eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El caso Bárcenas convierte a Javier Arenas en el político invisible

La actividad pública del vicesecretario del PP, gestor en la sombra del caso Bárcenas, se ha reducido hasta casi desaparecer

Responsable de política municipal y autonómica, solo interviene en actos de partido o difunde notas de prensa

- PUBLICIDAD -
Javier Arenas y Esteban González Pons (PP Andaluz)

Javier Arenas y Esteban González Pons en un acto del partido.

De los tres vicesecretarios de Mª Dolores de Cospedal, solo dos han dado la cara con mayor o menor éxito desde que el extesorero del PP marca la agenda diaria. Javier Arenas, ideólogo del despido con finiquito en diferido, ha permanecido prácticamente desaparecido de la vida pública sin conceder entrevistas o ruedas de prensa. Mientras Carlos Floriano y Esteban González Pons se enfrentan a ellas a golpe de consigna, el responsable de política autonómica y municipal del partido se refugia en actos internos y en la difusión de notas de prensa para elogiar las reformas del Gobierno que afectan a su área. Hasta el próximo 14 de agosto, que tendrá que declarar ante el juez Pablo Ruz como testigo.

 Desde su residencia en Marbella, Arenas ha podido leer estos días cómo Bárcenas ha explicado al juez su papel en mantenerle sueldo, despacho y secretaria en Génova cuando dejó de ser tesorero. También las instrucciones que le dio para dejar limpia la caja fuerte cuando abandonó sus funciones al frente de las finanzas del partido: “Chico, coges los billetes, los metes en un sobre y se los das al presidente”.

Amigo y pareja de pádel, compañero de veraneos en Marbella y enlace permanente de Bárcenas con Génova y el Gobierno, Arenas tendrá que romper el silencio que lleva guardando meses junto a otro exsecretario general del PP, Francisco Álvarez Cascos. Solo en una ocasión ha contestado a los periodistas en los pasillos del Senado para decir que Rajoy es intachable y que todos los sueldos del PP son legales. Fue toda su respuesta a las confesiones de Bárcenas al director de El Mundo sobre la contabilidad en negro del PP.

Desde entonces ha acudido a un acto de política municipal en Huelva, un homenaje a Miguel Ángel Blanco en Sevilla y a un desayuno informativo en Madrid. A la única reunión que ha presidido en Génova se convocó a fotógrafos y cámaras, pero no a redactores. A través de una nota de prensa indicó que la reforma local "es clave para recuperar la confianza en la política".

Su difícil relación con Cospedal y su negativa a demandar al extesorero para evitar males mayores redujo cada vez más su presencia en la sala de prensa de Génova. Mientras la secretaria general declaraba que cada palo aguante su vela y alternaba los cerrojazos  con largos turnos de preguntas que se traducían en titulares, Arenas se sentaba en primera fila y hasta se permitía hacer gestos  a la secretaria general. Ante la petición de que la cúpula del PP publicase sus sueldos y declaraciones de renta, Arenas dijo que no pero Cospedal anunció que sí, que se publicarían. No ha cumplido su palabra. La excusa esgrimida es que el PSOE tampoco lo ha hecho.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha