eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Así será la campaña propia de IU: "a la ofensiva" y polarizada contra el PP

IU teme un "ataque frontal" del PSOE centrado en el no a la investidura de Pedro Sánchez y en la figura de Pablo Iglesias

La Ejecutiva de la coalición diseña una estrategia en tres planos: la propia, la común con Podemos y la "popular", que busque el desborde 

Unidos Podemos planea un gran acto en Madrid con líderes de las confluencias catalana, gallega y valenciana acompañando a Alberto Garzón y a Iglesias 

45 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Alberto Garzón, tras el mitin en el teatro La Latina de Madrid, se ha dirigido en una plaza al millar de personas que se ha quedado sin sitio.

Alberto Garzón, durante la campaña del 20D. IU / José Camó

Izquierda Unida ya tiene definida su estrategia de campaña para el 26 de junio. Al menos la parte propia, la que hará la organización en solitario y sin contar con Podemos y el resto de fuerzas de la confluencia estatal. El acuerdo electoral alcanzado con el partido de Pablo Iglesias establecía que cada partido podría diseñar su campaña, con sus referentes, en sus espacios y con sus recursos. La Ejecutiva federal de IU aprobó el pasado lunes las líneas generales de la suya. El documento, al que ha tenido acceso eldiario.es, establece una campaña "a la ofensiva", que evite las fricciones con Podemos y busque el efecto multiplicador de la unión electoral, y que tendrá como principal rival al PP.

La campaña está planteada en tres planos independientes pero que deben empujarse la una a la otra: "Campaña propia, campaña común y campaña popular". Las dos últimas, especialmente la "popular", no dependen solo de IU. La primera, sí. Para ella, según fuentes de la dirección, el partido que lidera Alberto Garzón cuenta con un presupuesto de unos 900.000 euros, incluido el  mailing, que se reservará para las circunscripciones donde más opciones tienen sus candidatos. Menos de la mitad de lo que invirtió para el 20D.

"Esta debe ser una campaña claramente a la ofensiva: el reto es ser una alternativa real de gobierno, confrontando directamente con el PP", asegura el documento, elaborado por la coordinadora de la campaña, Clara Alonso. La polarización de la campaña será uno de los ejes y tiene como punto de partida la convicción de que no solo el PP, sino también el PSOE y Ciudadanos, centrarán buena parte de sus mensajes en atacar a Unidos Podemos. Cada uno desde una posición distinta: desde el "menosprecio" de los de Albert Rivera a la "demonización" del partido de Mariano Rajoy.

También los socialistas tendrán como objetivo a Unidos Podemos. IU espera de los de Pedro Sánchez un "ataque frontal" que haga hincapié "en el voto negativo en la investidura junto al PP" y que estará "muy centrado en Pablo Iglesias: no es de fiar, pone su ego por encima del interés general, etc.".

La "campaña propia" será "fundamental" para que IU logre "movilizar" a su organización y votantes con quienes harán "un especial trabajo de explicación y pedagogía sobre el acuerdo", según el documento aprobado el lunes en una Ejecutiva en la que también estuvieron presentes los coordinadores regionales, a quienes se les ha pedido que impliquen a las bases para lograr "capilarizar" las acciones.

El segundo de los planos es la campaña "común". O "coral", como indica el texto en varios momentos. El documento apela a que haya "coordinación a todos los niveles", "desde el 'todos juntos' porque 'ahora sí' que estamos todos/as. Una campaña común "con la fuerza de contar con todos los y las protagonistas del Nuevo País".

La visualización de esta campaña común no será solo la de los grandes actos y tiene que notarse en todos los aspectos. Pero a IU no se le escapa la importancia de los mítines masivos y su impacto mediático. En el recuerdo de todos, la campaña del 20 de diciembre, cuando Alberto Garzón logró que la movilización fuera en aumento o el acto de Podemos en la Caja Mágica de Madrid con Ada Colau.

Unidos Podemos tiene entre sus prioridades un gran evento en el acto central de Madrid, según fuentes de la dirección. En él participaría la alcaldesa de Barcelona pero también la vicepresidenta de la Generalitat valenciana, Mónica Oltra, o el líder de Anova, Xosé Manuel Beiras. Los tres líderes naturales de las confluencias catalana, valenciana y gallega acompañarían en el escenario a Pablo Iglesias y a Garzón.

IU apuesta por pedir la colaboración de tantos protagonistas de las candidatura municipales de confluencia como sea posible para afianzar la apuesta coral. Algunos de ellos, como la propia Colau, José María González, Kichi (Cádiz), o Pedro Santisteve (Zaragoza), cerrarán de forma simbólica las listas de sus respectivas ciudades.

La última pieza del puzzle con la que IU quiere impulsar la candidatura de Unidos Podemos es la "popular". La del desborde. La que dependa únicamente de la reacción de la ciudadanía al avance de la campaña. Sin mencionarlo, la referencia es lo que ocurrió en las semanas previas a las municipales de 2014 en Madrid con Manuela Carmena y en otras ciudades.

Si esta pieza encaja, asegura el documento, será porque las otras dos también han funcionado. Y entonces estará más cerca "el reto de ganar las elecciones".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha