Canarias, Extremadura, Galicia y Castilla y León– han contado con el exdirigente. 

Zapatero no coincidirá con Sánchez en ningún acto de campaña. Ferraz ya dejó fuera al expresidente en la Conferencia Municipal celebrada a mediados de abril, que supuso el arranque de la precampaña. En aquella ocasión sí contó con González, que lanzó un mensaje de apoyo al secretario general. Zapatero acudió a esa cita como un mero espectador: invitado como oyente pero sin posibilidad de tomar la palabra. De hecho, el expresidente entró al pabellón con miembros de la ejecutiva pero antes que los 'platos fuertes' de la convención: Ángel Gabilondo, González y Sánchez. 

Ferraz justificó que solo interviniera González con que pretendía ser un acto en el que se conmemorara el 36 aniversario de las primeras elecciones municipales celebradas en España en 1979. Sin embargo, la decisión fue recibida como un desplante en el entorno del expresidente.

El distanciamiento de Zapatero con Sánchez, a quien apoyó para que se hiciera con el liderazgo del PSOE este verano, comenzó en noviembre, cuando el secretario general se mostró favorable a enmendar la reforma del artículo 135 de la Constitución que llevaron a cabo los socialistas junto al PP en 2010 después de que Bruselas forzara al Gobierno del PSOE.  

Por parte del secretario general, el enfriamiento se produjo en enero al enterarse de que Zapatero, Bono y Emiliano García-Page cenaron con los dirigentes de Podemos Pablo Iglesias e Íñigo Errejón. En Ferraz esa cita se percibió como una traición. El siguiente encuentro entre el expresidente y Sánchez, durante la presentación de un libro del exministro Jordi Sevilla, fue muy tenso. Ambos socialistas se vieron obligados a saludarse ante el revuelo de los periodistas. Desde entonces, y sumado a la división interna entre Sánchez y Susana Díaz, se mantienen absolutamente distanciados.

Además de la escasa presencia de Zapatero durante la campaña, desde la dirección del PSOE apenas se le ha dado difusión a su presencia. Los dos actos en los que ya ha participado no se han incluido en las previsiones que los servicios de prensa de Ferraz envían a los periodistas: ni el del pasado sábado en Lanzarote –que fue cancelado a última hora por el accidente de un avión militar– ni el que ha tenido lugar este martes junto al candidato extremeño Guillermo Fernández Vara en Plasencia.

Este gesto inusual de no dar publicidad mediática a las intervenciones de los 'pesos pesados' del partido se justifica desde el partido como un error organizativo. "Son los territorios los que nos lo tienen que mandar", expresan desde el departamento de comunicación: "Ni el territorio ni Zapatero han informado a Ferraz. Aquí solo nos encargamos de la Comisión Ejecutiva Federal", agregan.

El candidato extremeño asegura que el acto con el expresidente "se acordó con Ferraz hace ya tiempo" y que, por tanto, la dirección está informada de ello. La dirección esgrime que no había confirmación por parte del PSOE de Extremadura de los datos concretos del evento. Fernández Vara, no obstante, resta importancia al hecho de que no se haya difundido a nivel nacional: "Nosotros lo anunciamos aquí", dice en conversación telefónica con esta redacción.

En el caso de este martes, las previsiones incluían la agenda de Sánchez en Euskadi, la convocatoria del debate del candidato de Castilla y León, Luis Tudanca, con el presidente regional, Juan Vicente Herrera, y actos de varios miembros de la ejecutiva. Por la mañana han realizado un segundo envío para incluir a César Luena porque su agenda "se había traspapelado".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha