eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La izquierda rupturista, sin candidatos en Madrid a 87 días de las elecciones

El proceso de confluencia para los comicios autonómicos y municipales de mayo no despega por complicaciones metodológicas y los problemas internos

Ganemos y Podemos mantienen conversaciones para cerrar flecos “técnicos” en la construcción del partido instrumental con el que concurrirán para el Ayuntamiento

A nivel regional, IU someterá a votación la opción del escritor Luis García Montero, mientras que Convocatoria por Madrid, encabezado por Tania Sánchez, sigue recogiendo apoyos

27 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Tania Sánchez y Mauricio Valiente, en un acto con estudiantes

Representantes de IU, Podemos, Ganemos, movimientos políticos y sociales, en un acto de apoyo a los estudiantes en Madrid.

El proceso de confluencia que una serie de actores de la izquierda rupturista de Madrid iniciaron hace ya meses para construir listas unitarias para las elecciones autonómicas y municipales no termina de cuajar. A tres meses para que se celebren los comicios, los votantes madrileños que apuestan por la unidad popular no tienen candidato para un Ayuntamiento y un Gobierno regional en manos del PP desde hace más de dos décadas. Por no saber, no saben ni cuántas listas diferentes concurrirán al proceso.

Todos dicen querer cerrar la confluencia lo antes posible, sobre todo ante la urgencia del calendario. Los 87 días, a contar desde este viernes, tienen una fecha anterior mucho más acuciante: a mediados de abril se abre el plazo para registrar la candidaturas. Para entonces, los procesos abiertos de confección de listas y programas, así como los detalles burocráticos, tienen que estar cerrados.

Los actores implicados escenifican su querencia por la confluencia en actos independientes. El último, este mismo jueves en una rueda de prensa del colectivo de estudiantes, en la que participaron representantes de partidos y movimientos como Podemos, IU, Equo, Convocatoria por Madrid (Tania Sánchez), Ganemos y movimientos sociales. Pero cuando los focos se apagan, los asistentes se dividen en corrillos para recabar información o cerrar reuniones.

El lento camino del partido instrumental

El acuerdo sellado entre Podemos y Ganemos Madrid, un espacio donde estaban fuerzas como IU, Equo y otras, para confluir de cara a las municipales  con un partido instrumental pareció aclarar el tablero de juego. Fuentes internas de Ganemos confirman que quedan “detalles técnicos” por cerrar. Entre ellos, la forma en la que se elaborarán las listas electorales, así como el funcionamiento del partido instrumental una vez que pasen las elecciones.

Podemos apuesta por las agrupaciones de electores, entre otras cosas, porque su vida concluye al día siguiente de las elecciones, preocupados por lo que pueda ocurrir tras los comicios. En Madrid, y pese a la oposición explícita  de la dirección en otras localidades de toda España, los procesos de confluencia han puesto sobre la mesa el uso de un partido que sea un instrumento y que no tenga vida orgánica ni política más allá del 24 de mayo. Para la formación que lidera Pablo Iglesias, este punto es fundamental.

Las peleas internas de IU

También ha ralentizado los tiempos la pugna interna en Izquierda Unida de Madrid (IUCM) desatada el pasado mes de diciembre y que ha terminado con una escisión y el riesgo de otra. A nivel municipal, la mediación de la dirección federal, con reuniones en las últimas horas, parece haber surtido efecto y la dirección regional ha admitido que sean los militantes de Madrid ciudad quienes decidan si su candidato, Mauricio Valiente, que ganó las primarias, se integra o no en el partido instrumental.

Los detalles del referéndum, la pregunta concreta y la fecha en la que se celebrará no están cerrados y son ahora el principal escollo para el acuerdo. Los seguidores de Valiente y una parte del Partido Comunista de Madrid recelan de unos órganos cuya legitimidad no reconocen y piden que la organización federal vele por la limpieza del proceso.

Enfrente está la actual dirección, muy beligerante con la idea del partido instrumental, que ha aceptado que sean los militantes de Madrid ciudad quienes decidan, a sabiendas de que Valiente cuenta con muchos apoyos en dicho territorio.

¿Y en las autonómicas?

Donde no da su brazo a torcer la dirección de IUCM es en el nivel autonómico. Tras la salida de Tania Sánchez, la candidata elegida en primarias, y la amenaza del grupo de Valiente de lanzar también una candidatura al margen de su organización, ha emergido una figura que puede aunar voluntades y calmar las aguas, la del poeta Luis García Montero.

El militante de Izquierda Abierta, el partido integrado en IU que lideran Gaspar Llamazares y Montse Muñoz, ha mostrado en los últimos días su disposición a aceptar encabezar la candidatura de IU a la Asamblea regional siempre y cuando haya un consenso alrededor de su persona. Este mismo viernes, el Consejo Político Regional votará una propuesta de la dirección colegiada de IUCM para que García Montero sea el candidato.

Eso sí, la dirección regional descarta para este nivel toda convergencia que no pase por una coalición electoral pura. IUCM se juega buena parte de su supervivencia en obtener representantes en la Asamblea de Madrid que puedan aportar dinero a unas arcas muy menguadas.

La elección de Luis García Montero despejaría mucho el camino para IU. Un camino que parece mucho más largo para otros actores que lo han empezado a recorrer hace menos tiempo. Es el caso de Convocatoria por Madrid, el espacio que lidera Tania Sánchez desde su salida de IU y en el que también se integran Equo, Por un Mundo Más Justo y otros movimientos sociales.

Convocatoria por Madrid nació con el deseo de lograr una candidatura de “unidad popular”. Y en esas siguen. Su intención, declarada en público, es construir un espacio lo suficientemente fuerte que obligue a otros a confluir. Repetir, a escala regional, lo que logró Ganemos a escala municipal. En caso de no conseguirlo, reconocen personas próximas, el camino es el mismo, sea en solitario o en grupo.

El objetivo principal, aunque no el único, es Podemos, que cerró hace unos días la elección de su dirección regional. Sin embargo, el reparto casi al 50% del Consejo Ciudadano entre las dos principales listas que se presentaron al proceso ha provocado algún roce interno pendiente de resolver. Además, los principales dirigentes de Podemos, entre ellos el secretario regional Luis Alegre, han insistido hasta la saciedad en que su partido se presentará con sus siglas a las autonómicas.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha