eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El PP afirma que la dación en pago general es "un disparate" porque incluiría "el chalé de Pedralbes"

Calcula que unas 120.000 familias podrían beneficiarse de la nueva ley Antidesahucios que se aprobará este jueves en el Congreso

- PUBLICIDAD -
El PP insiste en que la dación en pago general es "un disparate" porque incluiría "el chalé de Pedralbes"

El PP insiste en que la dación en pago universal y retroactiva que piden la Plataforma de Afectados por las Hipotecas (PAH) y otros colectivos sociales en su iniciativa legislativa popular es "un disparate", apuntando que, tal y como está planteada, podrían acogerse a ella personas con capacidad de pago. "No pretendemos que el chalé de Pedralbes se pueda dar en dación en pago", ponen como ejemplo.

Así, el partido mayoritario insiste en que el proyecto de ley Antidesahucios que este jueves aprobará la Comisión de Economía del Congreso sí incluye la dación en pago, aunque limitada, porque no ponerle coto a los potenciales beneficiarios sería un "auténtico disparate" que podría llegar a "producir un colapso" del sistema hipotecario y, además, ni siquiera solucionaría el problema, ya que el objetivo debe ser que las familias no se queden sin casa.

Además, subrayan que la dación en pago podría llegar a ser "injusta" si se abre la puerta a que se acojan personas con capacidad económica para hacer frente a su préstamos o quienes quieren cancelar una hipoteca alta para comprar un piso más barato. "Eso no existe en ningún país del mundo", insisten los 'populares'.

En cualquier caso, aseguran que se ha tenido en cuenta la iniciativa legislativa popular y no se arrepienten de haberla aceptado a trámite, a pesar del 'ruido' social que la comparación entre ambos textos está provocando. Lo que sí lamentan es que eso esté impidiendo que se conozcan con más detalle las medidas adoptadas.

Apostar por la permanencia

Y es que en su texto los 'populares' apuestan por la permanencia de las familias en sus viviendas mediante la moratoria de dos años de todas las ejecuciones hipotecarias y también con la previsión de que los bancos tengan que renegociar deudas, aplicar quitas de hasta el 25% o aceptar la dación en pago con la posibilidad de permanecer en la vivienda a cambio de un alquiler social.

En este sentido, los 'populares' defienden que los umbrales económicos y familiares fijados para acceder a estas posibilidades "no son en absoluto restrictivos" ya que el máximo de ingresos de 3 veces el IPREM (algo más de 19.000 euros anuales) incluye a prácticamente todos los parados. "Así se da una ventana de segunda oportunidad a las familias", insisten.

De hecho, el PP calcula que unas 120.000 familias cumplirán los criterios para acogerse a las medidas, una cifra superior a los 75.000 desahucios anuales que, de media, se han estado produciendo cada año desde 2009.

Alquiler social

El partido que da sustento al Gobierno también recuerda que se ha creado un fondo social de vivienda con más de 6.000 pisos para atender a las familias que han sido desahuciadas desde el 1 de enero de 2008 en adelante. Preguntados por la posibilidad de que este parque se quede corto, aseguran que hasta ahora han visto "lentitud" en las solicitudes, y además recuerdan que en los próximos dos años no se producirán muchas de las ejecuciones previstas y que además gran parte de las familias podrán permanecer en sus pisos.

No obstante, el proyecto de ley incluirá finalmente una enmienda planteada por UPN para que, seis meses después de la entrada en vigor de la norma, se valore la posibilidad de ampliar el ámbito de cobertura de este Fondo social para incluir otros casos de vulnerabilidad diferentes de los previstos.

Con estas previsiones, cree el PP que no se perjudicará al mercado hipotecario, se mantendrá la posibilidad de que los jóvenes puedan seguir accediendo al crédito para comprar una vivienda y, además, se dará solución a este problema social. Además, recuerdan que con las hipotecas no ha habido una estafa ni un desconocimiento del riesgo que se asumía al firmar, como sí ha sucedido con las participaciones preferentes, sino un cambio drástico en las circunstancias económicas de muchas familias, por lo que la respuesta debe ser "excepcional".

Negociaciones políticas

Con respecto a las negociaciones con los grupos parlamentarios para tratar de no quedarse solos en la aprobación del texto esta tarde, desde el PP insisten en que se han incluido propuestas de todas las formaciones desde el primer momento, y que muchas de sus enmiendas al texto original del Gobierno ya eran similares a las de los socialistas porque había habido una negociación previa que, finalmente, se rompió.

Sin embargo, la situación actual hace prácticamente "imposible el acercamiento" con el principal partido de la oposición porque ha seguido un "cambio radical", pasando de negar la dación en pago cuando estaba en el Gobierno a reclamar que se vaya "incluso más allá". En este punto, los 'populares' critican que este tema "se podía haber solucionado hace mucho tiempo pero el PSOE se negó" y ahora "recurren a la agitación social".

Además, desde el PP se teme que se quiera convertir el debate parlamentario en "un espectáculo de brochazo", aunque reiteran que la ley es "buena y muy seria" y será aprobada porque cuentan con los votos suficientes. De hecho, una vez la Comisión de Economía dé luz verde a la norma esta misma tarde será enviada al Senado, y el grupo mayoritario calcula que en un mes y medio o dos meses a lo sumo podrá publicarse en el Boletín Oficial del Estado (BOE).

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha