eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Pablo Echenique: "La estrategia de Iglesias para las generales podría desmovilizar a los círculos"

El eurodiputado defiende que su modelo organizativo plantea "una participación de los inscritos en Podemos mucho más frecuente" que la del equipo promotor

Sobre cómo debería concurrir el partido a las elecciones municipales, Echenique ve "inteligente" la propuesta de Iglesias pero aboga por un término medio: "Las soluciones extremas no son óptimas"

84 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Echenique califica las prospecciones como "una barbaridad y una locura"

Pablo Echenique, en una imagen de archivo.

Pablo Echenique (Argentina, 1978) responde por teléfono a eldiario.es desde Bruselas, donde ejerce como eurodiputado por Podemos desde julio.  Junto a su compañera Teresa Rodríguez (número dos en las europeas) y otros miembros del partido, han lanzado una propuesta de organización que contrasta con la firmada por Pablo Iglesias, Iñigo Errejón, Juan Carlos Monedero, Carolina Bescansa y Luis Alegre. Echenique defiende que su modelo permite una mayor implicación de los inscritos en la formación y duda sobre la conveniencia o no de presentarse a las elecciones municipales bajo su marca o dar apoyo a candidaturas ciudadanas.

Su equipo ha presentado el borrador de principios organizativos. ¿Qué les ha llevado a presentar el documento?

Siempre he sido bastante  friki de la organización (ríe). En el círculo de Zaragoza estábamos inmersos en un proceso de cambiar cómo estábamos organizados. Participé muy activamente y entonces apareció el primer documento del equipo promotor. Lo leí, me puse a pensar y encontré ideas interesantes. Con otras nuestras, nos pareció interesante generar una propuesta desde nuestro punto de vista.

Sin embargo, han optado por no presentar borradores de principios políticos ni éticos. ¿Por qué?

Hemos tomado la decisión de no trabajar el aspecto político y ético. Nuestro documento organizativo es perfectamente compatible con otras propuestas éticas o políticas de otros compañeros.

En el tema de las municipales y autonómicas, por ejemplo, contemplamos la posibilidad de que los círculos puedan tomar sus decisiones pero siempre respetando las directivas de ámbito superior. En este sentido, los compañeros del equipo promotor se decantan por unas directivas que nosotros dejamos sin especificar. 

En la Asamblea constituyente se someterá a votación unas directivas sobre las elecciones. Al no contraponer ningún documento en ese sentido, ¿están ustedes de acuerdo con esa estrategia?

Mi opinión no está completamente formada al respecto. Me da la impresión de que las dos soluciones extremas no son óptimas: tanto no concurrir a ningún Ayuntamiento como hacerlo a todos. De cara a las generales, creo que la propuesta de Iglesias es muy inteligente y veo sus ventajas, aunque pienso que podría desmovilizar a algunos círculos municipales con ganas de ir a las elecciones. Por otro lado, veo también el problema de no marcar unas líneas para decidir en qué municipios se concurre o no. Ahí podemos tener un desastre porque no todos los círculos son iguales, hay algunos que tienen una gran madurez democrática y unas capacidades técnicas impresionantes, y otros que han sido fundados antes de ayer por personas que pueden no compartir enteramente los principios de Podemos.

Es un tema muy complicado, no tengo una opinión fuerte al respecto. Creo que lo tenemos que debatir entre todos. De todo el documento político que han presentado los compañeros es del único que tengo dudas. El resto me parece fantástico.

El equipo de Iglesias plantea apoyar a determinadas candidaturas ciudadanas, como Ganemos. ¿Qué opinión le merecen estas iniciativas?

Depende de la ciudad. De la misma manera que los círculos de Podemos han surgido espontáneamente promovidos por diferentes personas, lo mismo pasa con los de Ganemos. Una consideración general al respecto es muy difícil. En algunos ayuntamientos serán perfectos e inmaculados y en otros servirán para que un grupo pequeño de personas consiga una cuota de poder. 

Las experiencias que yo conozco más a fondo, Barcelona y Zaragoza, tienen bastante salud democrática. Una de las opciones que puede tener Podemos en estas ciudades es integrarse en ellas. Pero el debate es complicado, no estoy seguro de que sea la mejor opción.

¿Y comparte la estrategia de cara a las autonómicas, donde la propuesta es sí presentarse con su propia marca?

En este caso no hay duda. El tamaño poblacional de las autonomías garantiza que las decisiones que se tomen por consulta ciudadana van a ser de calidad. Tanto en los candidatos que salgan de unas primarias, como el programa colaborativo que se apruebe, como la estrategia de pactos que se pueda plantear. Al tener que ser sometido al escrutinio de más de un millón de personas, es muy difícil que salga mal.

Volviendo a su documento, ustedes subieron a la Plaza Podemos el preborrador, donde podía ser analizado por los miembros del partido. ¿Cuáles son las principales diferencias entre ambos documentos?

Hay unas cuantas. En el primero no contamos con la ayuda de personas que supieran de financiación de partidos. Ahora hemos incluido una parte muy importante de financiación de los círculos y de cómo deberían interrelacionarse entre ellos.

También hemos cambiado bastante, por algunas enmiendas, el funcionamiento del Comité de Derechos y Garantías. En un principio planteamos que fuera elegido por primarias abiertas, pero pensamos que no era plausible que a alguien le pudiera apetecer ser juez o jurado a tiempo completo y que podría pasar como sucede con el delegado de clase del instituto, que no se presenta nadie y el profesor tiene que elegir uno a dedo. Pensamos que el modelo actual que existe en España para elegir a los jurados populares a través de un sorteo era cómodo: garantiza la imparcialidad, no es un cargo a tiempo completo y fomenta que los integrantes de Podemos adquieran responsabilidades.

Otra modificación es sobre el Consejo Ciudadano. Al principio proponíamos uno mitad electo y mitad proveniente de los grupos de trabajo. Lo hemos cambiado para que todos sean elegidos en primarias abiertas, como el que plantean los  compas Pablo, Luis, Iñigo, Carolina y Juan Carlos.

Han recibido más de un centenar de enmiendas. ¿Cómo ha sido el proceso de recepción e implementación?

Hemos recibido comentarios a través de Reddit [ Plaza Podemos, el foro de participación del partido] y a través de correo electrónico. Una vez recibidas, las hemos ordenado y el equipo de redacción, compuesto por unas 10 personas, las leímos y debatimos. Hemos mirado cuáles nos parecían pertinentes y que no rompían la coherencia del documento y, en base a eso, hemos cogido las que pensábamos que eran una mejora. Habría sido deseable hacerlo en conversación con cada una de las personas que nos han mandado sus enmiendas pero no había tiempo material para ello.

El borrador recibió el pasado jueves el aval del círculo de Zaragoza. ¿Han recibido el apoyo explícito de alguna otra agrupación?

Hemos recibido muchos apoyos y unos cuantos avales formales. Lo que pasa es que las normas de la Asamblea Ciudadana dicen que solo hace falta un aval y por tanto solamente vamos a aportar el de Zaragoza. Es el círculo al que se lo hemos pedido directamente y, aunque nos encanta que nos avalen otros, hemos pensado que era lo más razonable.

Han introducido cambios aunque han mantenido una de las características: una dirección colegiada de siete portavoces. ¿Por qué creen que esta responsabilidad debe estar colegiada?

Cuando hay una pluralidad de puntos de vista y hay debate, las decisiones finales son mejores. Lo hemos vivido en las asambleas y en los grupos de trabajo. Corremos el riesgo de retrasar quizá un poco los tiempos de respuesta, aunque cuando un órgano colegiado lo forman tan pocas personas no creemos que se limite el tiempo de respuesta en exceso. A cambio, las decisiones van a tener más matices, más puntos de vista, más experiencias vitales, por lo que serán mejores.

El documento que promueve el equipo promotor modifica un poco su versión original, en el que había una única portavocía. Ahora esta portavocía se delega en todos los miembros de Podemos. ¿Lo ve como un guiño a su propuesta?

Sí, creo que en ese punto ha mejorado mucho el documento. El matiz de que todo el mundo sea portavoz es muy interesante. Seguramente en el proceso de transacciones que arranca hoy ese sea un punto que podamos cambiar.

Pero las portavocías que ustedes proponen tienen funciones ejecutivas.

Claro, tendríamos que hacer algún otro cambio porque un Consejo Ciudadano de 60 personas no es demasiado operativo y habría que seleccionar una especie de Ejecutiva más ágil. Habría que pensarlo un poco, pero la idea de que todo el mundo pueda ser portavoz en un momento determinado me parece muy buena.

Aparte de los portavoces, ¿cuáles son las principales diferencias entre ambos documentos?

Una diferencia importante es que nosotros planteamos una participación de los inscritos en Podemos mucho más frecuente. No tenemos experiencias previas que nos permitan hacer predicciones muy fiables de cómo puede funcionar un mecanismo u otro, pero intuitivamente pensamos que las herramienta informáticas actuales permiten que la participación de la gente pueda ser frecuente. En Podemos estamos siendo pioneros con el uso de herramientas participativas como Loomio, Reddit, Appgree, Ágora Voting... Entendemos que esa vía es muy prometedora y por eso proponemos una alta frecuencia de participación. No comprometería la eficiencia de Podemos.

¿En su propuesta los círculos adquieren mayor relevancia que en la del equipo promotor?

No lo tengo tan claro. Tanto nosotros como ellos proponemos que los círculos tengan autonomía pero respetando las directrices marcadas por los órganos superiores. No veo una gran diferencia.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha